Agua, cifras históricas e irresponsabilidad

| 2014-06-16 | 01:01

Con su ordenada mente de comerciante, Maurilio Ochoa se puso a contar los metros cúbicos de agua que ingresaron a la red en mayo pasado, cuando la ciudad registró elevadas temperaturas históricas, y encontró que fueron diez millones setecientos ochenta y siete mil cuatrocientos noventa y seis metros cúbicos, lo que hasta puesto en número luce enorme: 10’787,496.

Conforme a datos de la Junta Municipal de Agua, jamás habían ingresado a la red tal cantidad del vital líquido, pero ni así fue suficiente para mantener el abasto estable en toda la ciudad, pues como usted sabe, hubo colonias que sufrieron en serio por la falta de agua y muchas siguen sin servicio permanente.

Lo anterior se explica por la poca conciencia que tienen los chihuahuenses en el uso racional del agua. Con estos calorones históricos y la insuficiencia, es momento para que la Junta de Agua inicie una campaña general de mercadotecnia integral, a efecto de que la gente adquiera mayor responsabilidad en el manejo del agua. Quién debe poner el ejemplo o dar el primer paso es la autoridad, Maurilio y Hermosillo tienen la obligación de colocarse a la cabeza en esa campaña.

Esa inconciencia en el manejo racional del agua también explica en parte el hecho de que Chihuahua ocupe el primer lugar del país en el consumo de agua purificada y eso que, en general, la sociedad mexicana muestra un alto consumo, con relación a otros países.

Mientras el negocio del agua en Chihuahua vale cientos de millones de pesos, en las escuelas y parques públicos no hay bebederos, obligando a los niños y jovencitos a comprar agua purificada. Esa es otra deficiencia que durante años, décadas, ha sido ignorada por las autoridades, lo que aprovechan generosamente las empresas purificadoras.

Cuando Cristian Rodallegas llegó a la delegación regional del Seguro Social, quedó sorprendido al saber que la institución tenía un déficit de 300 médicos. Fue uno de los temas que atendió de inmediato, pero excesivas regulaciones de contratación y la maraña burocrática no le permiten avanzar.

El dato viene al caso por la denuncia que hicieron a este diario varios derechohabientes del IMSS, que se quejan, con total razón, porque las citas con médicos especialistas las programan hasta seis meses después o más, dado que también faltan especialistas. Para cuando les llega el turno de la consulta, la enfermedad ya avanzó a grados de alarma o de plano se curaron con hierbas de Arámbula o recetas de la abuelita. Para ésas, mejor se van al Seguro Popular, dirá la gente.

El IMSS es una institución muy noble, a pesar de las enormes deficiencias que presenta, ya que es la única alternativa que tiene la mayoría de los mexicanos para recibir atención médica. Sin embargo, deberían hacer un esfuerzo por mejorar la atención, el tema de los especialistas es uno, la insuficiencia de médicos generales otro, pero hay dos que hacen verdadera crisis: el departamento de urgencias y la falta de medicamentos. Quizás menos regulaciones centralistas permitirían a los delegados regionales ser más eficientes.

Los diputados que optaron por aprovechar la barata de la Riviera Maya regresaron más relajados que de costumbre, no tanto por las “horas-hamaca” y los cocos con ginebra, lo cual desde luego contribuyó para el desestrés, sino porque Felipe Solís, subsecretario de Gobernación que les dio una plática sobre la reforma política, les confirmó que Chihuahua lo que menos tiene es prisa para atender ese tema.

Quienes están a matacaballo son los diputados en donde habrá elecciones locales el año próximo, pero en el caso de Chihuahua, usted lo sabe, los comicios son hasta el 2016, cuando los electores renueven Ejecutivo, Legislativo y alcaldías. Sin embargo, de la reunión en Cancún salió un dato importante para Fernando Herrera y los consejeros del IEE, pues se habla de que serán renovados en todo el país antes del 17 de septiembre; es decir, perderían el “fuero” mucho antes de lo que ellos tenían pensado.

Impresionantes los datos sobre seguridad que dio a conocer el Gobernador Duarte durante la reunión de seguridad, realizada el sábado. Delitos como robo de autos, extorsiones, homicidios asociados al crimen han disminuido entre un 70 y un 94 por ciento, de acuerdo con estadísticas de la Fiscalía General del Estado.

Lo anterior explica que el narcotráfico dejó de ser un problema grave para la entidad; sin embargo sigue ahí, actuante y vigente, como lo demuestran los ajusticiamientos en Santa Bárbara, donde el sábado asesinaron a cuatro personas, entre ellas al comandante de Tránsito.

Hechos violentos como ésos, que dejan temblando durante días a toda una comunidad y alarman al estado, son los que mantienen altos los niveles sobre la percepción de la inseguridad. Pero de que hay avances significativos nadie tiene duda, sería mezquino no reconocerlo y en ello llevan crédito, lo ha dicho el mismo gobernador, los tres niveles de gobierno y la sociedad en general.

Seguro el alcalde Garfio y Gabriel Aude dieron una buena apretada a la constructora que levanta el puente sobre la Junta de los Ríos, pues empezó muy despacio e incluso durante varias semanas los trabajos estuvieron detenidos, pero de unos quince días para acá, se pusieron a trabajar en serio y el avance de la obra se nota.

La que camina desde un principio bien es la construcción del puente entre la María Luisa y Guadalupe. Ahí están muy avanzados y da gusto ver tanto movimiento de gente y maquinaria, incluso los sábados en la tarde. Si mantienen el ritmo es probable que Garfio puedo inaugurar los puentes antes de su primer informe, pero con que los terminen en este año es suficiente, ambos puentes son muy necesarios.

A contraparte, queda la impresión de que detuvieron los trabajos en el puente peatonal del circuito universitario, frente a la Facultad de Medicina. Empezaron muy bien y de pronto pararon la obra, que a los estudiantes de esa facultad y de educación física les resulta más que urgente. Ojalá reanuden pronto.

http://eldiariodechihuahua.mx/notas.php?seccion=Opinion&f=2014/06/16&id=36b3a25e38ed06a8ab2f2cca0e21b873

 

Leave a reply