300 familias beben agua del río al que caen sus drenajes

300 familias beben agua del río al que caen sus drenajes

 

 

ENTORNOINTELIGENTE.COM / Catia La Mar. Trescientas familias que habitan en Anare, sector El Agudo, en la parroquia Naiguatá, enfrentan condiciones precarias, carecen de servicio de agua potable desde hace muchos años y 13 de las viviendas están en riesgo. La comunidad se levantó entre las ruinas de lo que era el psiquiátrico de Anare. Las familias han tenido que levantar sus casas de latón y cartón, para resguardarse de las inclemencias del clima y sobrevivir. La población de la zona crece al igual que sus dificultades. Mayte Salazar, vecina, indicó que los problemas son muchos. uno de ellos es la vialidad. Para llegar a sus hogares los pobladores tienen que pasar por un camino de tierra. Además, se surten de agua del río al que vierten las aguas servidas. Manifestaron que muchas personas han tenido brotes en la piel y se han enfermado del estómago porque toman el agua contaminada que llega a sus casas por unas conexiones que ellos mismos instalaron. El líquido no recibe tratamiento alguno. "El río está lleno de maleza y a veces es imposible pasarlo. Los niños se bañan en las tardes ahí y están expuestos a que los pique una culebra", manifestó Salazar. Tampoco cuentan con alumbrado público, por lo que en las noches las callecitas son una boca de lobo. A este se suma otro dolor de cabeza: la falta de un centro asistencial cercano. "Cuando nos duele algo, tenemos que acudir a Naiguatá, que nos queda a 20 minutos de aquí, por lo que pedimos la instalación, aunque sea, de un centro ambulatorio. Solicitamos ayuda al Gobierno debido a que carecemos de servicios básicos", señaló Betzaida Rojas, otra de las residentes de esta comunidad. www.entornointeligente.com

http://www.entornointeligente.com/articulo/1452768/VENEZUELA-300-familias-beben-agua-del-rio-al-que-caen-sus-drenajes-22052013

Leave a reply