REPORTAJE

La lucha de las mujeres de Villa de Allende

A 7 años del Frente Mazahua en Defensa del Agua

Por Dedenhi Hernández Ramírez

México, DF, 19 oct 10 (CIMAC).- En septiembre de 2004, surgió en Villa de Allende, estado de México, el Ejército de Mujeres Zapatistas en Defensa del Agua. Las integrantes se manifestaron frente a la planta potabilizadora “Los Berros”, para denunciar que carecían de acceso al agua potable, la desecación de manantiales y la pérdida de sus bosques.

El pasado viernes 8 de octubre se celebró en la comunidad de San Isidro del municipio de Villa de Allende, el séptimo aniversario de la fundación del Frente Mazahua en Defensa del Agua, conformado por las comunidades aledañas al Sistema Cutzamala en el Estado de México.

Desde 1982, del Cutzamala procede el 25 por ciento del agua potable de nueve delegaciones del Distrito Federal y 13 municipios del Estado de México, con19 mil litros de agua por segundo. Cuenta con siete presas: Tuxpan y El bosque en Michoacán, colorines, Ixtapan del Oro, Valle de Bravo, Villa Victoria y Chilesdo en el Estado de México.

En entrevista, la comandanta Griselda Estrada comentó que los motivos que la llevaron a unirse al Ejército de Mujeres Zapatistas fue que la carencia de agua les afectaba a ellas y a sus hijos, ya que mientras en la ciudad se dispone del vital líquido, en los lugares de donde se extrae, los habitantes no tienen acceso a éste.

Resaltó que al principio tenían miedo de hablar “porque aquí desde siempre, el que tiene voz y voto es el hombre”. Cuando comenzaron la lucha, los hombres las apoyaron porque lo más importante era tener acceso al agua potable.

Estrada destacó que entre los beneficios que obtuvieron luego de las manifestaciones, se encuentran los invernaderos, fuente de empleo para sus maridos que ya no tienen que ir a trabajar a las ciudades o emigrar a Estados Unidos, aunque “satisfechas no estamos”, por lo que continuarán con su lucha.

LA INUNDACIÓN DEL MALACATEPEC

En septiembre de 2003, se integró el Frente Mazahua en Defensa del Agua, después de que se inundaron 300 hectáreas de cultivos por el desbordamiento del río Malacatepec, proveniente de la presa Villa Victoria del Sistema Cutzamala.

Las mujeres mazahuas tomaron el mando del movimiento, luego de que a un año de lucha del Frente, liderado por los hombres, sus demandas no fueron atendidas por las autoridades de los gobiernos municipal, estatal y federal.

 

De acuerdo con la Asociación Agua Ríos y Pueblos, el Ejército de Mujeres Zapatistas en Defensa del Agua, armadas simbólicamente con herramientas de labranza y fusiles de madera, realizaron marchas a la ciudad de México, huelgas de hambre, manifestaciones y plantones “siempre ataviadas con sus trajes tradicionales y sus hijos a la espalda”.

Esta asociación subraya que las mazahuas vincularon el movimiento de mujeres, con los movimientos indígenas y ambientalistas en la lucha por el derecho humano al agua.

El 26 de octubre de 2004, luego de las negociaciones que las comunidades mazahuas sostuvieron con la Secretaría de Gobernación y la Comisión Nacional del Agua (Conagua), se firmó un convenio de reforestación y protección de manantiales, acciones que orientadas al desarrollo sustentable de la región.

Como los puntos del acuerdo seguían sin cumplirse, en febrero de 2005, las mujeres del Ejército cerraron durante unos segundos las válvulas de distribución del sistema Cutzamala, después de realizar un plantón a las afueras de las instalaciones de la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa)

Después de estos actos, iniciaron las mesas de trabajo con los tres niveles de gobierno que comenzaron a dar resultados.

EL ANIVERSARIO

Durante la celebración del séptimo aniversario del Frente, la comandanta Rosa Crisóstomo Maldonado, declaró que las mujeres de este Ejército son libres e independientes, que han salido adelante y toman sus propias decisiones.

Recordó que decidió formar parte de la lucha porque “para nosotros el agua es la vida y se la llevan, de qué sirve que tengamos la planta a unos metros si no tenemos el vital líquido en nuestra casa”.

LOGROS Y RETOS

Manuel Araujo Gómora, presidente del Frente, resaltó el orgullo que representa celebrar un año más de la lucha social. Reconoció al Ejército de Mujeres Zapatistas en Defensa del Agua, porque su lucha “valió la pena porque hoy en día tenemos una mejor calidad de vida en la región”.

Araujo Gómora dio lectura a un informe de las actividades que se realizan para mejorar la calidad de vida de los habitantes de la zona del Cutzamala, como los 38 invernaderos que producen entre 400 y 500 toneladas anuales de jitomate, un vivero forestal tecnificado, la reforestación de ejidos y la regulación del suministro de agua potable.

Aunque están orgullosos por los logros y la participación de los gobiernos municipal, estatal y federal, no están satisfechos, ya que la región demanda más beneficios “porque tenemos el oro blanco en Villa de Allende y lo vamos a explotar”, finalizó Araujo Gómora.

De igual forma, se celebró la tercera feria del jitomate y estuvieron presentes expositores que mostraron los productos elaborados con esta hortaliza, como cátsup y mermelada.

10/DHR/LR/LGL

http://www.cimacnoticias.com/site/s10101903-REPORTAJE-A-7-anos.44702.0.html

 

Leave a reply

Softplug.net