BOLETIN DE PRENSA COMDA

México D.F., a 22 de marzo de 2011

 Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua: 

BOLETIN DE PRENSA

 En el día mundial del agua, las organizaciones civiles y sociales reclaman transparencia y participación significativa en las decisiones del manejo del agua

 

  • Se requieren cambios profundos en las políticas hídricas para hacer efectivo el derecho humano al agua.
  • Diariamente la población sufre las consecuencias de la contaminación, sobreexplotación y falta de acceso al agua potable suficiente y de calidad.
  • Urgen a detener proyectos que atentan contra el medio ambiente, los recursos hídricos  y los derechos de los pueblos y las comunidades.
  • Demandan que se difunda y se abra un amplio debate sobre la iniciativa de Ley para descentralizar el Sistema de Aguas de la Ciudad de México que pretende la intervención del sector privado en el suministro y dotación de agua potable.

 En 2010, se celebró la aprobación de dos resoluciones en las Naciones Unidas reconociendo el derecho humano al agua y al saneamiento. Además, en México, la reciente aprobación en el Senado en materia de derechos humanos refuerza este reconocimiento. Sin embargo, la realidad cotidiana en nuestro país no da motivo para festejar en materia de agua.

Las cifras oficiales sobre el acceso al agua y el saneamiento son inciertas (las propias instituciones no se ponen de acuerdo) y detrás de los promedios se ocultan enormes desigualdades en el acceso al líquido y los servicios. No obstante, para la población en todo el país resulta evidente y tangible la creciente sobreexplotación y contaminación de los cuerpos de agua,  la escasez, tandeo e irregularidad en el suministro durante una época del año y las inundaciones y deslaves durante las lluvias. La población vive a diario la amenaza de grietas, hundimientos  y deslaves por la sobreexplotación del agua subterránea, la pérdida de áreas de recarga, las enfermedades por la contaminación y el deterioro en la calidad de vida por la falta de acceso a agua en cantidad y calidad adecuada. Todos estos problemas agravados por la pobreza, la condición de género y de etnia.

Además, predomina en México la falta de transparencia y la rendición de cuentas. El discurso sobre la importancia de la participación ciudadana se topa con la falta de voluntad y mecanismos para escuchar a la población e integrarla en los procesos reales de toma de decisión. Es urgente cambiar esta situación.

En el Distrito Federal, la “Iniciativa con proyecto de Decreto por el que se expide la Ley que crea el Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM), y se reforman, adicionan y derogan diversas disposiciones de la Ley de Aguas del Distrito Federal y de la Ley Orgánica de la Administración Pública del DF”, suscrita por Marcelo Ebrard, fue turnada a la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el 18 de febrero de 2011. Este documento, en realidad plantea un giro sobre aspectos centrales en la gestión pública del agua en el Distrito Federal y no se limita a una mera reforma sobre el régimen del SACM. Hay al menos tres temas significativos que son dignos de preocupación y debate público.

El primero tiene que ver con la apertura al control privado del agua para consumo humano. En el artículo 6 de la Iniciativa se establece que el SACM es competente para: “Suministrar agua en bloque a personas físicas y morales, públicas y privadas, para consumo propio o para su venta, para el caso de venta la tarifa será fijada por el SACM” (las negritas son nuestras). Los profundos fracasos de la participación privada en los servicios de agua potable y saneamiento en el país y en el mundo son tristemente famosos. Además, hasta el día de hoy no se cuenta con ningún documento público que ofrezca una evaluación transparente e imparcial del desempeño de las empresas que desde 1993 han realizado funciones de levantamiento del padrón de usuarios, lectura de consumos, emisión de boletas y recepción de pagos en el DF –no obstante que el Programa de Derechos Humanos del Distrito Federal lo contempla entre sus líneas de acción sobre el derecho al agua -. Sin ello, resulta todavía más inaceptable dejar que se sigua profundizando el proceso de privatización del servicio. Las experiencias alrededor de todo el mundo han mostrado que la intervención privada no ha servido para subsanar la falta de recursos para la construcción de la infraestructura para la población que realmente lo necesita y se limita a los tramos de la gestión que le resultan rentables, encareciendo los servicios y profundizando las desigualdades.

El segundo elemento de alerta está relacionado con el delicado tema de la determinación de las tarifas del agua que, a diferencia de lo que sucede en la actualidad, ya no sería competencia de la ALDF sino de la Junta de Gobierno del SACM, máxima autoridad del organismo descentralizado. Resulta fundamental subrayar que en ningún artículo de la Iniciativa se establece que el precio del agua deberá ser adecuado a los ingresos de las personas (asequibilidad económica) como se establece en la Observación General n. 15 de las Naciones Unidas sobre el derecho humano al agua. Además, existe un riesgo muy fundado que para lograr la autosuficiencia del SACM, uno de los objetivos fundamentales de la Iniciativa, se eliminen los subsidios actualmente existentes y prevalezca un criterio comercial con una clara tendencia a tratar el agua como una mercancía más. El que sea en un órgano representativo en donde se analizan y determinan las tarifas permite el debate público y abre la puerta a la vigilancia ciudadana.

 Finalmente, la iniciativa dota al Jefe de Gobierno del Distrito Federal de facultades que exceden lo deseable en términos de una gestión integral y orientada a una gobernabilidad democrática del agua pues, entre otras cosas, le adjudica el nombramiento de todas las personas integrantes de la Junta de Gobierno lo que limita la participación significativa de los sectores sociales. Esto implica la persistencia de la opacidad en el manejo del agua de un SACM con funciones y atribuciones ampliadas.

 En el Día Internacional del Agua la COMDA reitera la importancia de que se dé un amplio debate sobre la iniciativa de Ley que garantice la transparencia, la rendición de cuentas y la participación ciudadana de un tema tan delicado como es el manejo del agua en nuestra ciudad. Es indispensable la adopción del enfoque de derechos humanos y equidad  en el diseño de las políticas hídricas, las atribuciones de las instituciones públicas y las leyes de acuerdo a las obligaciones internacionales y nacionales a las que México se ha comprometido.

 Coalición de Organizaciones Mexicanas por el Derecho al Agua:

 

– Agua, Trabajo, Servicio y Vida A.C.

– Alianza Mexicana por la Autodeterminación de los Pueblos (AMAP)

– Asistencia Legal por los Derechos Humanos A.C. (ASILEGAL)

– Centro Mexicano de Derecho Ambiental, A.C. (CEMDA)

– Centro Derechos Humanos “Fray Francisco de Vitoria, O.P.”, A.C.

– Centro de Servicios Municipales “Heriberto Jara, A.C.”(CESEM)

– Centro Operacional de Vivienda y Poblamiento, A.C. (COPEVI)

– Colectivo Radar

– Comunidades Campesinas y Urbanas Solidarias con Alternativas (COMCAUSA A.C.)

– Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (CECOP)

– Desarrollo, Educación y Cultura Autogestionarios, Equipo Pueblo

Enlace Rural Regional, A.C. (ERRAC)

Espacio DESC

– Food First Information and Action Network- México (FIAN-México)

– Guardianes de los Volcanes, A.C.

– Instituto Mexicano para el Desarrollo Comunitario, A.C. (IMDEC)

– Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER)

– Otros Mundos, A.C.

– Red de Género y Medio Ambiente (REGEMA)

– Red Mexicana de Acción frente al Libre Comercio (RMALC)

– Unión Popular Revolucionaria Emiliano Zapata (UPREZ)

 

Aliado internacional:

– Oficina para América Latina de la Coalición Internacional para el Hábitat (HIC-AL)

 
Para mayor información:

Claudia Campero 044 55 30 15 63 66 claucampero@yahoo.com

Brenda Rodríguez Herrera 044  55 29 36 79 85 brendtzu27@yahoo.com.mx

 

Leave a reply

Softplug.net