Agua y energía

 

Christian Pulido


martes, 25 de marzo de 2014

 

Agua y energía. La relación entre estas 2 palabras es más estrecha de lo que imaginamos, estimado lector, ya que es bien sabido que el agua es necesaria para producir casi todas las formas de energía y ésta a su vez es necesaria en todas las etapas de extracción, tratamiento y distribución del agua.

La escazes de agua sin duda la estamos viviendo, aún en el mundo, el país y el estado hay muchas personas que no tienen acceso y los que la tienen no la encuentran de buena calidad.

Las estadísticas confirman que la escazes del agua y la energía tienen impacto sobre la pobreza ya que 1,3 mil millones de personas no tienen acceso a la electricidad, 768 millones de personas carecen de acceso a fuentes mejoradas de agua potable y 2,5 mil millones de personas no tienen acceso a servicios de saneamiento.

Una de las principales causas que producen la baja disponibilidad de agua es la agricultura, que junto con el incremento de la población demandará un aumento en la producción de alimentos, por lo tanto mayor cantidad de agua para su producción.

Prueba de esto es la cantidad de agua necesaria para producir alimentos; por ejemplo, para producir un kilo de carne se emplean 15 mil litros de agua y para 1 kg de trigo se ocupan mil 500 litros.

La agricultura es el mayor consumidor de agua, utiliza aproximadamente un 80% del agua disponible en el país, por lo cual es necesario utilizarla sosteniblemente, evitar su escasez y optar por mecanismos que aseguren su calidad, utilizar nuevas tecnologías que permitan menor desperdicio e incrementen la productividad, mejorar los sistemas de riego y fomentar la captación de agua de lluvia. A pesar de que sólo 1 por ciento del agua del planeta es dulce y potable, su desperdicio, falta de reciclaje y tratamiento siguen siendo temas sin interés para muchos de nosotros, de acuerdo a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), México registra un severo estrés hídrico, ya que en los últimos 60 años la cantidad de líquido disponible para cada persona ha disminuido drásticamente, causado por el crecimiento demográfico, el agotamiento de las fuentes de agua y la falta de tratamiento.

Asimismo alrededor de 11 por ciento de la población mundial no tienen acceso a agua potable, y la demanda de alimentos aumentará en 50 por ciento de aquí a 2030, en tanto que las necesidades de energía y consumo de agua para su producción provocarán un aumento de su utilización.

No obstante, y dada la importancia de este vital líquido, es menester que en el estado se logre el abastecimiento equitativo y cobertura en toda su extensión poblacional, y se asegure el saneamiento para que pueda ser consumible.

Debido a la problemática del agua que aqueja a todos los hidalguenses, es responsabilidad de los tres niveles de gobierno invertir y destinar mayores recursos al fortalecimiento de los sectores del agua y la energía, es necesario que nuestros ayuntamientos se involucren más en este tipo de temas y destinen recursos suficientes para el buen manejo de estas y asegurar su calidad, disponibilidad y distribución equitativa. Pero al mismo tiempo la ciudadanía es un factor importante para su conservación y cuidado.

¿Cuál es tu contexto?

http://www.criteriohidalgo.com/notas.asp?id=227682

Leave a reply