Advierten descuido en cosecha de agua

Advierten descuido en cosecha de agua

Reforma, ciudad/ 25 Abril, 2011
Alejandro Ramos

Por falta de conocimiento técnico, los diputados de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal están incurriendo en incentivos negativos, al obligar a los constructores a incluir en sus obras la cosecha de agua de lluvia mediante zanjas o pozos de absorción, pero sin recibir ninguna filtración o tratamiento para inyectarla al subsuelo, advirtió Sergio Ampudia.

El subprocurador de Asuntos Jurídicos de la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial (PAOT) alertó que las recientes reformas a la Ley de Aguas del Distrito Federal dejan vacíos normativos que, más que ayudar a la recarga con agua limpia del acuífero, provocan que los desarrolladores sólo se limiten a hacer instalaciones de tubos sin considerar el saneamiento del líquido.

"Las zanjas o pozos de absorción en las construcciones nuevas sólo se harán cuando la obra se realice en zonas cercanas a las áreas verdes, lomas y zonas de transición, según establece la ley, pero nunca se toca qué normatividad se debe cumplir para que el agua que se infiltre baje al acuífero con los parámetros de saneamiento necesarios.

"Además, el Reglamento de la Ley de Aguas del DF aún no se ha publicado y en éste se señala que vendrán las especificaciones de profundidad y dimensión que deberán tener las zonas o pozos de absorción.

"Aquí hay fallas técnicas, pues, aunque se cumplan estas disposiciones en las obras nuevas, no se tiene la certeza científica de que el agua llegará al acuífero y, por consiguiente que ayudará a su recarga", expuso el también catedrático de la maestría en Derecho Empresarial en la Universidad Anáhuac.

Ampudia advirtió que las deficiencias en la legislación lo único que hacen es institucionalizar la contaminación del subsuelo, ya que por las redes se descargaría todo tipo de contaminantes, hasta de aguas negras o lluvia ácida.

"Creo que le corresponde a la Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial asumir su representación colectiva y rebasar esa limitación de sólo emitir recomendaciones y poner a la Asamblea Legislativa a realizar una revisión minuciosa de este acto legislativo, toda vez que no es necesario esperar a que sean los órganos centrales del Gobierno de la Ciudad quienes deban hacer esta observación. Se trata de una posición donde la representación del interés legítimo debe hacerse valer como una propuesta", puntualizó.

Insistió en que es importante hacer esta intervención con los diputados antes de que entren en vigor las reformas.

"Habría que ir a fondo en este tema de la cosecha de aguas de lluvia, ya que es una propuesta simplona con poca profundidad en los estudios técnicos y científicos", indicó.

Adiciones
 
El 31 de marzo pasado en la Gaceta Oficial del DF se publicaron las reformas a la Ley de Aguas del Distrito Federal:
 
· En las edificaciones nuevas que se construyan en las zonas I y II de lomas o de transición en el DF será obligatorio contar con sistemas de cosecha y recarga de aguas pluviales al subsuelo que permitan su infiltración.

· Dicha infiltración deberá encausarse a través de diferentes sistemas, como zanjas y pozos de absorción, pisos filtrantes, estacionamientos con pasto o de cualquier material que permita la infiltración de lluvia y la recarga al subsuelo.

· Las medidas y demás especificaciones de las zanjas de absorción serán determinadas en el Reglamento de la Ley de Aguas del DF.

Así lo dijo
 
"Los diputados deben reflexionar cómo están aprobando reformas legislativas con débiles sustentos técnicos y científicos, como es el caso de las nuevas disposiciones a la Ley de Aguas del DF".

Sergio Ampudia
Subprocurador de Asuntos Jurídicos de la PAOT.

Leave a reply