Agua y vida

Agua y vida

NTRzacatecas.com
José Manuel Ríos
Miércoles 4 de julio de 2012


Después de más de seis meses de sequía, por fin las lluvias han aparecido en nuestro estado. Graves han sido los daños causados por la sequía a nuestro estado y muchas las solicitudes de ayuda presentadas al gobierno federal, sin embargo, la ayuda jamás llegó, la declaratoria de desastre natural por la sequía fue negada por el gobierno de Felipe Calderón; los más de 10 mil millones de pesos para los estado del norte que sufrimos la sequía jamás salieron de las arcas de la Secretaría de Hacienda.

Pero, en San Martín Texmelucan, Puebla, se produjo un siniestro para la población a causa de las lluvias que inundaron a ese municipio. Ni tardo ni perezoso, el gobierno federal emitió un decreto declarando desastre natural en el municipio poblano, a fin de que se dotara de recursos a los habitantes de San Martín Texmelucan de apoyos para vivienda, ropa y alimentos. En cambio, Zacatecas, Durango, Coahuila y Nuevo León han soportado los devastadores efectos de la sequía por más de seis meses y la ayuda del gobierno federal no ha llegado.

Tal vez la rápida respuesta a los texmeluquenses y los oídos sordos y los ojos cerrados a los estados del norte tuvieron un aire electoral; esto es, provoca, produce la sensación de que a unos, los que están a mi lado, se les atiende pronto y sin reparos; en cambio, a los contrarios, a los que son ajenos a mí, como dijo Salinas de Gortari: “ni los veo ni los oigo”. Es una lástima que las decisiones de gobierno se tomen viendo el signo partidista de quien las solicita; que el interés común, bien social no sean los elementos orientadores de la toma de decisiones de los gobiernos, no importa su signo o su color. Bendita lluvia que ha llegado, agua sinónimo de dinero en esta tierra colorada; agua, riqueza del cielo para plantas, animales y hombres.

¿El futuro? A partir de los resultados de la jornada electoral parece abrirse un futuro más halagüeño a los zacatecanos. Siempre se ha dicho que a un estado, su gobierno y sus habitantes, les va bien o mal de acuerdo a la relación entre presidente y gobernador. La relación del gobernador zacatecano con el presidente electo, Enrique Peña Nieto, es una relación amigable, más cordial. No sólo por ser políticos del mismo partido, sino porque su relación personal es firme y de amigos. Tal vez para nosotros este hecho permita presuponer que a nuestro estado le irá mejor que en los sexenios panistas; que habrá más recursos para resolver y aliviar los problemas de los zacatecanos.

Sin embargo, a pesar de que Zacatecas aportó, porcentualmente, la mayor cantidad de votos a Enrique Peña Nieto, esto no significa que el futuro de Zacatecas será mejor. Es necesario que los zacatecanos, empezando por el gobierno del estado y los actores de la vida civil sean capaces de crear las condiciones sociales para aprovechar los recursos que el gobierno federal pueda disponer para Zacatecas. Senadores y diputados, especialmente éstos, deberán trabajar para que los presupuestos contengan partidas para el estado que permitan desarrollar las bases del desarrollo económico y social. Para esto le pongo como ejemplo al estado de Chiapas; después del levantamiento de Ejército Zapatista de Liberación Nacional a Chiapas se le inyectaron miles y miles de millones de pesos, tantos que parece que es imposible contarlos. Y el resultado no fue un estado con un gran desarrollo, con una explotación racional y ordenada de sus recursos naturales, con la superación del analfabetismo y la desnutrición infantil. A pesar de tales “inversiones” Chiapas sigue ocupando un alto grado de rezago social.

A Zacatecas, gobierno y ciudadanos, nos corresponde utilizar, aprovechar los recursos que la Federación distribuya a Zacatecas, y si es posible que nuestros legisladores logren modificar favorablemente para el estado los criterios de asignación de recursos, los empresarios sean capaces de invertir y aprovechar las oportunidades. De otra manera, a pesar de la relación entre Miguel Alonso y Enrique Peña Nieto nuestro futuro seguirá el rumbo de Chiapas. A nosotros, y nada más a nosotros nos compete aprovechar las oportunidades que parecen abrirse para Zacatecas.

http://ntrzacatecas.com/2012/07/04/agua-y-vida/

Leave a reply