Agua, la guerra del garrafón

Por mala calidad del líquido, se gastan $20 diarios en agua purificada


Compra de agua embotellada representa “gasto hormiga”: Condusef

SILVIA CHAVELA RIVAS/Fotos: Mario Jiménez

Mar, 03/11/2014 – 01:21

Para un oaxaqueño, beber los dos litros de agua diarios recomendados por los médicos significa un gasto de 20 pesos, en promedio. Es decir, que para consumir los 14 litros a la semana requeridos tendría que destinar 140 pesos de su gasto, poco más de dos salarios mínimos.

En tanto, para una familia, el gasto por un garrafón de 19 litros a la semana es de aproximadamente 20 pesos. En promedio, las familias oaxaqueñas consumen hasta dos botellones, lo que significa una inversión de 160 pesos como mínimo al mes.

En los últimos 15 años se ha presentado Oaxaca un incremento en el consumo de agua purificada, lo cual ha propiciado el surgimiento de un gran número de empresas dedicadas a la purificación y al envasado de este elemento, así como de otras compañías que llenan los garrafones por tan sólo 10 pesos.

Además del agua embotellada de reconocidas marcas nacionales y extranjeras, los oaxaqueños también consumen marcas locales, y de esta forma las empresas se enfrentan día a día en una competencia por “saciar” la sed de los clientes.

LA OFERTA Y LA DEMANDA

Los garrafones de entre 19 y 20 litros, según la marca, cuestan entre 16 y 21 pesos.

De entre 1 y 3 pesos es el aumento en el precio del agua de garrafón registrada en los últimos días en Oaxaca.

Derivado del incremento anual de las materias primas, aunado a un aumento en la demanda del producto por la temporada de calor, a partir de este mes el costo del garrafón de 20 litros de agua purificada se ubica hasta en 21 pesos.

De acuerdo con reportes de amas de casa y de algunos distribuidores del líquido, el aumento en el precio de este servicio no ha sido tan drástico en Oaxaca en comparación con otras ciudades donde el garrafón llega a exceder los 30 pesos.

Asimismo, la producción en este giro se ha acelerado, debido principalmente a los cambios de hábitos de los ciudadanos, quienes prefieren pagar un valor adicional respecto del agua potable, pues así se asegura de consumir un producto que cumple con normas sanitarias y está sujeto a estrictos controles de calidad.

“GASTO HORMIGA”

Una opción para evitar que la compra de agua embotellada se convierta en un “gasto hormiga” es adquirir un filtro para purificar el agua corriente, y de ahí ir llenando el envase, con el 1.5 litros que requiere el cuerpo, y llevarlo a la escuela o trabajo,

Los mexicanos llegan a comprar de dos a tres botellas de agua al día, señaló la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef).

El organismo expone que de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, (Unesco), un litro de agua embotellada cuesta, en promedio, mil veces más que un litro de agua potable del grifo.

Ello, significa que cerca del 90 por ciento del costo total de la producción del producto corresponde al envase, tapa y etiqueta.

Detalló que son 113 mil millones de litros de agua los que se envasan y se venden cada año, y en México el consumo per cápita de agua embotellada es de 174 litros anuales, con lo que se supera a países como Estados Unidos y China.

CRECE EL CONSUMO

El consumo de agua purificada se presenta en todos los niveles de la sociedad, siempre y cuando haya estrategias de mercadotecnia capaces de captar la demanda de potenciales consumidores en todas las zonas urbanas del país.

Según la Asociación Nacional de Productores y Distribuidores de Agua Purificada (ANPDAPAC), México ocupa el segundo lugar mundial en el consumo de agua embotellada per cápita y el número uno en América Latina.

De hecho, 52 por ciento de toda el agua en botella que se comercializa en esta región corresponde a México. Las presentaciones del agua embotellada son variadas: las de 250, 350 y 500 mililitros, y litro y medio son las más redituables. Sin embargo, el agua de garrafón representa 83 por ciento del volumen de ventas.

Sed en Oaxaca

En Oaxaca se comercializan marcas como Indapura, H2O Azul, Donají,

Súper Agua y Cristal. Amén de las firmas de empresas nacionales e incluso de importación.

Con la próxima entrada de la primavera, el consumo de agua purificada aumentará hasta en 25 por ciento, comentaron expendedores del líquido.

Dijeron que el aumento de ventas prevé que siga hasta que inicie la temporada de lluvias o bien hasta que desciendan las temperaturas, además que debido a la demanda y al riesgo que existe por la proliferación de contaminantes en esta época, la Jurisdicción Sanitaria intensifica sus operativos para verificar que el agua que se vende no contenga agentes microbiológicos que pongan en riesgo la salud de los pobladores.

Al respecto, la química Erika Amador alertó a los consumidores a evitar ser sorprendidos con agua contaminada, por lo que, al comprar un garrafón los consumidores deben verificar que esté debidamente cerrado y cuente con el número de lote y principalmente que identifiquen a la empresa abastecedora para que puedan presentar la queja correspondiente ante cualquier anomalía.

En este sentido, la Dirección de Regulación y Fomento Sanitario de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO) señaló que para prevenir riesgos y daños a la salud de la población que consume hielo y agua embotellada, la dependencia verifica de forma permanente la operación de plantas purificadoras para regular las condiciones de infraestructura, personal y del producto.

Refirió que todos los establecimientos dedicados a esta actividad deben cumplir con los requisitos establecidos por la Ley General de Salud, el Reglamento de Control Sanitario y las Normas Oficiales Mexicanas de Bienes y Servicios.

“Entre los requisitos destacan la higiene del personal que labora en el área de purificación de agua, la infraestructura con servicios debidamente aislados, verificar que el proceso cuente con filtración, osmosis inversa, luz ultravioleta y ozono, control de plagas y documentación de procedimientos”, afirmó.

CALOR Y CARESTÍA

Para la temporada de calor se avecina un ajuste de precios por parte de algunas embotelladoras.

En la presentación del líquido en envase de 20 litros o comúnmente llamado garrafón, que actualmente se cotiza al público consumidor hasta en 23 pesos, se espera un aumento hasta de dos pesos.

En cuanto al precio al detallista, de 16 pesos que costaba el garrafón hasta el mes pasado, hoy se provee el líquido vital en 19 pesos y el precio final es de 21 pesos en algunas misceláneas.

Cabe destacar que este ajuste se da al principio de la temporada de calor, a diferencia del año pasado cuando el aumento se aplicó al final de la temporada de estiaje.

Analistas del sector bebidas consideran que las fuertes presiones que ha ejercido la resina PET en la estructura de costos de las embotelladoras, han orillado a las firmas a traspasar los incrementos.

Según especialistas e industriales, entre las razones del mayor consumo del agua embotellada en México destaca la pobre calidad del líquido en México, el mayor interés del consumidor por productos más saludables, la desconfianza en las redes de distribución y el impulso de las novedosas campañas publicitarias y nuevas presentaciones.

La última Encuesta del Ingreso y el Gasto de los Hogares que elabora el Instituto Nacional de Estadística, Geografía e Informática (INEGI) señala que 29 por ciento de la población mexicana consume agua purificada.

Lo anterior representa que en promedio las familias gastan al año hasta mil 500 pesos en la compra del líquido, lo que representa una oportunidad de negocios que muchas empresas nacionales y extranjeras quieren aprovechar.

Agua, nicho de negocios en Oaxaca

La baja calidad del agua que es suministrada a los hogares de Oaxaca, y una creciente demanda de agua embotellada, la venta de agua purificada es un negocio rentable en Oaxaca.

REQUISITOS

• Un pequeño local (de unos 20-25 metros cuadrados)
• Permisos de salubridad de tu ciudad o municipio
• Permiso para abrir una planta purificadora en Oaxaca
• Cumplir con las normas de higiene en tu negocio
• El equipo de planta purificadora
• Máquina lavadora y llenadora de garrafones

COSTOS

El precio de  equipo para una planta de purificación básica es de unos $40 mil pesos con una capacidad aproximada de hasta 200 garrafones por día. Para una planta con equipo de suavización con OI la suma se eleva a 70 mil pesos.

Adicionalmente se necesitará considerar la instalación que incluye tuberías, conexiones,  instalación y capacitación básica para operarla.

GANANCIAS 

Tomando en cuenta que los costos mensuales de operación en Oaxaca oscilan en $10 mil pesos para una producción de 200 garrafones diarios en Oaxaca incluyendo la renta del local, electricidad, insumos, materia prima y accesorios. Con un precio al público competitivo de $9.00 la ganancia oscila entre $20 mil pesos en promedio.

BOLSILLO, AGUADO

23.66% de la población sin agua entubada

57.7% de la población gana como máximo 127 pesos diarios

140 pesos gasto semanal en agua embotellada por persona

160 pesos, gasto mensual en garrafones por familia

http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/agua/199103-agua-la-guerra-del-garrafon

 

 

Leave a reply