Acuerdan que el agua no será privatizada en el DF

Acuerdan que el agua no será privatizada en el DF

La Asamblea Legislativa del DF rechazó la propuesta de implicar a empresas particulares en el suministro; la consideraron privatizadora

Jessica Castillejos

 

CIUDAD DE MÉXICO, 6 de marzo.-  La Asamblea Legislativa del DF (ALDF) rechazó la iniciativa del jefe de Gobierno capitalino, Marcelo Ebrard, de privatizar el suministro de agua en la ciudad.

A pesar de que tanto el secretario de Gobierno, José Ángel Ávila, como el director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), Ramón Aguirre, acudieron a la reunión plenaria del grupo parlamentario del PRD en Valle de Bravo a defender esta propuesta lanzada el año pasado, que aseguraron buscaba eficientar la prestación del servicio, fue rechazada por los diputados.

Durante su reunión en el Estado de México acordaron realizar una serie de foros con especialistas tanto nacionales como internacionales para formular una iniciativa que permita garantizar y mejorar el suministro del líquido.

“Todos reconocemos que es importante abordar el tema de abasto del agua y que hay la apertura para generar una nueva propuesta. Nadie está casado con las últimas palabras y asumimos el compromiso por una nueva propuesta”, indicó la coordinadora del PRD en la ALDF, Alejandra Barrales. Estas mesas de trabajo se planteó que fueran durante el próximo periodo ordinario, por lo que la nueva iniciativa podría discutirse hasta el próximo año.

“Yo estoy a favor de buscar la forma de garantizar el abasto y lo que la gente requiere con tarifas accesibles, que se siga sosteniendo el carácter público, pero también buscar esquemas que lo hagan eficiente, ese es el reto que tenemos: cómo no nos quedamos con ideologías que no nos permitan alcanzar nuestro objetivos”, explicó Barrales.

Ramón Aguirre aseguró que la propuesta no tenía como fin privatizar el suministro del agua, sino lograr una autonomía de gestión y financiera para lo que se constituiría como una empresa pública.

Sin embargo los legisladores perredistas argumentaron que la propuesta del gobierno capitalino sí implicaba una privatización.

“En el momento de que el agua la trasladas desde el ámbito de la ALDF al ámbito de un sector, empresa, aunque sea pública, deja de ser derecho y se vuelve un servicio y puede convertirse en un negocio”, expresó la diputada Aleida Alavez.

La diputada indicó que no es cuestión de percepción, sino una iniciativa de privatización.

“Tampoco vamos a permitir que se venda a particulares el agua de la ciudad cuando no se le tiene la posibilidad de garantizar al ciudadano el agua que por derecho le corresponde”, agregó la diputada Lizbeth Rosas. “Es de alguna forma una privatización disfrazada, y en eso se basó el debate.

2011-03-06 05:00:00

http://excelsior.com.mx/index.php?m=nota&id_nota=719881

 

Leave a reply