Canadá: Compromiso Religioso con la Crisis del Agua

Canadá: Compromiso Religioso con la Crisis del Agua

             La investigación revela que el significado de la actual crisis del agua es distinta entre los Cristianos/as. Hay una variedad de aproximaciones que actúan con diferentes fuentes teológicas, supuestos, preguntas, metas y ámbitos de preocupación. Cuatro paradigmas Cristianos: administración, ecojusticia, ecofeminismo, y cosmología, ilustrarán las comprensiones relevantes de estas diferencias.

Los Cristianos/as que actúan desde un modelo de administración sostienen el supuesto básico que el agua es un recurso y un derecho humano.

 La administración pertenece a una visión del mundo antropocéntrica (centrada en lo humano). El agua es para ser protegida y preservada porque es un recurso para ser usado para la vida, salud y  superación de los humanos. El modelo de administración trabaja dentro de los sistemas  socio-económico, político o religioso existentes para dedicarse a los problemas tales como la contaminación del agua, y la pérdida del  habitat para los peces, al estar estos relacionados con la prosperidad humana. El recurso teológico primario para la administración es Génesis 1:26-31. La respuesta humana a la crisis del agua es comprendida como un compañerismo entre Dios y los humanos para cuidar y  gestionar el agua como un recurso dado por Dios para el bien de la humanidad.

 Los Cristianos/as actuando desde un modelo de ecojusticia están políticamente involucrados en la promoción del agua como un derecho humano para toda la gente y todos los pueblos.

 La ecojusticia también actúa desde una visión del mundo antropocéntrica. Está comprometida con las necesidades humanas relacionadas con destrucción, salud, saneamiento, energía, agricultura, desarrollo tecnológico, y transporte. Pero a diferencia del modelo de administración, los puntos de referencia primarios son las causas de raíz sistémica. El modelo de ecojusticia comprende acciones informadas a través del diálogo entre ecumenismo, ecología, economía y desarrollo internacional. Los esfuerzos son globales y contextuales mientras desafían a las estructuras  socio-económicas, a las políticas y la ideología del progreso que permite a algunos pueblos tener acceso al agua potable mientras otros no tienen nada. La ecojusticia muestra una divergencia con el modelo de administración a través de su crítica de la distribucion desigual, la privatización y el uso insostenible del agua. La fuente teológica primaria de la ecojusticia cristiana es la literatura profética como Isaías 55: 10-11. Dios es liberador del sufrimiento humano en el aquí y el ahora y trabaja a través de quienes están comprometidos en la promoción del "agua para todos los pueblos"..”

 Una aproximación ecofeminista es similar a los análisis sistémicos y éticos, a las criticas y acciones políticas de la ecojusticia.

Pero, difiere en su supuesto básico que la crisis del agua es sintomática de la conección histórica de opresión de la naturaleza y las mujeres. Los/las ecofeministas traen a la crisis del agua la crítica de las estructuras patriarcales de dominación; las mismas estructuras que dentro de la vida política, económica y religiosa dominan, abusan, y oprimen  a las mujeres. Algunos/as cristianos/as ecofeministas pueden pertenecer a grupos tales como El Camino del Agua de las Mujeres en que mujeres de variados antecedentes culturales, religiosos y académicos se unen para desafiar a los sistemas que oprimen tanto a las mujeres como al agua, y para celebrar la subjetividad de ambos. Los recursos teológicos para los/las  ecofeministas incluyen un ordenamiento de sabiduría  inter-religiosa, símbolos y rituales alrededor del agua y las mujeres, tales como ceremonias de bendición, purificación, y sanación. Para los y las Cristianas ecofeministas, Juan 4 puede ser una rica fuente de interpretación teológica.

 Una aproximación cosmológica es el paradigma más radical.

Desafía cada uno de los otros modelos porque no comprende la crisis del agua como un problema aislado. La aproximación cosmológica ve una crisis espiritual. El cosmos es el punto de referencia de la tierra y de todos los procesos de la tierra. El agua es parte de un proceso hidrológico que conecta el agua fresca y los océanos a las nubes que riegan las plantas de todo tipo. Los recursos teológicos incluyen: la nueva historia del universo, las tradiciones sabias, los ritos, los sacramentos,  las religiones del mundo y las tradiciones espirituales. Estas son llevadas al diálogo con la ciencia y otros aspectos de las culturas. La aproximación básica de este modelo es que el universo y todos sus procesos de vida son tanto materiales como espirituales (intención, en vivo, dinámico). El objetivo es remodelar los valores de la gente y ayudar a los humanos a comprender el universo en su vida, dinamismo, su relación, su significado profundo, y la identidad única de todas las formas de vida en el mundo natural. Desde esta comprensión,  la acción política es tomada porque el agua tiene su valor propio intrínseco, subjetivo dentro de la tierra "comunidad de sujetos". (1)

 Sheila Smith rscj
Provincia de of Canadá

http://www.rscjinternational.org/es/espiritualidad/reflexiones/286-2011/3099-canada-religious-engagement-with-the-water-crisis.html

Leave a reply