Agua para la paz

 

Agua para la paz

Agua, recurso finito Jagüeyes entre Amoltepec y Zenzontepec


Paralelo al acuerdo de distensión, pactan construir ollas de agua y repartir el líquido para siembra de maíz

RACIEL MARTÍNEZ, REPORTERO/ ALAN BATALLA, FOTÓGRAFO

Dom, 03/16/2014 – 00:42

En las montañas colindantes entre los municipios de Santiago Amoltepec y Santa Cruz Zenzontepec, sus habitantes tomaron conciencia que el agua es para la vida y no para la muerte.

Mientras en otras partes se padece exceso de lluvias con inundaciones frecuentes aquí, año con año, la escasez es mayor.

Hay lluvias, el cielo la sigue mandando, pero no la ataja ni la almacena, esa es tarea de quienes habitan esos lugares intrincados.

Y la tierra sigue tan generosa que maíz y frijol sembrado, nace, crece y se reproduce. Sin embargo, por años los añejos conflictos agrarios, los enfrentamientos por los límites de tierras, han distraído a los hombres y mujeres para buscar nuevas alternativas para su progreso.

El viento cambió, las comunidades colindantes han pactado la paz, se han comprometido en no ocasionar enfrentamiento alguno, que sus tierras no se rieguen con la sangre de sus familias. Recurrieron al Gobierno del Estado para ser solidarios y no sean olvidados, marginados por su ayer.

Los trabajos de reconciliación iniciaron con el entonces titular de la Secretaría General de Gobierno, Jesús Martínez Álvarez, registra continuidad con el sustituto Alfonso Gómez Sandoval.

Uno de los compromisos pactados se dio con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (Sedafpa), a la cual reclamaron auxilio técnico para las alternativas en la producción.

Hace casi un mes se dio la primera muestra con el anuncio de la construcción de las primeras ollas captadoras de agua pluvial. NOTICIAS atestiguó el anuncio en la localidad de Independencia, Amoltepec, en la raya límite con la agencia de Mano del Señor, Zenzontepec, antiguamente confrontados.

Semanas después las comunidades registraron la visita del titular de Sedafpa, Edgar Guzmán Corral y Emigdio López Avendaño para ratificar el compromiso en los hechos.

Con una olla cosechadora de agua, explica López Avendaño, egresado de la Universidad Autónoma de Champingo, se capta el agua proveniente de escurrimientos superficiales durante la época de lluvia y utilizarla de manera controlada como fuente de abrevadero durante la época de estiaje, como también para sistemas de riego a diversos cultivos.

De acuerdo a documentos y manuales de la Secretaría de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación (Sagarpa) la definición correcta es jagüeyes, "también conocidos como ollas de agua, cajas de agua, aljibes, trampas de agua o bordos de agua, son depresiones sobre el terreno, que permiten almacenar agua proveniente de escurrimientos superficiales. Jagüey es un vocablo taíno que significa balsa, zanja o pozo lleno de agua, en el que abreva el ganado, y en otra opción utilizarla para el riego".

 

LOS BENEFICIOS:

Se disminuye la mortandad y/o estrés del ganado, causado por escasez de agua durante la época de estiaje.

Bajo costo, con un horizonte de recuperación de inversión de uno a dos años.

Incremento en la eficiencia del uso de agua de lluvia.

Mejora el entorno micro.

No requiere consumo de energía adicional.

Los materiales de construcción son adaptables a las condiciones particulares de cada sitio.

No requiere conocimientos técnicos avanzados para el manejo y administración del jagüey.

El agua almacenada se distribuye por gravedad y de manera controlada.

El Comisariado de Bienes Comunales de Santiago Amoltepec, Rutilio Velasco Quiroz –quien falleció hace un par de días en un accidente carretero–, fue un promotor y seguidor de la olla cosechadora de agua. El hombre supo que al culminar la segunda etapa se podrá captar un millón 800 mil litros de agua que en un futuro permitirá regar cerca de 40 hectáreas en laderas con el sistema de goteo y aspersión.

Los vecinos son testigos de la conclusión de una primera etapa. Primero estuvieron sorprendidos por la fuerza descomunal de una máquina que en días hizo lo que a pala y pico tardaría meses y meses. Aunque una gigantesca piedra quedó descubierta y eso modificó el trazo original.

 En las colindancias también está la comunidad de La Huichicata donde los habitantes hicieron un recorrido para ver en dónde se construirá la olla de agua, ubicándose en el paraje “Agua de Gallina”, pues hay un nacimiento de agua, y es en donde más productores quedaría beneficiados, sobre todo en la posible producción de aguacates, vocación de la región.

En esas montañas, muchas semiáridas, sembrar agua para cosechar futuro, es la conciencia.

 

CONCRETAN PACTO TRAS 60 AÑOS DE DISPUTAS

Con un conflicto agrario de al menos 60 años, los municipios de Santa Cruz Zenzontepec y Santiago Amoltepec firmaron a principios de febrero un convenio de colaboración con la Secretaría de Desarrollo Agropecuario, Forestal, Pesca y Acuacultura (Sedafpa), para la construcción de dos ollas de captación de agua que servirán para que apoyar la producción de maíz en ambas poblaciones.

Las obras se ubicarán en las agencias de Mano del Señor en Zenzontepec y en Independencia en Amoltepec y servirán para que los campesinos de ambos municipios trabajen los solares agrarios que se encontraban abandonados por el conflicto intercomunitario.

La meta es incrementar el rendimiento en cultivos de maíz por hectárea para que pase de 600 kilogramos a dos toneladas, señaló el presidente de la Junta de Conciliación Agraria, Carlos Moreno Derbez durante la firma del acuerdo de trabajo.

Indicó que pese a que el proceso de conciliación continúa para concretar la distensión y acordar el reparto de las dos mil 811 hectáreas en pleito, se logró establecer el diálogo entre las poblaciones para la consolidación del proyecto agropecuario.

Moreno Derbez aclaró que las dos ollas se localizarán lejos de los terrenos en conflicto. El gobierno del estado está a punto para dar inicio a la primera etapa de la obra, con una inversión de 750 mil pesos; la construcción está proyectada a culminar a finales de este año, fecha en que iniciaría el riego en beneficio de 40 hectáreas de cada localidad.

"Mi comunidad y la vecina Mano del Señor estamos en paz. Ninguno de los dos pueblos quiere enfrentamientos. Hoy pensamos en obras para producir la tierra":

Florencio Pérez, representante del núcleo rural de Independencia

FRENTE A FRENTE

Santiago Amoltepec

1 mil 853 productores agrícolas

1 mil 120 has sembradas de maíz

0.68 ton rendimiento por ha

3 millones 427 mil pesos, valor de la producción

18 pesos 20 centavos, ingreso diario

Santa Cruz Zenzontepec

2 mil 247 productores agrícolas

4 mil 330 has sembradas de maíz

2 mil 970 ton cosechadas

2.68 ton, rendimiento por hectárea

13 millones 325 mil pesos, valor de la producción

19 pesos, ingreso promedio diario

Fuente: Sedesol, Coneval

http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/agua/200017-agua-para-la-paz

 

Leave a reply