Agua con arsénico en 23 municipios

Chihuahua

Agua con arsénico en 23 municipios

 

Un día para recordar, lleno de diversión, juegos y regalos, vivieron los pequeños del Centro Estatal de Cancerología. Foto: Jesús Sotelo/El Heraldo de Chihuahua.

Provoca cáncer y fluorosis

> Debe ser tratada en 348 plantas especiales para potabilizarla

El Heraldo de Chihuahua

30 de abril de 2013

 

Indira Ruiz Corral

Chihuahua, Chihuahua.- Un total de 14 municipios fueron detectados por la Coespris con altos riesgos de químicos en el agua, y nueve más de mediano riesgo, debido a la aparición de arsénico, flúor y plomo entre sus componentes, donde los daños a la salud van desde hidroarsenicismo (cáncer) y fluorosis dental.

Los daños que estos metales pesados y semipesados causan al organismo son: patología en la piel, pulmones, neurológicas y algunos tipos de cáncer, así como diferentes grados de hiperqueratosis en palmas de la mano y pie.

Los riegos a la salud que presenta el arsénico dependen de diversos factores, tales como concentración de arsénico, tiempo de exposición, estado nutricional, sexo, información genética de cada individuo y edad, entre otros.

El arsénico y flúor se encuentran en el suelo de manera natural; Chihuahua es una de las entidades desérticas y con alto contenido de depósitos minerales, donde la falta de fuentes de abastecimiento superficiales obligan a la ciudadanía a abastecerse del subsuelo, extrayendo el vital líquido de pozos profundos, donde el agua se encuentra en contacto con estos minerales.

Es por eso que la Coespris, en coordinación con la JCAS, JMAS y juntas municipales de las diferentes comunidades del estado realizan un monitoreo periódico para determinar la presencia de metales tales como plomo, arsénico y flúor, dañinos para la salud.

Dentro de los monitores que realiza la Coespris para detectar la presencia de metales, muestra que municipios como Ahumada, Jiménez, Nuevo Casas Grandes, Julimes y Rosales, entre otros, sumando en total 14, presentan altos riegos de estos metales.

Asimismo, municipios como Chihuahua, Galeana, Casas Grandes, Guadalupe y Guerrero, entre otros, sumando en total nueve, cuentan con mediano riesgo de presencia de materiales pesados y semipesados en sus fuentes de abastecimiento.

Cuando el riesgo por la presencia de metales como arsénico y flúor es evaluado se promueve la instalación de plantas purificadoras en las comunidades que muestren la presencia de alguno o ambos, donde a la fecha se han distribuido en todo el estado 348 plantas de ósmosis inversa para convertir el agua en potable y posteriormente apta para consumo humano.

http://www.oem.com.mx/elheraldodechihuahua/notas/n2966688.htm

Leave a reply