Agua en Victoria!

Agua en Victoria!

Tribuna

 

Por: Javier Terrazas

Fecha:2013-06-12

Y finalmente llegó una buena lluvia a la capital tamaulipeca. Sí, ayer por la tarde, durante una hora y media, torrenciales precipitaciones pluviales cayeron en la castigada por el estiaje Ciudad Victoria.

De acuerdo a las autoridades de Protección Civil, fueron dos pulgadas y media las de agua, las que cayeron sobre la ciudad. Una tormenta después de meses y meses de sequía.

A pesar de la relevancia de la lluvia para mitigar la sed de la ciudad y mejorar las expectativas para el sector agropecuario de la región, la sorpresiva y abundante lluvia mostró lo vulnerable que es la ciudad.

Algunos drenes pluviales se taparon provocando inundaciones rápidas en partes bajas de la ciudad, afectando algunos planteles educativos y vialidades, poniendo en riesgo la integridad de más de cien niños y de sus padres que acudían en su búsqueda.

Varios automóviles fueron arrastrados por la corriente de agua en las calles que se convirtieron de pronto en pequeños pero bravos ríos.

La intervención oportuna del equipo de Protección Civil estatal y su coordinación con Protección Civil municipal, permitieron controlar la situación, sin que se registraran víctimas.

La tormenta vespertina, se convirtió en el mejor ensayo que pudieran tener las áreas de emergencia de Protección Civil, para ésta temporada de huracanes, en donde hay riesgos para la entidad y la capital tamaulipeca.

Siempre he señalado el gran problema que tiene nuestra ciudad por la falta de un buen sistema de drenaje pluvial.

Esta deficiencia ocasiona en cada temporada de lluvias serios trastornos en la vialidad y grave deterioro del pavimento de las principales avenidas.

Obra en la que ninguna autoridad estatal o municipal ha querido entrarle con un proyecto de gran visión, que le dé viabilidad a nuestra ciudad.

Cierto que con los prolongados estiajes que hemos tenido durante las últimas décadas, este tipo de obras se habían eliminado de los escritorios de los políticos y de las autoridades estatales o municipales.

En su lugar entraron los de acueductos, pozos, acuaféricos, tanques elevados, plantas de rebombeo, así como pavimentación hidráulica o edificios gubernamentales.

Sin embargo, el drenaje pluvial es uno más de los grandes pendientes que han dejado los gobiernos estatales y municipales pasados.

Imagina usted qué quedaría de la ciudad asentada al pie de la sierra si una tormenta de dos o tres días se cierne sobre nuestros cielos. O aparece un potente huracán parecido al “Gilberto” descargando sus aguas sobre la Sierra Madre Oriental.

Al menos en el catálogo de proyectos del Instituto Municipal de Planeación, convertido en un “elefante blanco”, tendría que contemplarse esta obra para el futuro de la capital tamaulipeca.

Por lo pronto, las 2.5 pulgadas de lluvia que cayeron ayer sobre nuestra ciudad, fueron como un botellón de agua en el desierto con todo y chapuzón. Bendita agua.

Pero aguas con el agua, que nos puede arrastrar debido a la grave ausencia de planeación en desarrollo urbano, regido a capricho e interés de los hombres del poder en turno y sus cuates, que por las recomendaciones técnicas.

http://www.laverdad.com.mx/desplegar_noticia.php?nota=132801

Leave a reply