A prueba, una tarjeta de prepago para agua

A prueba, una tarjeta de prepago para agua

El Universal, estado/ 09 Julio, 2010
Ma. Teresa Montaño, corresponsal

TOLUCA, Méx.— El organismo de agua potable y alcantarillado iniciará una “prueba piloto” en la colonia “Club Jardín” del sector Guadalupe, donde instalará los primeros 33 medidores que operaran mediante “tarjetas de prepago” y con los cuales los beneficiarios podrán recargar “tiempo-agua” en las micas especiales que les estará suministrando el ayuntamiento.

El objetivo de este experimento es medir no solo la eficiencia de ese tipo de medidores, distintos totalmente a los de “radiofrecuencia” que está promoviendo el ayuntamiento, sino también y sobre todo la reacción de los contribuyentes al utilizar esa novedosa tecnología, informó el director del organismo Arturo Pérez.

Explicó que la prueba piloto tendrá un costo para la comuna de 50 mil pesos y que el ayuntamiento proveerá los equipos y las tarjetas especiales a los 33 contribuyentes que aceptaron formar parte del proyecto.

Dijo que este tipo de tecnología ya había comenzado a utilizarse en algunos municipios como Huixquilucan y Lerma, y será la primera vez que se aplique en la capital mexiquense.

El director del organismo de agua potable y alcantarillado de la ciudad, aseguró que una de las ventajas que tiene este sistema, es que los contribuyentes pueden “cargar” crédito en agua en la medida de sus necesidades, exactamente igual que como se carga “crédito” para el uso de teléfonos celulares, mediante una tarjeta con clave en cinta magnética.

Lo anterior significa que los consumidores podrán cargar “tiempo-agua” a sus sistemas de abasto y antes de que se agote y se queden sin agua, el propio medidor les avisará mediante un “nodo” que se estará encendiendo para alertarlos.

Indicó que debido a que en las comunas donde se ha aplicado esta tecnología se han obtenido opiniones diversas, se decidió hacer una prueba aquí para medir las ventajas.

El funcionario explicó que la presente administración, al frente de la prísta María Elena Barrera, se ha planteado el objetivo de “duplicar” el número de aparatos medidores con los cuales arrancó su gestión y que sumaban tan sólo 12 mil.

Indicó que casi un año de haber iniciado el presente trienio, ya se instalaron 4 mil medidores y se espera instalar poco más de 8 mil de aquí a 2012.

La instalación de un medidor en Toluca tiene un costo para el contribuyente de dos mil 600 pesos y el objetivo de su instrumentación, es que los consumidores paguen lo justo sobre lo que consumen, con lo cual desaparecería el actual esquema de pago por tarifa.

 

Leave a reply