Calidad del agua, después del terremoto del 85

Calidad del agua, después del terremoto del 85

19-sep-2010 María Eugenia Mendoza Arrubarrena

 

A raíz de daños sufridos en las redes de agua potable y alcantarillado, tras el terremoto de 1985, el agua para beber y cocinar debía ser filtrada o hervida

Este 19 de septiembre se cumplen 25 años del terremoto más devastador de la historia de México. Esta fecha está presente no nada más entre quienes vivieron la experiencia y la recuerdan con lujo de detalles sino también entre quienes eran recién nacidos o muy pequeños en ese momento, así como entre los nacidos después del 85, debido, entre muchas otras cosas, a los simulacros que cada año se realizan en escuelas e instalaciones de instituciones públicas y privadas.

Dicho terremoto y su réplica más importante al otro día, no obstante todo el dolor que provocaron por la muerte de miles de personas, la destrucción y pérdida de viviendas y centros laborales, los daños provocados a los medios de comunicación, la falta de servicios, abasto de alimentos y agua, generó la respuesta espontánea y solidaria de la sociedad civil.

Contaminación del agua

Anuncios Google

Desinfecta tinacocisterna Agua Potable en toda su casa con Plata Coloidal. 0155-5379-1970 www.tinacist.com

Tomas en Carga Agua y Gas Para acometidas y derivaciones de gran diámetro. Visítenos! www.torre.biz

Tal vez parezca trivial mencionar el cambio que se dio, a partir del terremoto, en cuanto al consumo de agua, pero como el acceso al agua potable es un derecho humano, vale la pena considerarlo y valorarlo.

Abrir una llave de agua, es un acto cotidiano y mecánico para quienes gozan del servicio de agua corriente, sin embargo, en el 85 se volvió una pesadilla debido a la ruptura de tuberías de los sistemas de suministro de agua potable y drenaje.

Miles de hogares en la Ciudad de México sufrieron la falta de suministro de agua durante los primeros días posteriores al sismo y cuando ésta llegaba lo hacía presentando un alto grado de turbidez que ensuciaba cisternas, tinacos y tomas directas, por lo que no quedaba duda de que se trataba de agua seriamente contaminada, pese a que en algún momento se pretendió argumentar que sólo se trataba de residuos óxidos de las tuberías que se habían removido por efecto de los violentos movimientos, pero que no iban acompañados de patógenos.

Hervir y tratar el agua con algún germicida

Las autoridades sanitarias recomendaban hervir de diez a quince minutos el agua, contados a partir de alcanzar temperatura de ebullición (a partir de que comienza a burbujear). Asimismo se recomendaba agregar algún germicida, por ejemplo, una gota de cloro por cada litro de agua, con lo que se eliminan microorganismos patógenos.

El hábito de hervir y desinfectar el agua ha permanecido en la mayoría de los hogares de clase media y baja, que, aunque disponen de agua corriente en casa, no cuentan con sistemas de purificación de agua más sofisticados, científicamente eficientes y por supuesto, caros.

A partir de ese año se disparó el consumo de agua embotellada, sobre todo la envasada en botellones o garrafones de 19 o 20 litros .

Calidad del agua en México

Así como el agua es fuente de vida, lo es también de enfermedades.

El uso de agua contaminada para su consumo directo o en la preparación de alimentos compromete seriamente la salud.

Y aunque moleste la referencia a la mala calidad del agua mexicana en películas, documentales y series de televisión, es necesario reconocer los problemas no resueltos durante décadas.

De acuerdo con información de la Comisión Nacional del Agua, existe un grave rezago en el tratamiento de aguas residuales en el Valle de México. Además, según la publicación "Estadísticas del Agua en México, Edición 2010", en el rubro de contaminación todavía queda mucho por hacer.

Agua embotellada, casi un accesorio para los jóvenes

Actualmente, por moda, gusto y por cubrir las necesidades diarias de agua, el agua embotellada, además de la del garrafón para servicio doméstico, la portátil (en presentaciones de 100 ml a 1.5l), es prácticamente un accesorio indispensable, sobre todo entre niños y jóvenes, quienes a donde quiera que van llevan su botella (recién adquirida o rellenada con el agua del garrafón de casa).

Sin embargo, el agua embotellada no es necesariamente garantía de pureza. De acuerdo con la Revista del Consumidor, la proliferación de empresas "purificadoras", embotelladoras y distribuidoras de agua, sin registro y que no cumplen con las normas sanitarias ni de etiquetado amenazan seriamente la salud.

Además, existen “llenaderos” clandestinos o de empresas purificadoras “fantasma”, localizadas principalmente en el centro y norte del país, en ciudades como Monclova, Coahuila, Culiacán, Sinaloa, Aguascalientes y el Distrito Federal.

Los terremotos y sus lecciones

Hoy, más que nunca estamos conscientes de que los desastres naturales y provocados por los seres humanos, entre ellos los asociados con el cambio climático, son tanto un hecho como una amenaza latente en todo el planeta, pero nadie puede predecir cuándo ocurrirán.

El 2010 comenzó con el terremoto que azotó a Haití y unas semanas más tardes otros sismos sacudieron a Chile, Turquía y China; las inundaciones en México, India, Madeira y tantos otros lugares hacen necesario estar preparados, elaborar un plan en caso de desastre.

Por lo pronto, es indispensable responder a las demandas de la población que sufre por desastres recientes, entre las que está el suministro de agua potable.

Copyright del artículo: María Eugenia Mendoza Arrubarrena. Contacta con el autor de este artículo para obtener su permiso y autorización expresa para poder usar o publicar su contenido de forma total o parcial.

Leer más en Suite101: Calidad del agua, después del terremoto del 85 http://desastresnaturales.suite101.net/article.cfm/calidad-del-agua-despues-del-terremoto-del-85#ixzz101BI2alj

 

 

http://desastresnaturales.suite101.net/article.cfm/calidad-del-agua-despues-del-terremoto-del-85

Leave a reply

Softplug.net