‘A cuidar el agua; si no hay’

‘A cuidar el agua; si no hay’

La escacez de agua en los ejidos es grave; algunos aprovechan el poco líquido de los estanques, otras familias se ven en la necesidad de comprar garrafones pero quien no tiene otra opción espera el agua de las pipas que aporta el municipio de Saltillo; pero de la distribución salen dos problemas.

 

De estos dos depósitos no hay ni una gota al interior.

domingo, 01 de abril de 2012

CUOTA PARA PIPERO

Si no hay a la mano aunque sea un billete o moneda de veinte pesos, entonces no hay agua; los vecinos se han acostumbrado a pagar al pipero antes que no tener agua. Se supone que el Ayuntamiento proporciona el servicio gratuito, dicen las mujeres de Estación Santa Elena, pero prefieren mantenerse calladas y no hablar más del asunto.

Otros dan más de veinticinco pesos al conductor de la pipa.

Lo malo es que también el comité de vigilancia se encarga de cobrar cuota para asegurar contar con el agua potable, la cantidad obligada es de veinticinco por familia.

CAUSA ENFERMEDADES

Hace pocos días se instalaron depósitos para almacenar el agua de la pipa pero el agua está amarilla y huele a patas, aseguran las madres de familia.

Es posible que no hayan sido limpiados.

Otros depósitos están vacíos pese a que se prometió llevar el agua.

Una útima opción es aprovechar el agua que se junta en una "hulla", dicen los ejidatarios —se refieren a un estanque poco profundo y pequeño para almacenar agua de lluvia— pero la última ocasión que hubo precipitación pluvial fue hace pocos días; el agua está amarilla y con olor desagradable.

Por Héctor López

 http://www.eldiariodecoahuila.com.mx/notas/2012/4/1/cuidar-agua;-hay-285776.asp

 

 

Leave a reply