Agua, insumo crítico en proyectos de gas “shale”

Agua, insumo crítico en proyectos de gas "shale"

Negocios • 20 Octubre 2012 – 4:02am — Nayeli González

La perforación y exploración para obtener este combustible exige de 3 a 8 millones de galones en cada pozo y sus procesos tienen alto riesgo de contaminar los mantos acuíferos.

México • Pemex Exploración y Producción (PEP) reconoció que la extracción del gas shale es costosa debido a la tecnología que requieren estos trabajos y la gran cantidad de agua que exigen, insumo que por cierto es escasa en algunas zonas.

La paraestatal ha considerado a Chihuahua, Coahuila (Sabinas-Burro-Picachos), Tamaulipas (Burgos- Tampico-Misantla) y Veracruz, como las provincias geológicas con potencial en dicho hidrocarburo.

José Antonio Escalera, director de Exploración de PEP, aseguró que los trabajos de la paraestatal se están llevando a cabo de manera sustentable, “sin abusar o competir con el consumo humano o la agricultura”.

Explicó que continuamente recurren al reciclaje de líquidos e incluso al uso de aguas en condiciones de salinidad.

El directivo indicó que las compañías dedicadas a la fractura hidráulica han evaluado la escasez del agua, y por ello realizan investigaciones para usar otro tipo de fluidos, siempre y cuando, permita reducir costos y mantener la rentabilidad de los pozos.

“Es muy importante la rentabilidad de los proyectos, por lo tanto necesitamos tecnologías que nos ayuden a extraer productivamente los hidrocarburos, pero a un costo menor”.

Sin embargo, algunas organizaciones ambientalistas alertan que el potencial de gas shale en México se ubica al norte del país, una zona con características desérticas, que pone en riesgo no solo la oferta del agua, sino también una eventual contaminación de los mantos acuíferos de las zonas cercanas.

Un informe de Greenpeace México destaca que la perforación de pozos para extraer el gas shale aún no cuenta con una regulación establecida por las autoridades nacionales, que garanticen un abasto de agua seguro para la población y la agricultura.

“El marco regulatorio actual para la exploración y extracción de aceite y gas son insuficientes para el gas shale, y aún faltan regulaciones sobre la limpieza y reciclaje de lodos. Se necesita una política fiscal aplicable al uso del agua en lugares secos para proteger la agricultura y la naturaleza”, señala el documento.

Sin embargo, Petróleos Mexicanos asegura que los trabajos de exploración que realiza se apegan a las mejores prácticas, siendo sumamente cuidadosos con el medio ambiente y sin anteponerse a las necesidades de las comunidades.

De acuerdo con la parestatal, la perforación para la exploración y explotación del gas shale requiere de 3 a 8 millones de galones de agua por pozo, insumo que utilizan para fracturar las rocas que contienen el hidrocarburo.

Al respecto, Daniel Montoya, miembro de la campaña de energía y cambio climático de Greenpeace, aseguró que en este momento Coahuila es uno de los puntos medulares para Pemex en la exploración del gas.

Sin embargo, este estado también se caracteriza por ser una de las zonas que más carece de agua durante casi todo el año, por lo que la competencia por el vital líquido entre Pemex y la población es un posibilidad latente, además de que su escasez también podría incrementar los costos para la petrolera.

Asegura que la desconfianza en estos proyectos radica en los resultados que se están generando en EU, donde esta práctica ha tenido un desarrollo significativo y ha dejado como secuela la contaminación de mantos acuíferos, por lo que buscan limitar esta situación en el país.

En países como Francia, Inglaterra, Suiza, Polonia, los gobiernos han prohibido o impuesto una moratoria a la explotación del gas shale, hasta que se conozca su impacto real en el medio ambiente.

Montoya sostuvo que el gas shale no es una fuente limpia de energía, pues conlleva altos riesgos para el medio ambiente, contribuye al cambio climático y contamina el agua.

“Las experiencias y análisis de otros países han demostrado que este gas está lejos de convertirse en una fuente de energía limpia; por el contrario, se trata de una tecnología insegura que está causando problemas ambientales en diferentes países”.

La fracturación o fracking de las piedras para obtener el también denominado gas lutita requiere de una mezcla o “lodo” concentrado de agua, arena y químicos, y algunos de ellos son considerados tóxicos y cancerígenos, por lo que éste es otro de los riesgos que podrían generarse si no se manejan adecuadamente estas sustancias y llegan al organismo de los pobladores.

La SENER va por regulación

Ante el potencial y la extracción masiva que podría darse en los siguientes años del gas shale, la Secretaría de Energía se encuentra trabajando en la regulación correspondiente, a fin de generar un marco jurídico adecuado a la explotación del combustible.

Mario Gabriel Budebo, subsecretario de Hidrocarburos de la Sener, dijo que aun cuando esta industria fomentará una mayor prosperidad económica, las reglas estarán encaminadas a que su desarrollo se realice bajo el principio de cuidado al medio ambiente.

Sostuvo que el diseño de la regulación predice el inicio de una explotación masiva del gas, por lo que tomarán en cuenta la experiencia de otros países que han tenido que resolver dichos problemas.

Sobre la escasez del agua, afirmó que será un tema que se podrá resolver en el transcurso del tiempo, tal y como han encontrado soluciones en Estados Unidos sobre el mismo tema.

Claves
Diferentes respuestas

En mercados desarrollados como Francia, está prohibida la aplicación del denominado fracking desde junio de 2011.

Polonia se opone a la comisión de la Unión Europea, la cual exhorta a esperar informes sobre el impacto que tiene el gas shale en el medio ambiente.

El gobierno de Suiza impuso una moratoria a la explotación de este combustible y en Suecia, luego de fuertes protestas, actualmente no hay interés en extraer este gas. En Rumania aunque hay un debate público sobre el gas shale, la exploración de sus yacimientos empezará en los próximos meses.

Potencial en diversas provincias

5 áreas geográficas son donde la paraestatal ha detectado el potencial de explotación de este combustible en el mercado doméstico.

[Dé clic sobre la imagen para ampliar]

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/acf87244980aa3815355159962d1ef07

Leave a reply