AGUA: aumenta la demanda

Hidalgo

AGUA: aumenta la demanda

En esta época de estiaje se ha incrementado un 20 por ciento la demanda de pipas de agua. Foto: El Sol de Hidalgo.

El Sol de Hidalgo

4 de junio de 2011

Por Sonia Nochebuena

Pachuca, Hidalgo.- Intensos calores han ocasionado un aumento de 20 por ciento en la demanda del vital líquido en Pachuca.

El problema, afirma Vicente Ramírez, socio activo del Grupo de Operarios de Transporte de Agua Potable y Agua No Potable, es severo, en comparación con años anteriores.

La crecida solicitud empezó a partir de marzo pasado, prologándose en los meses posteriores, porque el termómetro pachuqueño marca hasta los 32 grados centígrados, cuando en años anteriores la máxima era de 26 a 28, ocasionando mayor consumo del vital líquido.

Esta escena de la conocida época de estiaje ha originado que los operarios empiecen a cargar agua desde las 4:30 de la mañana para llegar a los destinos entre 6:30 y 7:00.

En ocasiones, señaló, hay que esperar entre 3 y 4 horas para el turno, porque, además, de las 62 unidades de este grupo, el pozo es para los trabajadores de la Comisión de Agua y Alcantarillado de Sistemas Intermunicipales (Caasim), y bomberos.

Al día, precisó, son cuatro viajes; ahondándose más los miércoles, que son cinco.

Especificó que 40 por ciento lo suministran a las "colonias y barrios que son clientes", mientras el restante es por encargo directo a las oficinas.

Las zonas habitacionales que más demandan en Pachuca son La Loma, San Cayetano, Santa Julia, Centro, Rojo Gómez, Juan C. Doria, Vista Hermosa, Cristo Rey, La Alcantarilla y Camelia, San Javier y Arboledas de San Javier. También en Real del Monte y La Estanzuela.

Ramírez indicó que cada pipa de agua contiene 8 mil litros. El costo varía de acuerdo con el sitio y la complicación de la descarga.

Ejemplifica con los asentamientos económicamente bajos. Ahí son 300 pesos, pero a veces la estrechez de las calles o la altura de las casas dificulta el camino. Puede costar hasta 700 pesos.

Sucede con Real del Monte, donde las calles son angostas y la pipa no puede entrar, así que debe correrse la manguera unos seis o siete metros a fin de llegar a la cisterna..

Y, de acuerdo con el consumo, agregó, depende "la forma de vivir. No es lo mismo en San Javier que en los barrios altos".

Esta cantidad de agua se consume en una semana en San Javier, porque tienen que regar el pasto, lavar los coches, el aseo de una casa grande; en tanto, en los barrios, es de un mes, porque se limitan y la reciclan.

http://www.oem.com.mx/elsoldehidalgo/notas/n2095648.htm

 

Leave a reply