Agua ¿para cuándo?

lunes 21 de feb, 2011

RIEC+-S

Agua ¿para cuándo?

Por: Nuestro Concepto

Desde hace por lo menos dos décadas, el problema del agua en la Comarca Lagunera es uno de los temas principales en la agenda pública regional. No obstante, al igual que los otros asuntos que preocupan a la sociedad, ninguna solución de fondo se ha echado a andar hasta el momento, pese a que en este caso se tiene al tiempo en contra.

Un diagnóstico reciente elaborado por la Comisión Nacional del Agua, identifica de forma clara la causa principal del agotamiento del manto acuífero principal. De acuerdo con el estudio, cuyos resultados fueron publicados por El Siglo de Torreón la semana pasada, mientras la recarga anual del acuífero es de 519 millones de metros cúbicos, cada año se extraen del mismo 1,010 millones de metros cúbicos, prácticamente el doble.

Esta sobreexplotación ha mermado la disponibilidad del recurso hídrico en la región. Mientras que hace 70 años era posible sacar agua del subsuelo a un nivel de 10 metros de profundidad, en la actualidad se hace a niveles que van de los 100 a 150 metros.

Y también ha contribuido a incrementar la concentración de arsénico en el líquido. Prueba de ello es el hecho de que cada vez más norias de la red pública de agua potable rebasan los límites máximos permitidos por la Norma Oficial Mexicana correspondiente.

En el mismo diagnóstico se establece que de la cantidad total de agua que se extrae al año, el 84 por ciento se destina al uso agrícola, y que el 42 por ciento, es decir, 300 millones de metros cúbicos, se sacan de manera irregular, ya sea por que hay pozos sin permiso, o porque algunos productores bombean un volumen mayor de agua al que tienen autorizado.

No obstante, en los datos del estudio se observa otra anomalía. La cantidad de líquido que cuenta con el permiso de extracción de la Conagua es de 702 millones de metros cúbicos al año, un 26 por ciento más que el nivel de recarga de acuífero.

Es decir, la dependencia federal “consiente” la sobreexplotación del manto freático.

Frente a esta problemática, es fácil plantear la solución: reducir el nivel de extracción e incrementar el de recarga. Lo difícil es ponerla en marcha, sobre todo cuando hay tantos intereses económicos de por medio y tan poca voluntad política por parte de los tres niveles de gobierno.

Ojalá que cuando se decidan a actuar, no sea demasiado tarde.

http://www.elsiglodetorreon.com.mx/noticia/601898.html

 

 

Leave a reply