ALDF pide quitar control de agua a empresas

ALDF pide quitar control de agua a empresas

Diputados locales recomiendan que el Sistema de Aguas de la Ciudad de México realice la medición, facturación y cobros

Jessica Castillejos, Gabriela Rivera y Gerardo Jiménez

CIUDAD DE MÉXICO, 5 de abril.- Las cuatro empresas privadas encargadas de realizar la medición, facturación y cobro del servicio del agua en el DF no han mostrado eficiencia, por lo que diputados locales y especialistas proponen que se les cancele la concesión.

El presidente del Consejo Ciudadano para el Desarrollo Sustentable, Daniel Salazar, indicó que en los 15 años que llevan operando estas empresas (AMSA, TECSA, SAPSA e IASA) no ha mejorado el servicio de cobro, por lo que los incremento en la recaudación en materia de agua se ha debido al aumentos en las tarifas y no en una medición eficiente.

Durante el foro El Derecho Humano al Agua y el Modelo de Gestión que lo Garantiza, organizado por la Asamblea Legislativa del DF (ALDF), se planteó la posibilidad de dotar al Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) de mayor autonomía para que puedan realizar la medición, facturación y cobro del agua.

“Me parece que ya debería de dejar que sea el SACM el que haga la recaudación, porque a diferencia de otros derechos e impuestos, este es un tema muy delicado”, expresó Daniel Salazar.

En tanto la presidenta de la Comisión de Hacienda, en la ALDF, Valentina Batres, indicó que desde el año pasado se analiza la posibilidad de otorgar al SACM esta facultad o a la propia Tesorería General.

“Sabemos que este año terminan los contratos de estas empresas, pero las condiciones materiales reales que tiene la autoridad para asumir esta responsabilidad nos las tiene que indicar la propia autoridad”, manifestó Batres.

Víctor Varela, presidente de la Comisión de Gestión Integral del Agua en la ALDF, coincidió en que es momento de revisar si estas empresas han servido, para lo cual pidió al Gobierno del DF informar sobre el costo beneficio que han tenido con esta concesión.

“En teoría deberían de cobrar y en contraprestación deberían de estar reparando redes, reparando fugas, dando mantenimiento a la infraestructura, pero no lo hacen”, declaró.

El legislador indicó que si el gobierno capitalino es capaz de hacer la recaudación del impuesto Predial, bien podría hacerse cargo de los cobros por el servicio de agua.

Durante el foro se puso a debate la iniciativa del GDF para descentralizar el SACM, sin embargo, especialistas en la materia aseguraron que como está planteada no es viable.

Mirilla Imaz, coordinadora del Programa Universitario del Medio Ambiente (PUMA), consideró que la iniciativa para descentralizar el SACM sí es proceso de privatización del recurso.

Señaló que la propuesta del ejecutivo no es integral, ya que no incluye, entre otras cosas, el tema de sustentabilidad y cuidado de los caudales naturales.

“Las empresas privilegian la ganancia, no ven lo social, lo ambiental, sólo el cómo me hago rico. Un gobierno no puede apostar a eso y mucho menos un gobierno de izquierda”, expresó.

La preocupación aumenta

Miles de habitantes de la ciudad de México a los que les están cobrando mil 369 pesos se preguntan por qué les cambiaron el servicio medido a cuota fija si cuentan con un medidor.

Así lo señaló el diputado panista Mauricio Tabe durante una videoconferencia que sostuvo ayer con los usuarios afectados por los cobros excesivos.

“Sin una explicación clara les cambiaron su sistema de cobro. Ese es el verdadero problema”, afirmó el diputado.

Como lo dio a conocer Excélsior, desde el pasado lunes 21 de marzo, 61 mil domicilios en el Distrito Federal recibieron su boleta de agua con la nueva tarifa: mil 369 pesos.

En la boleta observaron que ahora les cobran con una cuota fija, cuando antes era por el servicio medido de su consumo.

El Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) explicó que el nuevo cobro se debe a que los domicilios no cuentan con un medidor, o éste no sirve, por lo que no hay una medición correcta del agua que utilizan.

Sin embargo, Tabe indicó que hay predios que sí cuentan con su aparato medidor y no entienden por qué cambió el sistema de cobro de un bimestre a otro.

“Lo que estoy pidiendo es que, de entrada, restablezcan el servicio medido a los que tienen medidor, porque no hay razón para que les pongan cuota fija.

“Y si les van a seguir cobrando la cuota fija el próximo bimestre, que reciban una notificación explicando que es necesario modificar el medidor porque no está funcionando”, indicó el asambleísta.

Durante la charla, los ciudadanos se mostraron preocupados por el nuevo cobro, pero también molestos por las tarifas que aplicaron sólo a un sector de la población, el llamado nivel alto.

Con estas medidas, respondió, el gobierno está realizando una embestida contra la clase media, que fue la más afectada con el cambio a cuota fija.

“El gobierno de la ciudad ha generado una embestida contra clase media y a costa de la clase media ha tratado de subsidiar y mantener a su clientela.

“El año pasado le pegaron con las tarifas nuevas, este año le pegaron con las cuotas fijas. Al gobierno no le interesa la clase media, sólo sus recursos para mantener los programas para su clientela”, expuso Tabe.

Otra de las participantes cuestionó también el por qué se utilizan los recursos en obras viales, como los segundos pisos, y no en arreglar la red hidráulica de la ciudad.

Tabe subrayó que el gobierno debe subsidiar con recursos propios los medidores.

Presentan 62 quejas en DH

La Comisión de Derechos Humanos del Distrito Federal (CDHDF) informó ayer que han recibido 62 quejas por cobros indebidos o excesivos por el consumo de agua en la capital.

“Sí, sí tenemos varias denuncias que están relacionadas con quejas de los vecinos por los cobros”, dijo Luis González Placencia, presidente de la CDHDF.

Explicó que lo que más registran son inconformidades diversas por la zonificación que se hizo de los hogares.

“No toma en cuenta, por ejemplo, que zonas que son de bajos recursos, en ocasiones tienen en el mismo lugar algunas residencias, entonces el cobro en esos casos es muy bajo y pasa exactamente a la inversa en otros casos, afectando a personas que están en colonias que supuestamente son de recursos altos, pero que sus casas son mucho más modestas, en donde las tarifas de agua son mucho más modestas. Lo estamos viendo con el director general del Sistema de Aguas de la Ciudad de México”, dijo el representante de la CDHDF.

Cuando se le preguntó si habría alguna recomendación al respecto, dijo que están trabajando en el tema.

Muchos casos, explicó, se resuelven.

“Lo que hacemos es que solicitamos que se revisen las tarifas y que se adecuen. Hasta ahora hemos tenido buena respuesta del licenciado Ramón Aguirre (director del Sistema de Aguas de la Ciudad de México), y esperamos seguirla teniendo, lo que sería bueno es que no fuese casuístico, sino que pudiéramos encontrar algún mecanismo que evitara estas desigualdades.”

Luis González Placencia dijo que las zonas más afectadas son aquellas consideradas de altos ingresos económicos.

“Por ejemplo, el entorno del Pedregal, en Coyoacán, lugares como éstos, pero que tienen enclaves de familias con habitaciones más modestas; entonces, ellos se ven obligados a pagar tarifas mucho más altas”, comentó.

Consideró que hasta el momento no son muchos los reclamos que atienden. “Lo que esperamos es que en todo caso la instalación de medidores sea lo más oportuna posible.”

“Estamos siendo muy insistentes”

Mientras que los usuarios clasificados como tarifa alta en el pago del agua deben comprar su medidor para obtener los descuentos, a aquellos que ostentan tarifa popular, media y baja sólo les pide que lo soliciten.

Los habitantes de manzanas consideradas como de alto nivel deben pagar mil 369 pesos de agua en cuota fija, porque no tienen medidor o no sirve.

El resto de los usuarios, que tampoco lo tienen, sólo pagan 69 pesos en tarifa popular; 89 en baja y 119 pesos si está clasificada como media.

En este marco, el gobierno del Distrito Federal anunció, desde el viernes pasado, el 70 por ciento de descuento a los ciudadanos que deben cubrir  los mil 369 pesos, siempre que soliciten su medidor de agua.

Los demás pueden pedir el aparato, sólo para aprovechar que está a mitad de precio y en tres pagos diferidos.

“Estamos siendo muy insistentes, estamos haciendo jornadas de cultura del agua en la cual estamos pidiendo a la gente considere tener su medidor  y que tenemos beneficios importantes para ellos”, señaló Francisco Núñez Escudero, director de Servicios a Usuarios del Sistema de Aguas.

Al cuestionarle por qué a unos se les condiciona y a otros no, el funcionario insistió en que todos tienen una cuota fija por no tener medidor.

Sin embargo,aclaró que los costos no son asunto de la dependencia.

2011-04-05 05:00:00

http://excelsior.com.mx/index.php?m=nota&id_nota=727366

Leave a reply