Candidatos olvidan visitar La Parota

Candidatos olvidan visitar La Parota

Durante tres meses, el proyecto hidroeléctrico La Parota se convirtió en tema frecuente de los candidatos a la gubernatura del estado de Guerrero, con posiciones a favor o en contra… pero ninguno de ellos se presentó a pedir el voto de los habitantes de la zona, en el municipio de Quechultenango, para las elecciones del próximo domingo

 

Sábado 29 de enero de 2011 José Gerardo MejíaEnviado | El Universal

QUECHULTENANGO

Durante tres meses, el proyecto hidroeléctrico La Parota se convirtió en tema frecuente de los candidatos a la gubernatura del estado de Guerrero, con posiciones a favor o en contra… pero ninguno de ellos se presentó a pedir el voto de los habitantes de la zona, en el municipio de Quechultenango, para las elecciones del próximo domingo.

El rechazo de La Parota fue uno de los 10 puntos que exigió Andrés Manuel López Obrador para dar su apoyo a Ángel Aguirre, aspirante de la coalición Guerrero nos Une, del PRD-PT-Convergencia. El candidato primero dijo que estaba contra la construcción, y después aclaró que había que “matizar” dichas exigencias, lo que provocó el rechazo de López Obrador a su proyecto. Sin embargo, ni siquiera el tabasqueño ha acudido a la zona.

“Hasta acá no ha venido López Obrador”, subrayó Nemesio Valeriano Moreno, representante del Consejo de Ejidos y Comunidades Opositores a la Presa La Parota (Cecop), que agrupa 47 ejidos.

El proyecto consiste en la construcción de una central generadora de energía eléctrica que aprovecharía las aguas del cauce del río Papagayo para aumentar la potencia de suministro de energía y abastecer de agua a Acapulco. La polémica ha girado en torno a la necesidad de expropiar tierras a los habitantes de la zona.

Valeriano Moreno envió un mensaje: no importa quién gane la gubernatura, porque las tierras no están en venta, aquí no hay negocio.

El dirigente recordó que en su sexenio el gobernador Zeferino Torreblanca nunca acudió al lugar y cuando envió algún funcionario fue para tratar de construir una carretera que llegara de manera directa “a la cortina, es decir, donde tienen previsto construir la presa”.

Además de algunos diputados que han acudido a hacer promesas en los últimos años, sólo el ex alcalde de Acapulco Félix Salgado Macedonio se ha presentado en la región con apoyos que se acabaron hace varios meses, aseguró.

El domingo pasado, los comuneros celebraron una asamblea para definir por quién votarán. Tras varios alegatos resolvieron que votarán por Aguirre, porque “él no se burló cuando anunció que apoyaría la construcción del proyecto de La Parota”.

“Manuel Añorve (alianza PRI-PVEM) hasta bailó, nosotros lo vimos en televisión cuando dijo que apoyaría la hidroeléctrica y eso, duele”, comentó el líder moral de los comuneros, don Facundo.

Pedirán cancelar la obra

Los comuneros adelantaron que exigirán a Aguirre que respalde la minuta que cancela el proyecto. “A Aguirre lo invitamos, pero no llegó, no sabemos por qué, pero lo que es claro es que no tenemos compromiso con él, porque se le envió una minuta para que se abstenga, sabemos que el tema fue peligroso para su campaña”, abundó el comisariado ejidal.

La entrada del primer ejido que lleva a La Parota es un camino polvoso atravesado por una pluma, de esas que se usan en los estacionamientos y que acá está convertida en una especie de aduana, en la que solamente es levantada previa autorización del guardia.

El comunero Ramón López reconoció que los sufragios de los pobladores de la zona que suman unos 40 mil habitantes —27 mil según el último censo del INEGI de hace cuatro años—, serán para el candidato que puede soportar presiones del sector empresarial para no construir la presa. Sergio Leal, habitante de esas tierras, expande el mensaje al nuevo gobernador que surgirá de los resultados emitidos el 30 de enero, “para el que sea, que en vez de despojarnos de las tierras, que envié recursos para reactivar el campo […] que desmonte las tierras, que traiga proyectos como fertilizantes… que se preocupe por las otras generaciones”, dijo Leal, quien calzaba unos raídos huaraches, que muestran unos pies resecos y curtidos, como la mayoría de los comuneros.

Antes de hablar, el comisariado confió que hay desconfianza, luego de “tantos engaños, promesas sin cumplir, golpizas, encarcelamientos y hasta muertos”.

Solicitan apoyo

El mensaje sigue y los comuneros demandaron proyectos productivos para la región en que habitan y que incluyan la construcción de un hospital.

Margarita Mundo Ortiz, quien es representante de la Fundación por Guerrero, adelantó que comenzarán tareas de capacitación laboral. En los alrededores, no hay propaganda de ningún candidato, solamente unos pendones con la foto de Manuel Añorve con sus promesas de campaña. Acá parece que no habrá elecciones.

“Queremos apoyo para trabajar nuestras tierras no venderlas… dejen de martirizarnos, de amenazarnos”, dijo la comunera Gloria Hernández.

http://www.eluniversal.com.mx/estados/79409.html

 

Leave a reply