Alarma contaminación en zonas de recarga hídrica

Alarma contaminación en zonas de recarga hídrica

Viernes, 15 de Abril de 2011 00:00

Las ciudades de Campeche, Champotón, Carmen y Escárcega crecen apresurada e irregularmente, y las actividades humanas en sus zonas de recarga hídrica las están contaminando de manera alarmante, destacaron participantes en el Seminario “Cuencas en Campeche: abastecimiento, ambiente y sociedad”, quienes advirtieron que el problema crecerá ante la falta de sistemas de relleno sanitario y la proliferación de basureros a cielo abierto. La coordinadora de la Red de Investigadores sobre agua en la frontera México-Guatemala-Belice (Risaf), Edith Francoise Kauffer Michel, explicó que abordarán temas como cuencas, agua y medio ambiente, hidrología, aspectos legales e institucionales, calidad del agua, contaminación, saneamiento y otras realidades del agua en Campeche.

 

El director local de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), Juan Carlos Lavalle Pinzón, señaló que los resultados servirán como instrumento de gestión para que la Federación se de cuenta que en Campeche estamos conscientes del problema.

 

Hay trabajo coordinado de los tres órdenes de gobierno, para asignar recursos y cambiar la red de redistribución de agua potable, meter colectores de agua residuales y dejar de contaminar la bahía.

 

Lavalle Pinzón destacó que en Campeche, al igual que la mayoría de las poblaciones de la Península de Yucatán, se depende exclusivamente del agua subterránea como fuente de abasto. No hay problema de cantidad, pues el consumo es mínimo, comparado con la descarga media anual de 11 mil millones de metros cúbicos.

 

Sin embargo la calidad del agua está en función del manejo adecuado de las actividades humanas dentro de sus áreas de recarga, y debido a las características cáusticas del suelo peninsular, que permite de manera fácil la recarga, la poca profundidad de los niveles estáticos del agua subterránea, la alta precipitación y la alta conectividad hidráulica, las fuentes de abastecimiento presentan grado alto de vulnerabilidad a ser contaminada por diversas causas.

 

Esta situación es especialmente cierta para el Estado, que no cuenta con sistema de relleno sanitario en la eliminación de desechos y proliferan basureros a cielo abierto. Tampoco tiene cobertura suficiente en alcantarillado.

 

La población urbana aumentó 21 por ciento, más rápido que la infraestructura, y en una década, de 2000 a 2010, se pasó de  678 mil 600 a 822 mil 400 habitantes.

 

Es crítico si se considera que cuesta unos 10 mil pesos por habitante construir nueva infraestructura para dar servicio de agua potable. Significa que se requiere invertir mil 441 millones de pesos para ampliar la cobertura cada 10 años.

 

Se necesita cambiar toda la red de agua de las ciudades de Campeche y Carmen, introducir colectores de aguas residuales, e invertir 300 millones de pesos en cada una de esas urbes.

http://www.tribunacampeche.com/index.php?option=com_content&view=article&id=42514:alarma-contaminacion-en-zonas-de-recarga-hidrica&catid=18:primeraplana&Itemid=27

Leave a reply