Bloqueada y sin agua se quedó Cuernavaca

Cuernavaca

Bloqueada y sin agua se quedó Cuernavaca

Desde las 7:30 horas, apoyados con taxis, camiones de volteo y pipas, los más de 100 trabajadores con playeras de NGS se manifestaron bloqueando el SAPAC. Foto: Froylán Trujillo / El Sol de Cuernavaca

Conflictos intergremiales del SAPAC provocaron caos

El Sol de Cuernavaca

12 de abril de 2013


Israel Mariano

Cuernavaca, Morelos.- Una ciudad sin agua y colapsada por los bloqueos a los pozos y a las oficinas centrales del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC), además de las complicaciones viales, dejó como saldo la protesta de sindicalizados del organismo, en demanda de la reinstalación de 14 de sus compañeros, transparencia en el reparto de agua con pipas donde unos cuantos se benefician y el pago del adeudo con el Instituto de Crédito. Después de nueve horas, los manifestantes se retiraron, aunque no se dieron a conocer los acuerdos.

Desde las 7:30 horas, apoyados con taxis, camiones de volteo y pipas, los más de 100 trabajadores con playeras de NGS manifestaron que las afectaciones a la gente es poca comparada con los daños que se les ha venido haciendo durante más de dos años.

Los sindicalizados, representados por Obed Frías Soberanes, protestaron en seis áreas de la ciudad, en calle de La luz, en Flores Magón, en el Miraval, Melchor Ocampo, avenida Morelos (oficinas centrales), Poder Legislativo y Vicente Guerrero.

Además de las exigencias anteriores, solicitan un aumento salarial que, hasta la fecha, dicen, no se ha cumplido, así como que la organización a cargo de Andrés Lozano Alcántara deje de hacer negocio con la distribución de agua por medio de pipas, cuyo costo es de 200 pesos, pero un solo recibo lo utilizan en innumerables ocasiones, y en realidad a la gente le cobran 500 pesos.

"La administración sabe de esta situación, pero no ha querido investigar sobre cuántas pipas se venden a diario; estamos solicitando, también, la revisión al contrato colectivo de trabajo, incluso, tenemos pruebas que, por faltas al contrato colectivo, se entregó al otro sindicato más de 200 mil pesos; suponemos que esa cifra se le entregó a Andrés Lozano para que no revise el contrato y fue expedida por el SAPAC".

Ante el señalamiento del director del organismo, Remigio Álvarez Andrés, sobre la afectación a los ciudadanos en materia vial y la falta del servicio, además de las ventanillas que fueron cerradas, Obed Frías argumentó que, por el contrario, a ellos como sindicalizados se les han quitado prestaciones; "llevamos dos catorcenas que se nos quitan, porque no pagan la deuda (con el Instituto de Crédito), y creo que se nos ha robado desde hace dos años, y porque no ven esa parte, porque no solucionan eso primero".

Después de permanecer varias horas, los inconformes se retiraron a las 15:30 horas, luego de concretar acuerdos con funcionarios del organismo, y aunque nadie se atrevió a decir el resultado de éstas, lo que es un hecho es que fueron casi nueve horas de conflictos viales.

Entre tanto, mucha gente quedó varada en las calles, teniendo que bajar de las rutas y continuar a pie rumbo a su destino, incluidas las personas de la tercera edad, quienes no podían tomar ningún tipo de transporte público debido a los bloqueos del NGS, quienes apostaron camiones y taxis, desquiciando el tráfico en varios puntos de la ciudad.

Asimismo, gran cantidad de empleados de diversos negocios del centro se quejaron debido a que llegaron tarde a sus trabajo, molestos porque, seguramente, les iban a poner faltas o retardos; de igual manera, padecieron padres de familia, quienes tenían que recoger a sus hijos en escuelas situadas en las diversas áreas capitalinas que fueron bloqueadas por trabajadores pertenecientes al NGS.
http://www.oem.com.mx/elsoldecuernavaca/notas/n2946124.htm

Leave a reply