Agotados muchos pozos; sale ahora ‘agua dura’

Agotados muchos pozos; sale ahora ‘agua dura’

Se secan los pozos del suroriente; de 220 mil tomas pasamos a 436 mil en diez años

Fuente: Norte

Hay abatimiento de los pozos situados hacia suroriente

 

Beatriz Corral | NorteDigital

En diez años, el número de tomas de agua potable subió de 220 mil a 436 mil, provocando entre otros problemas, que los pozos hayan entrado en un proceso intenso de abatimiento.

El aumento de la extracción de agua, contribuye al desabasto de los acuíferos incluido Conejos Médanos que se encuentra a un nivel por debajo de su capacidad establecida para extraer el líquido apto para el consumo humano después de ser clorado. 

Manuel Herrera, director técnico de la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS) informó que desde el 2000 la evolución en los pozos ubicados al suroriente de la ciudad van a la baja, pues cada año pierden hasta 2 metros de profundidad.

Hecho que afecta, debido a que las reservas de agua dulce son menos y sólo queda el líquido considerado como ‘aguas duras’, las cuales contienen mayor cantidad de sales y minerales que requieren otro proceso de tratamiento diferente al que se le da actualmente al agua potable.  

Lo que incrementa también los costos de operación, “pues para poder extraer esta agua tenemos que meter una subestación, tuberías y bombas además de potencializar la energía eléctrica que es lo que aumenta el precio a 4.50 pesos por cada mil litros que se sacan”. 

Por esa razón especialistas en temas ambientales han externado la necesidad de formar alianzas entre las autoridades con los colegios de arquitectos, ingenieros civiles y empresarios para que se desarrollen viviendas más cercanas, ya que de lo contrario será muy complicado el abastecimiento en esos puntos. 

“El sistema para la explotación de los acuíferos es precisamente de agua subterránea que en estos momentos sostienen una cantidad baja de agua de buena calidad, por eso es que la tenemos que cuidar e intensificar las campañas para cuidar cada gota”, dijo Herrera. 

Mediante gráficas se dio a conocer la caída en la extracción de agua que puede ser consumida por las personas sin que tenga consecuencias negativas para la salud, y en ella se establece la reducción en cuanto a la profundidad de los mismos. 

“En toda la ciudad existen cerca de 180 pozos, de los cuales están operando únicamente 130 de este número tenemos problemas de desabasto en la mayoría, aunque los focos rojos se tienen prendidos en el área Centro donde ya falta poco para llegar al nivel donde existen aguas más contaminadas con minerales, así como aquellos que se localizan en el suroriente”, dijo. 

Afirmó que en la zona de mayor crecimiento se tuvo que detener el desabasto con el vital líquido traído de Conejos Médanos, sin embargo esta fuente de recarga se ha ido agotando, por lo que recomienda que los desarrolladores se concreten a lo establecido dentro del Plan Maestro a fin de evitar crecimiento alejados de la mancha urbana. 

“Esto es en lo que tenemos que estar al pendiente y aplicar medidas que nos ayuden a prevenir afectaciones a futuro, pues la JMAS no esta todavía preparada lo suficiente para empezar a manejar el agua dura que se encuentra mucho más debajo de lo que es la capacidad de agua apta para ser consumida”, informó. 

El funcionario de la paraestatal comentó que el crecimiento desproporcionado de la ciudad les afectó en cuanto a duplicar el número de usuarios a los cuales se les tiene que atender. 

“Para nosotros cada vez es más costoso extraer el agua de más abajo y la gente se tiene que dar cuenta que si no la cuida en poco tiempo se acabará lo que es el agua barata y empezarán a reflejarse los costos elevados de lo que significa extraer desde más adentro y posteriormente realizar el tratamiento para el agua saloide”, explicó tras comentar que en la vecina ciudad se iniciá la construcción de una planta para el tratamiento de ese tipo de agua porque están conscientes de que el problema en el desabasto es grave. 

http://www.nortedigital.mx/article.php?id=3485

 

Leave a reply