Agua para el DF

Opinión de
  (Leopoldo Mendívil)


 

Leopoldo Mendívil | Opinión | Fecha: 2014-06-12 | Hora de creación: 01:13:41 | Ultima modificación: 01:13:41

ING. RAMÓN AGUIRRE DÍAZ,

DIRECTOR GENERAL DEL SACM:

+El agua es la fuerza motriz

de toda la naturaleza

Leonardo da Vinci

Quizá los más felices sean los dilapidadores del agua capitalina, que podrán desperdiciar más luego del anuncio hecho por usted la semana pasada sobre la gran posibilidad de, al menos, un nuevo acuífero bajo el ya existente y ya muy explotado.

Para todos los demás habitantes de la zona metropolitana capitalina, en general, su anuncio, más las pruebas que informó sobre la existencia de ese segundo acuífero fue como una bendición caída del cielo.

Me he cansado de recriminar a nuestros ancestros que vinieron a estas alturas de Mesoamérica a fundar lo que primero sería la capital del Imperio Azteca; y aquí nos tienen a los de ahora, llegados con los años, una gran mayoría de provincianos que nos fuimos acumulando y generando familias hasta conformar una de las mayores urbes del mundo, desordenada, consumista de todo, autora del desastre de la región más transparente del aire como la bautizó  Alfonso Reyes, para convertirla en los millares de toneladas de bióxido de carbono y toda clase de materias flotantes y gases enemigos de la vida que respiramos.

Esta ciudad que exige subir hasta sus alturas el agua escamoteada a otras regiones aledañas, para agregarla a la que usted y su equipo de trabajo extrae del único acuífero que se conocía bajo la plasta de cemento, chapopote, hierro, vidrio y demás componentes de la ciudad; y que con su disminución amenazaba de muerte o de expulsión de sus habitantes a donde encontraran el agua necesaria para vivir.

Bueno, eso ya no ocurrirá, si el resto de las investigaciones de la Comisión Nacional del Agua da por buena la existencia de ese segundo acuífero, y mantiene las posibilidades, bastante positivas ya, de ¡un tercer acuífero! a más de dos mil metros de profundidad…

Naturalmente nuestros ancestros que levantaron la ciudad en el lago, ignoraban lo que sucedería con los siglos por llegar. Cumplieron su cometido. Crearon su Imperio, que los conquistadores destrozaron al tiempo que creaban una nueva raza, la mexicana, con la sangre indígena y la española. Una raza destructiva y autodestructiva por naturaleza la nuestra, que nunca aprendió o jamás le enseñaron a cuidar su entorno ni respetar a su prójimo.

Bueno, pues la capital del país de la raza mexicana podrá contar con el agua suficiente para sobrevivir y seguir mandando desde aquí a todo el resto…

¿Una nueva oportunidad, a ver si por fin entendemos y aprendemos a cuidar y a multiplicar lo nuestro, pero también lo de todos los demás?

Esperemos que así sea.

Pero si no ocurre, esta inmensa mancha que es la Zona Metropolitana de la ciudad de México acabará con ella misma y provocará terribles consecuencias al resto del territorio nacional.

Urge, entonces, que los políticos entiendan el descubrimiento de más agua como una oportunidad que le dan los técnicos para cumplir con lo que dicen que hacen, pero jamás terminan, si no es que lo corrompen. 

Por lo pronto, gracias por la inmensa, aunque disminuida noticia de la semana pasada…

lmendivil@delfos.com.mx, m760531@hotmail.com

http://www.cronica.com.mx/notas/2014/838928.html

Leave a reply