Agua salada, otro problema

Agua salada, otro problema

Vecinos de Ciudad Caucel se quejan por el estado del líquido

 

17/07/2010

“Efectivamente, Ciudad Caucel es otra ciudad dentro de Mérida, pero con muchos problemas, ahora, el agua potable está salada. Es el colmo de todos los problemas que hay en esta zona, parece que estamos en la playa”, se quejó Jorge Antonio Castro León, vecino de ese complejo habitacional que se encuentra en el poniente de Mérida.

La anterior es una queja generalizada en Ciudad Caucel, donde, indican, desde hace un mes el agua potable contiene cantidades significativas de sales e impurezas.

Vecinos de La Herradura I, II, III y IV; Los Almendros I y II; Las Torres I y II; Sol Caucel II, III, IV y V; Rinconada, Horizontes Caucel I y II; Arboledas, Balcones CTM, Viva, Jardines de Caucel, La Ceiba, Hacienda, Villas, Villas de Caucel, Boulevares, Centenario Cámara de Comercio, Puerta del Palmar y Casa Justa —que son algunos de los más de 30 fraccionamientos que conforman Ciudad Caucel— tienen el mismo problema con el agua potable, el cual ya les está ocasionando enfermedades en la piel.

Sin embargo, ése no es el único problema que afrontan en ese lugar, donde sufren también por la falta de atención a los servicios públicos, porque no todos los fraccionamientos están municipalizados, por lo que pasan inadvertidos para las autoridades municipales y estatales.

La falta de escuelas, hospitales, farmacias, parques, transporte y alumbrado público, pozos pluviales, seguridad policíaca, múltiples terrenos baldíos, el olor putrefacto de la planta de tratamiento de agua residuales, además de los defectos en los predios son las quejas de los cientos de vecinos.

“En Ciudad Caucel realmente estamos salados y ahora peor porque hasta el agua potable sabe a agua de mar. Ya hablamos a la Japay para que nos diga qué sucede, pero no nos da respuesta”, manifestó Fernando Salas Corona, de Villas Caucel.

Algunos de los habitantes de la zona aseguran que la situación del agua salada ya les sacó ronchas en la piel, pues el líquido contiene impurezas y contamina los tinacos.

Algunos han tenido que pagar para que vayan a lavar el interior de los depósitos de agua.

Ni para lavar trastes “Ya no podemos ni lavarnos los dientes porque realmente el agua sale asquerosa y con mal olor, ahora se tiene que utilizar agua purificada hasta para lavar los trastes”, señaló Francisco Escalante Basto, comerciante del fraccionamiento Cámara de Comercio, quien también dijo que en esa sección hay una plaga de hormigas que brotan de las tomas de corriente y del desagüe del baño. La señora Carolina Azcorra Ceballos, del fraccionamiento Jardines de Caucel, se quejó también del agua salada y de los constantes robos que han ocurrido en esa zona, además de que la recolección de basura de Pamplona es pésima.

El problema de la basura también se refleja en el fraccionamiento Los Almendros: vecinos de la calle 51 entre 84 y 86 se quejan de que a pesar de haber pagado este mes el recibo de basura, los recolectores no se llevan los desperdicios.

En ese fraccionamiento, uno de los tres que tiene parque recreativo, los juegos infantiles están oxidados y rotos.

Los habitantes solicitan a la Japay y al Ayuntamiento de Mérida que solucionen de manera urgente los diversos problemas que hay.— MARTHA DZUL CHAN martha.chan@megamedia.com.mx

http://www.yucatan.com.mx/noticia.asp?cx=11$1310000000$4345746&f=20100717

 

Leave a reply