Agua: insabora, inodora, incolora… y escasa

Agua: insabora, inodora, incolora… y escasa

Por Minerva Hernández González

El agua, sustancia líquida inodora, insabora e incolora. Quizás sus principales características sean así de sencillas, pero hay un trasfondo: es indispensable para la supervivencia de cualquier forma de vida que se conozca, el agua es sinónimo de vida, y el hecho de no tenerla también representa la muerte, por deshidratación en este caso u otras complicaciones.

Los océanos contienen el  97% del volumen total de agua, otro 2% es de agua que se encuentra en los casquetes polares, y sólo el 1% es de agua potable, la cual es de consumo humano por sus propiedades, y por ende es la más importante para todo ser vivo, su procedencia es de la superficie de la tierra, como ríos, lagos o del agua subterránea.

Esta sustancia vital es un recurso muy limitado, y qué mejor si todos la tuviéramos en la misma proporción; sin embargo, esto no sucede así, pues millones de personas en países poco desarrollados carecen de agua y de servicio de saneamiento básico, como lo es el agua potable, alcantarillado, etc.

Las estadísticas actuales nos indican claramente la desigualdad en el acceso al agua potable para toda la población mundial, pues se estima que mil 100 millones de personas carecen de este líquido, según datos de la ONU.

También es necesario indicar que más de 2 mil 400 millones de personas no tienen el saneamiento adecuado del agua, consumiéndose la misma contaminada, generando enfermedades en la población.

Las cifras pueden irse tornando aún mas turbias si se toma en cuenta que  cada año mueren 2 millones de niños por falta de acceso al agua potable, o que cada 8 segundos está muriendo un niño por enfermedades resultantes a la falta de agua limpia, y que gran parte de las muertes en los países en desarrollo se producen por enfermedades vinculadas al agua.

En nuestro país, la disponibilidad de agua ha disminuido de manera considerable debido al incremento excesivo de la población, y alrededor del 12% de la población no tenía agua entubada dentro de sus hogares, quiere decir que se abastecían de pozos, ríos, arroyos, llaves públicas, o bien, de otras viviendas.

En nuestro estado, alrededor del 93.1% de la población tiene acceso al agua potable, pero, ¿qué hay del resto?

Aunque en nuestro estado el sistema de red de agua potable no alcanza a llegar a todas aquellas colonias marginadas o en la periferia de la propia capital, resulta aún más crítico el darnos cuenta que el esfuerzo que realiza el SIAPA estatal para el tratamiento y saneamiento de las aguas no sea valorado por los consumidores, pues se calcula que el 59.9% de usuarios contratados no va al corriente de sus pagos, aproximadamente 66 mil habitantes no están pagando el agua, lo que perjudica de manera certera los ingresos de esta institución para poder planificar y expandir sus servicios a todas aquellas comunidades que batallan día con día, por conseguir aunque sea un poco de agua.

En Tepic, hay problemas de abastecimiento de agua potable, debido a que los pozos que abastecen de agua a las colonias, principalmente en zonas altas de la ciudad, se encuentran dañados, sin dejar de mencionar las escasas lluvias que hacen que los mantos acuíferos no se mantengan a un buen nivel.

“Pues a veces no nos bañábamos, qué más, pues no había agua, a cada rato dejaba de haber, por eso, en cuanto regresaba, pronto llenábamos las cubetas o lo que pudiéramos, porque no sabíamos cuando se iba a ir otra vez y la gente a veces que la tira y uno necesitándola”, nos platicó la señora Yadira, vecina de la Colonia Gobernadores, la cual se ve afectada por los constantes problemas de agua potable que aquejan a la colonia y sus habitantes.

Como el de la señora Yadira, existen muchos casos más donde las personas carecen de agua, llenando lo que tengan a la mano o abasteciéndose de pozos en algunas entidades, caminando a veces largas distancias para conseguir agua, mientras que miles de personas con sólo abrir una llave están desperdiciando litros y litros de este líquido, y peor aún, no importando el nivel socioeconómico, no cumplen con los pagos de la misma, lo cual viene a afectar también al mantenimiento de las tuberías y pozos, porque, como bien se sabe, el agua es para todos, todos tenemos derecho a ella, pero llevarla hasta nuestras casas es un servicio por el que se debe pagar, pero sobre todo, consumir con responsabilidad el agua, cerrando bien las llaves, reduciendo las cantidades que usamos, etc. Porque gota tras gota, mililitro tras mililitro, este líquido se agota.

http://www.periodicoexpress.com.mx/nota.php?id=265927

Leave a reply