Agua potable, la lección del cólera

Miércoles, Marzo 19, 2014 – 09:49

SSO ‘mete la mano’ por la sanidad del agua potable


Vigilan fuentes de abasto, pipas, red municipal; pozos, tinacos y cisternas domiciliarias, un riesgo

TEXTO: LUIS IGNACIO VELÁSQUEZ/FOTOS: MARIO JIMÉNEZ LEYVA

Sáb, 03/15/2014 – 00:44

 “Las lecciones fueron difíciles, pero aprendimos. Hace 180 años, la primera epidemia de Cólera en la entidad dejó más 4 mil muertos, por una enfermedad que se puede prevenir hirviendo el agua para beber o clorándola; hoy está prácticamente controlada en Oaxaca y el agua potable que se surte es ciento por ciento apta para consumo humano”, afirma el director de Regulación y Fomento Sanitario de los Servicios de Salud de Oaxaca (SSO), Hugo Luis Llaguno.

En su oficina de la calle de Colón, asevera que el agua que se distribuye a la ciudad capital está monitoreada por la Administración Directa de Obras y Servicios de Agua Potable y Alcantarillado de la Ciudad de Oaxaca (ADOSAPACO) que cuenta con un laboratorio específico, como por los SSO. “Nosotros hacemos nuestros monitoreos en puntos específicos, es decir monitoreamos los pozos, los almacenamientos que se tienen y hasta las tomas domiciliarias”.

Después de evocar a la primera víctima de Cólera en el estado, una cocinera de José Joaquín de Guergué fallecida el 3 de octubre de ese infausto año de 1833, subraya que sin embargo uno de los problemas que se tiene actualmente es la falta de limpieza de cisternas, tinacos o tambos donde se almacena el agua, “así que aunque el agua esté potabilizada o clorada se almacena en lugares que tienen más de seis meses sin limpieza y eso pone en riesgo la salud de la población. Es en los domicilios donde el agua está expuesta a la mayor presencia de contaminantes”.

LOS MONITOREOS

Por su parte, el jefe del Área de Saneamiento Básico del Agua de los SSO, Gilberto Jiménez Robles, asegura que cada tres meses se hacen los monitoreos del sistema de agua potable de la capital.

POZOS Y CONTAMINACIÓN

“Nosotros tomamos las muestras y las enviamos al Laboratorio Estatal de Salud Pública, que es la instancia que determina los niveles de contaminación que pudiera tener el agua; ahí además de revisar bacterias también se revisa la alcalinidad, por algunas substancias que se hayan en el subsuelo”.

“Hay que recordar que la mayor parte de los pozos están situados a las orillas de los ríos y en la actualidad estos afluentes tienen un grado de contaminación que dista mucho de lo esperado, pero en el proceso de potabilización se va purificando un poco y otro poco más cuando se clora”.

-¿Cuáles son los contaminantes que puede contener el agua?

-Principalmente bacterias como los coliformes que vienen del excremento, el virus de la hepatitis, el vidrio cholerae que produce el Cólera o sustancias alcalinas producidas por detergente o minerales del subsuelo.

Manifiesta que los SSO monitorean 18 pozos privados que abastecen de agua a pipas particulares, así como 40 pozos de la ADOSAPACO y dos manantiales, que es de donde extraen el líquido y se ubican en San Sebastián Etla y San Felipe del Agua. Así como pozos ubicados en los municipios de Santa Cruz Xoxocotlán, Santa Lucía del Camino, San Agustín de las Juntas, entre otros.

“Cada tres meses se realizan la verificación general de las instalaciones, se toman las muestras de agua y se monitorea de cloro residual. Un verificador técnico hace la verificación, levanta un acta para ver en qué condiciones sanitarias se encuentra el pozo y posteriormente se emite un dictamen para decirle al responsable del mismo cómo se encuentra el mismo, a fin de corregir anomalías, si es que se encuentra alguna”.

Destaca que en el 2013 fueron suspendidos 4 pozos privados por no cumplir con los requisitos sanitarios exigidos, además de contener el agua coliformes fecales.

LOS GARRAFONES

Luis Llaguno añade que los SSO tampoco dejan de monitorear a las empresas que vende el agua en garrafones.

Expresa que en las plantas de embotellamiento se verifica que las empresas guarden todas las condiciones de limpieza absoluta que debe haber. “Incluso en el área de llenado, independientemente del procedimiento de purificación, el personal debe portar gorro, botas especiales, cubreboca y guantes”.

Da a conocer que cada mes verifican 488 plantas envasadoras de agua, “Ellas tienen la responsabilidad de enviarnos un estudio bacteriológico, físico y químico mensual para saber las condiciones del líquido que venden y aleatoriamente nosotros revisamos los procesos, tomamos muestras del tanque donde sale el agua y del líquido embotellado. Aquí ponemos un poco más de cuidado porque las enfermedades que se pueden producir a través del agua embotellada pueden ser mucho más serias, que las que se pueden producir por el agua potabilizada”.

Comenta que el año pasado 7 empresas fueron suspendidas por diversas irregularidades.

-¿Y por qué en algunos casos el agua del garrafón se pone verde?

-Bueno, un agua por más purificada que este si se deja en el garrafón por mucho tiempo se descompone, se le forman hongos. Todos los garrafones tienen fecha de caducidad.

LAS PIPAS

El funcionario estatal indica que en el caso de las pipas deben cumplir con requisitos específicos: como estar debidamente pintadas tanto en el exterior, como en el interior con una pintura especial que se llama de grado alimenticio, la cual al contacto con el líquido no le tiene que dejar sabor alguno, ni la contamina.

Agrega que por fuera la pipa debe estar debidamente limpia, rotulada y, lo más importante, cargar en fuentes autorizadas por los SSO, sean pozos privados o públicos.

Dice que en todo el estado el padrón de pipas es de 530, de las cuales 327 corresponden solo a la capital del estado.

Comenta que en el 2013 fueron sancionadas 12 pipas por no cumplir los requisitos sanitarios o no aplicar cloro al agua. “Porque permanentemente montamos operativos aleatorios para detectar irregularidades en la prestación del servicio”.

“Por eso podemos decir que tenemos controlado casi al ciento por ciento la calidad del agua, porque vamos a encontrar zonas donde no hay agua y esas son preocupantes ya que no tenemos una vigilancia real, pero afortunadamente la experiencia de las epidemias pasadas enseñó a la población a por lo menos hervir el agua que va a tomar, incluso ya nadie toma agua directamente de la tubería y eso es muy bueno”.

VERIFICACIÓN

530 pipas

488 plantas envasadoras de agua

40 pozos de la ADOSAPACO

18 pozos privados

2 manantiales

CONTAMINANTES

Inorgánicos: sales minerales, calcio, magnesio, hierro, entre otros, dependiendo de los terrenos de donde se extrae.

Orgánicos: bacteria, virus, Microorganismos patógenos. Son los diferentes tipos de bacterias, virus, protozoos y otros organismos que transmiten enfermedades como el cólera, tifus, gastroenteritis diversas, hepatitis.

LOS SANCIONADOS EN EL 2013

12 pipas.

7 empresas envasadoras de agua.

4 pozos particulares.

HISTORIA

La epidemia de Cólera de 1833 en Oaxaca se dispersó por los acueductos de El Carmen, Sangre de Cristo, San Francisco y Consolación que surtían de agua a los habitantes de la capital, “verdaderos pantanos y perniciosos para la salud”.

http://www.noticiasnet.mx/portal/oaxaca/general/agua/199910-agua-potable-la-leccion-del-colera

Leave a reply