Al menos un mes al año, casi mil 3 millones de personas sufren la escasez de agua

Un estudio concluye que la forma en que se utiliza sobrepasó niveles de uso sustentable

Al menos un mes al año, casi mil 3 millones de personas sufren la escasez de agua

Creciente carencia dada la demanda en el cultivo de alimentos, la industria y consumo humano

Angélica Enciso L.

 Periódico La Jornada
Lunes 5 de marzo de 2012, p. 37

Al menos un mes al año, alrededor de 2 mil 700 millones de personas en el mundo sufre escasez de agua, reporta un estudio que divulga PloS One, revista científica internacional en línea, el cual concluye lo anterior con base en el análisis del consumo del líquido proveniente de 405 cuencas en diversas partes del planeta.

Advierte que el aumento en la demanda del recurso para cultivar alimentos, la industria y el sostenimiento de las poblaciones urbanas y rurales ha llevado a una creciente escasez de agua dulce en muchas partes del mundo. Hay un aumento en el número de ríos que se secan antes de llegar al mar y en muchas zonas el agua subterránea se bombea a tasas que exceden su recarga.

El agua dulce es un recurso escaso: el acceso anual es limitado y la demanda va en aumento, dijo Arjen Hoekstra, catedrático en administración del agua de la Universidad de Twente, en los Países Bajos, y coautor principal del reporte Escasez mensual global del agua: huella del agua dulce versus su disponibilidad.

El estudio analiza la escasez global de agua a partir del monitoreo mensual de la variabilidad de los ríos y toma en cuenta los flujos necesarios para mantener sus funciones ecológicas vitales. Con el análisis detallado de su consumo total o de la disminución de suministros define que la forma en que se utiliza para agricultura, industria y consumo humano ha sobrepasado los niveles adecuados de uso sustentable en numerosas regiones.

Refiere que 94 por ciento del impacto hídrico de la humanidad está relacionado sobre todo con la agricultura, y el agua que se utiliza para riego merma las fuentes más de lo que lo hacen las ciudades o las industrias.

El director del programa global de agua dulce de The Nature Conservancy (TNC), Brian Richter, coautor del reporte, explicó que “las ciudades usan más agua que los cultivos con base en el área que ocupan, pero es importante notar que la agricultura de riego utiliza cuatro veces más tierra que las ciudades.

Esto hace urgente apoyar a los agricultores para que establezcan métodos de riego con tecnología científica de punta y para que mejoren la productividad de los de temporal. Muy pronto tendremos que producir más alimentos con menos agua.

http://www.jornada.unam.mx/2012/03/05/sociedad/037n1soc

Leave a reply