El presidente de la Asociación, José Luis Montañez, señaló que el objetivo de las denuncias es dar con los responsables de la obra, que se repare el daño ambiental y que se resarza el daño patrimonial, calculado en 20 mdp

Ante la ProAm y la ASM se denunció que la obra no está operando desde hace más de dos años, además de que se está hundiendo por el reblandecimiento del terreno y se están contaminando 3 mil hectáreas de cultivos, así como la comunidad de Río Bello y la zona urbana de Morelia

Morelia, Michoacán, 16 de septiembre de 2014.- Por los defectos de construcción, la falta de funcionamiento y el daño ambiental que está generando, la Asociación de Usuarios del Agua de Morelia (AUAM) presentó dos denuncias contra quién o quienes resulten responsables en torno a la problemática de la planta de tratamiento de aguas residuales de la Tenencia de Jesús del Monte.

En entrevista, el presidente de la Asociación, José Luis Montañez Espinosa, señaló que las denuncias se presentaron en conjunto con la Jefatura de Tenencia, encabezada por Gastón Hernández Guijosa, ya que tiene más de dos años de funcionar la obra que construida a finales de la administración municipal 2001-2003 o principios de la 2004-2007, es decir, con Fausto Vallejo Figueroa o Salvador López Orduña como al frente del Ayuntamiento de Morelia.

Al respecto, señaló que las denuncias ante la Procuraduría de Protección al Ambiente del Estado de Michoacán (ProAm), así como ante la Auditoría Superior de Michoacán (ASM), buscan dar con los responsables de la construcción, operación, inhabilitación, abandono, daños, y los que resulten, de la planta tratadora de aguas residuales, en perjuicio del patrimonio municipal de Morelia.

José Luis Montañez destacó que la falta de operación de la obra genera que las descargas de aguas negras de la Tenencia de Jesús del Monte afecten a los 8 mil pobladores de la misma, así como 3 mil hectáreas de cultivos, la comunidad de Río Bello, por donde pasa el río del mismo nombre, mismo que después no desemboca en el Río Chiquito, que atraviesa Morelia, empezando por zonas habitacionales como El Campestre y Ocolusen.

Es por ese motivo, y ante la inacción del Ayuntamiento de Morelia, encabezado ahora por el alcalde Wilfrido Lázaro Medina, que se está solicitando una amplia auditoría de todo el proceso de asignación y ejecución de la obra, una inspección sanitaria de riesgos a la salud por parte de la ProAm, así como la Secretaría de Urbanismo y Medio Ambiente (SUMA), la Comisión Nacional del Agua (Conagua) y la Secretaría de Salud de Michoacán (SSM).

Una vez realizadas las auditorías correspondientes, abundó el también catedrático de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo (UMSNH), deberán fincarse responsabilidades administrativas o penales en contra de quien resulte responsable, así como obligar a la consecuente reparación del daño.

Montañez Espinosa señaló que en su momento se deberán aplicar sanciones que podrían ir desde la inhabilitación o el despido, hasta penales y económicas, pidiendo la reparación del daño patrimonial, ya que la obra implica un daño al erario municipal por algo así como 20 millones de pesos.

El presidente de la AUAM detalló que desde los días 25 y 26 de agosto presentó diversas solicitudes de acceso a la información pública sobre la obra al Centro Municipal de Información Pública del Ayuntamiento de Morelia, al Organismo Operador de Agua Potable, Alcantarillado y Saneamiento (OOAPAS), a la ASM y al Instituto de Transparencia y Acceso a la Información Pública del Estado de Michoacán (ITAIMICH).

De todas las instancias señaladas, informó José Luis Montañez, sólo el ITAIMICH ha respondido de forma escrita no tener información sobre el caso, mientras que el Centro Municipal de Información Pública y el OOAPAS no han respondido y la ASM ha informado, sólo de manera verbal, no contar con personal suficiente para revisar 40 mil obras públicas al año en todo el estado, pero que a partir de la denuncia de la AUAM se comenzará a integrar un expediente sobre la mencionada planta tratadora de aguas residuales.

Finalmente, el líder social lamentó la situación y que hasta el momento no se haya hecho nada para reparar el daño en perjuicio de gran parte del municipio de Morelia, por lo que llamó a las autoridades municipales a hacer lo que les corresponde y no esperar hasta que el problema se haga más grave.