A la baja, calidad del agua en lagunas del sur


Zona conurbada • 14 Septiembre 2012 – 11:39pm — Sandra Sosa

El director de la Casa de la Naturaleza en Tampico considera necesario dragar y vigilar los diques para evaluar daños.

El grave estado del agua en la zona sur de Tamaulipas preocupa a investigadores ambientalistas.

Tampico • La calidad del agua en el sistema lagunario de la zona se está demeritando por el alto grado de sedimentos que se vierten diariamente a los vasos lacustres; urgen hacer una evaluación de los daños que se están presentando con un dragado y vigilancia de los diques.

José Luis León Hurtado, director de la Casa de la Naturaleza, indicó que el Libramiento Poniente no deja de ser un factor negativo, ya que diariamente circulan hasta 8 mil unidades de carga pesada que transportan material tóxico, ello con el inminente riesgo de que al registrarse un accidente se contamine el estuario que circunda parte de la zona sur del estado.

Las 42 mil hectáreas del sistema lagunario registra impactos graves de sedimentos que urge frenar, León Hurtado dijo que se debe analizar por qué razón en los últimos dos años se ha incrementado el grado de contaminación, “dos años para atrás, la laguna estaba más limpia, los cuerpos de agua lucían con una claridad que podíamos ver la vegetación y los peces cosa que en la actualidad no se puede”, aseveró.

La laguna La Escondida frente a Tancol, un cuerpo de agua de 2,200 hectáreas, de igual manera presenta graves problemas de contaminación, la erosión está provocando que se esté ensuciando y que la vegetación acuática muera, citó el entrevistado.

“En todo ese sector ha habido derrames de aguas negras, en esa laguna urge un dragado y saneamiento del cuerpo de agua y evitar sobre todo ese tipo de aguas sucias, como Casa de la Naturaleza estamos muy vigilantes de que ese cuerpo conserve su calidad de agua, cristalina, al haber sedimentos y materia orgánica muere la vegetación y se acaba el recurso pequero”, refirió.

La calidad del agua se está volviendo turbia, en la laguna La Escondida frente a Tancol, como Casa de la Naturaleza se mantienen vigilantes de que ese cuerpo de agua que es de 2,200 hectáreas conserve su calidad de agua, cristalina, sin embargo la erosión está provocando que se esté ensuciando y que la vegetación acuática se esté muriendo, “eso nos pone en alerta porque el recurso pesquero se agota”, advirtió.

Detalló que se han reportado grandes descargas de sedimentos, en la Laguna del Chairel, en está la bocatoma de Altavista donde se puede observar que son graves los contaminantes que se han estado captando, esto implica mayores costos de potabilización para poder liberar los sedimentos y mejorar la calidad del agua.

El director de la Casa de la Naturaleza en Tampico, expresó que se debe hacer un diagnóstico, evaluar los impactos que se están provocando, identificar las causas que provocaron esta gran cantidad de sedimentos que están inundando el sistema lagunario y establecer medidas de retención y mitigación.

Considera que la construcción de bordos de protección de concreto, podría ser una opción viable para detener ese gran volumen de sedimentos que existen, además de vigilar los diques de los cuerpos de agua.

Por su parte, la Secretaría de Comunicaciones y Transportes debe estar alerta de revisar que tipo de tóxicos transportan los vehículos de doble remolque y colocar reductores de velocidad que para evitar un percance de grandes dimensiones, porque lo único que se ha hecho es la pinta de líneas amarrillas y la colocación de algunos topes en el punto donde la curva está más pronunciada, señaló.

El crecimiento urbano continúa dando problemas, se siguen tirando aguas negras, por ello es que la calidad del agua se demerita, no se ha logrado tener un control de ello, lamentó José Luis León Hurtado, director de la Casa de la Naturaleza.

http://tamaulipas.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/6c9650bb786019d76873c60aa1118690

 

Leave a reply