Agua embotellada; negocio insaciable

Agua embotellada; negocio insaciable

Víctor Hugo Vázquez lava un garrafón para llenarlo con ‘agua purificada’ en una embotelladora ubicada en Iztapalapa. Foto: The New York Times

En México la venta de agua purificada es más negocio que en cualquier otro País.planeta

Por AGENCIA REFORMA / SILVIA OLVERA / MONTERREY
Publicada el 08/13/2012

De todos tamaños, presentaciones y hasta sabores es el creciente mercado de la categoría de aguas purificadas embotelladas.

Las hay individuales de 250 mililitros a 1.5 litros, en versiones familiares de 3, 10 y hasta en garrafones de 20 litros.

Con toque de limón o bien de sabor jamaica, durazno o naranja y también ligeramente gasificadas, nacionales e importadas.

Económicas y hasta para bolsillos exigentes que pueden pagar 53 pesos por una botella de agua importada de Noruega Artesian Voss de 800 mililitros.

La diversidad ha sido impulsada por la creciente sed que tienen los mexicanos de agua purificada embotellada, dada la poca confianza que tienen a tomarla directa de la llave.

De acuerdo con la consultoría Euromonitor Internacional, en el 2006 el consumo per cápita en el País era de 120 litros anuales, pero al cierre del 2011 fue de 170.7 litros, un crecimiento del 42% en 5 años.

La empresa internacional de mercados detalla que son 3 marcas las que dominan las ventas en México.

La número uno es Danone, a través de Bonafont, que tiene el 39.4% de participación; seguida por Ciel, que es de la familia Coca-Cola, con el 25.4%, y luego Electropura, de PepsiCo, con el 17.2%.

Roberto Alencaster Cerda, director general de Agua Santa María y presidente de la Asociación Nacional de Productores y Distribuidores de Agua Purificada (Anpdapac), expone que son varios factores los que han impulsado este negocio en México.

Uno de ellos es la poca calidad que tiene el agua de la red en el País y otro es por cuestiones de salud, ya que mucha gente está sustituyendo a los refrescos.

“Desafortunadamente no se puede tomar agua en la mayoría de las ciudades del País, son muy pocos los lugares donde sí es factible, pero además existe una tendencia muy marcada del consumidor de tomar más agua que refrescos”.

Guillermo Adam Faisal, director de Bebidas Emergentes de Arca Continental, que es el segundo embotellador en América Latina del sistema Coca-Cola, refiere que desde hace 13 años empezaron a producir en sus plantas la marca Ciel, debido a la oportunidad que vieron en este segmento.

Mucho potencial

Antonio Ocaranza, director de Comunicación Corporativa de Walmart de México y Centroamérica, destaca que la cadena ve la venta de agua purificada embotellada como un segmento con mucho potencial.

Por ello no sólo ofertan en sus anaqueles las versiones normales, sino que importan aguas de más valor económico por las que la gente sí está dispuesta a pagar.

Detalla que el consumo de agua en México es primordialmente de agua natural, tanto de manantial como purificada.

“Normalmente la gente es sensible al precio, por lo que prefiere la purificada. En el caso del agua mineralizada, en México la usamos más como mezclador de bebidas, las tenemos en diferentes presentaciones, por unidades y por six pack, pero todavía consideramos que hay espacio para que su consumo sea más común como el agua natural”.

Competencia informal

Y dado el creciente apetito por tomar agua segura, también ha proliferado el número de empresas informales.

Alencaster Cerda revela que el último dato de la autoridad sanitaria es que en el País había 6 mil empresas purificadoras, pero sólo mil 200 son formales.

El mayor problema de venta es en el canal de reparto a domicilio, donde han detectado pirateo de marcas en presentación de garrafón, que también lleva su “sello de garantía”.

El presidente de la Anpdapac recomienda comprar en cadenas comerciales conocidas o bien surtir los garrafones de empresas que tienen bien presentados sus camiones de reparto.

Líderes en consumo

Por salud o desconfianza, si de tomar agua purificada se trata, no hay nadie en el mundo que les gane a los mexicanos.

De acuerdo con el último dato de la consultoría Euromonitor Internacional, en el 2011 el consumo per cápita en México fue de 170.7 litros.

El País superó en casi 25 litros al segundo lugar, que fue Italia, donde el consumo promedio es de 146 litros de agua embotellada el año pasado.

El tercer y cuarto sitios lo ocuparon Francia y Alemania con 129.5 y 122.4 litros, respectivamente.

The New York Times reportó que, de acuerdo con un estudio publicado el 2011 por el Banco Interamericano de Desarrollo, los mexicanos usan unos 480 litros de agua embotellada por persona al año, más que cualquier otro País.

Esta cifra representa más de 4 veces el consumo en Estados Unidos.

Temas relacionados: coca-cola

AUTOR

AGENCIA REFORMA

GRUPO REFORMA

http://www.periodico.am/leon/aguaembotellada;negocioinsaciable-19115.html

Leave a reply