Alertan por polucion en aguas de Madin


GUILLERMINA TREJO / Publicada el 16/02/2014 05:02:31 a.m.

La basura ya fue retirada de la Presa Madín, pero los contaminantes permanecen debajo de su superficie.

De acuerdo a un estudio del agua realizado por la investigadora del IPN, Marcela Galar, el embalse presenta niveles de aluminio y fierro que rebasan los Criterios Ecológicos de la Calidad del Agua para la Protección de la Vida Acuática en Agua Dulce, publicados en el Diario Oficial de la Federación.

Mientras que los Criterios establecen un límite de 0.05 miligramos de aluminio por litro y 1 miligramo de fierro por litro, el estudio más reciente de Galar, realizado en septiembre del 2013, arrojó que en Madín hay 15.72 miligramos de aluminio por litro y 3.4 miligramos de fierro por litro.

"El fierro y el aluminio se utilizan mucho, el origen puede ser desde fertilizantes, los procesos de potabilización, las latas que usamos de refrescos, hay muchísimas fuentes, desde industriales, agroquímicos y domésticas, porque la contaminación la hacemos todos.

"El riesgo es netamente ecológico, se tiene que hacer algo por la zona, porque en los peces, y todos los organismos que hemos probado, su salud se ha visto mermada por los contaminantes en el sitio", señaló la investigadora, quien ha realizado trabajos en la presa los últimos 10 años.

Alguno de los efectos, por ejemplo, es que en septiembre del año pasado ya no encontraron pez carpa para continuar con la investigación, la primera vez en 10 años que les resulta imposible detectar a esta especie.

Sin embargo, Fernando González, titular de Cuenca de Aguas del Valle de México para Conagua, negó que Madín se encuentre tan contaminado como lo indica la investigación académica, y aseguró que esto no afecta la potabilización del agua, distribuida a aproximadamente 150 mil personas en el Valle de México.

"Esa presa y la potabilizadora son monitoreadas cada mes por el Organismo de Cuenca, y no tengo aparición de aluminio ni de fierro", aseguró González.

"Tengo básicamente problemas de turbidez, que también lo reporta la doctora, de color y de coliformes, que lo reporta también la doctora, nada más que la planta potabilizadora está diseñada para tratar estos tres parámetros primordialmente".

La diferencia entre resultados, reconocieron ambas partes, se pudo deber a la metodología, pues las muestras de Galar se hicieron en distintos puntos a un nivel superficial del agua, mientras que las muestras de Conagua se llevan a cabo al nivel de la toma de agua para la planta potabilizadora, que se encuentra a una mayor profundidad.

Pese a esto, González reconoció que la afectación a organismos que habitan en la presa, como aves y peces, debe ser una advertencia para lo que puede suceder en un eventual futuro con el consumo humano, y detalló que actualmente Conagua invierte 1 millón 200 mil pesos mensuales en la potabilización de Madín.

http://www.am.com.mx/notareforma/14758

Leave a reply