ACTIVA A INDÍGENAS DEFENSA DE TERRITORIO

ACTIVA A INDÍGENAS DEFENSA DE TERRITORIO

EMILY CORONA

140534648094
Indígenas nahuas, mixtecos, tlapanecos y amuzgos bajaron de sus comunidades con motivo del 20 aniversario del Centro de Derechos Humanos de la Montaña Tlachinollan.

Provenientes de 13 municipios y 85 comunidades de la Montaña de Guerrero, se reunieron con organizaciones y representantes de comunidades de otras partes del país para compartir estrategias de lucha contra el despojo.

El presidente del comisariado de bienes comunales de San José Vistahermosa, del municipio de Iliatenco, Simeón Arreaga Galeana, explicó que mediante el Consejo de Autoridades Agrarias en Defensa del Territorio los indígenas han podido frenar el proyecto que busca declarar reserva de la biósfera 157 mil hectáreas de la Montaña de Guerrero.

“Esos proyectos traen detrás grandes empresas trasnacionales”, señaló tras hablar durante 5 minutos en tlapaneco.

“El gobierno federal está manipulado por los grandes capitalistas y actualmente nosotros nos estamos dando mucho cuenta donde las empresas se sienten inquietas, porque quieren hacer saqueos de nuestros bienes, lo poco que nos dejaron nuestros ancestros”.

En caso de declararse la reserva de la biósfera, señaló, los indígenas de la región perderían el control de su territorio, ya que requerirían autorización para sembrar o cortar leña, explicaron miembros de Tlachinollan.

Denunciaron el doble discurso de las autoridades, pues dentro del territorio de lo que sería la reserva existen concesiones mineras ya aprobadas.

“Como pueblo, levantamos un documento donde rechazamos totalmente, no queremos ningún proyecto de pago por servicios ambientales ni de concesiones mineras”, indicó Arreaga.

En la mesa Megaproyectos y Defensa del Territorio del foro convocado por Tlachinollan para celebrar su aniversario, el tlapaneco estuvo acompañado por representantes del Comité Salvemos Temacapulín y la Asamblea de Pueblos Indígenas del Istmo en Defensa de la Tierra y el Territorio, quienes luchan contra la construcción de una presa y de proyectos eólicos en Oaxaca.

La comunidad de Gui’xhi’ro’ o Alvaro Obregón, del municipio de Juchitán, explicó el zapoteco Pedro López Orozco decidió instalar sus propias autoridades, ante la falta de respaldo de las oficiales.

La región en la que vive, al igual que otras en el Istmo, es una zona azotada por los vientos, y hace unos años el gobierno concesionó el brazo de tierra aledaño a su comunidad a la empresa de energía eólica Mareña Renovables.

La comunidad logró que la empresa se retirara, destacó López Orozco.

“Ahí están coludidos todos los partidos políticos, de la denominación que sea, y las autoridades de los tres niveles (…) Como han invertido mucho dinero y Álvaro Obregón está resistiendo a que pasen a instalar sus aerogeneradores, ellos empezaron a regalar dinero, a comprar conciencias, pero aún así no han logrado pasar”, agregó.

La empresa, dijo, “vendió” la idea de generar energía limpia, ayudar a reducir la contaminación global y ofrecer empleos.

“Pero no dicen que por cada aerogenerador van a destruir media hectárea de manglar (…) No dicen que van a sacar sedimento en media hectárea de terreno y van a vertir mil 500 toneladas de concreto. Esa franja de tierra va a quedar estéril”, alertó.

http://www.am.com.mx/notareforma/58933

Leave a reply