CEA revive a Arcediano

CEA revive a Arcediano

Milenio Público de Guadalajara/ 29 Julio, 2010
Redacción

El proyecto para construir una presa en el punto conocido como Arcediano no se ha desechado, ya que la presa de El Purgatorio es sólo una solución provisional, que abastecerá de agua a la zona metropolitana de Guadalajara durante tres a cinco años y cuya viabilidad depende de la construcción de la presa El Zapotillo.

Lo anterior fue señalado ayer por el director de la Comisión Estatal del Agua (CEA) César Coll Carabias, quien dijo que El Purgatorio será una especie de “aljibe” para aprovechar las aguas de la presa El Salto, construida en Valle de Guadalupe y que actualmente no se utiliza.

Recordó que El Purgatorio formaba parte del proyecto que incluía las presas El Salto y Elías González, pero que no se concretó ante la polémica que llevó a la cancelación del crédito japonés, durante la Administración estatal de Alberto Cárdenas Jiménez.

Al comparecer ante la Comisión de Asuntos Hidráulicos del Congreso del Estado, César Coll señaló que, además de que la presa de El Purgatorio sólo será una solución provisional, que cubrirá el abasto que hace falta a la zona metropolitana por tres a cinco años a partir de su construcción, el agua que almacenará será insuficiente.

El funcionario acudió al Congreso para convencer a los diputados de que se apruebe una reforma al decreto de autorización de un crédito para el proyecto de abasto de agua y se quiten las especificaciones del afluente que será aprovechado y el punto en que se construirá la presa, es decir, para dejarlo abierto a cualquier opción.

Explicó que, de concretarse el proyecto, se dispondría de 5.6 metros cúbicos de agua por segundo: tres metros cúbicos servirían para sustituir la extracción de los acuíferos de Toluquilla, Tesistán y Atejamac, para que puedan recargarse, y 2.6 metros servirían para atender a las colonias que no tienen servicio. Esto significaría, indicó, que el crecimiento futuro de la ciudad no sería atendido.

Otra desventaja de El Purgatorio, afirmó, es que no permite a Jalisco aprovechar el caudal que tiene asignado de la cuenca Lerma-Chapala y no servirá para generar energía eléctrica. Insistió en que sólo es viable si se construye la presa El Zapotillo, con la cortina a una altura de 105 metros, lo que implica inundar las poblaciones Acasico, Palmarejo y Temacapulín.

Coll informó que hasta ahora se han gastado en el proyecto de Arcediano 673.4 millones de pesos. Hace unos meses, después de que se canceló el proyecto de Arcediano, Coll había informado que se habían ejercido 422.9 millones de pesos.

Los diputados preguntaron al funcionario por qué entonces se desechó Arcediano, a lo que Coll respondió que “lo que nos limitó fue el recurso”.

También admitió que tuvieron problemas con la empresa que fue contratada para reubicar el puente de Arcediano y después de un proceso jurídico llegaron a un acuerdo, por lo que se retomarán las obras. Explicó que de cualquier forma se colocará 800 metros debajo de su anterior punto, al seguir abierta la posibilidad de construir una cortina para la presa.

 

 

 

 

Leave a reply