Chocan FCH y Granier por Proyecto Hídrico

Chocan FCH y Granier por Proyecto Hídrico

Reforma, estados/ 08 Septiembre, 2010
Mayolo López y Carlos Marí

VILLAHERMOSA.- Bajo la perspectiva de que asoman nubarrones peores para Tabasco, con lluvias torrenciales de por medio, el Gobernador Andrés Granier solicitó ayer al Presidente Felipe Calderón un nuevo Plan Hídrico de protección que cubra todo el territorio.

En ese tono, además de pedir que los funcionarios competentes reduzcan los niveles de las presas para atajar riesgos de inundaciones, Granier reclamó también del Ejecutivo federal facilidades para que Tabasco acceda a los recursos del Fondo Nacional de Desastres.

Fiel a su estilo, el Presidente Calderón respondió a la primera y aclaró que el Plan Hídrico, que fue concebido e instrumentado a raíz de las graves inundaciones de 2007, ha funcionado adecuadamente y ha evitado catástrofes.

Sobre el nivel de las presas de la cuenca del río Grijalva, Calderón le aclaró al Gobernador que la Comisión Nacional del Agua mantiene una revisión "minuto a minuto" de las mismas, así como de los ríos de la región.

Después de efectuar un sobrevuelo en helicóptero, y de supervisar en tierra un muro de contención del Grijalva, Calderón y Granier concurrieron en una reunión de evaluación.

"Lo preocupante es que aún para nosotros los tabasqueños viene lo más fuerte, que es nuestra verdadera temporada de lluvia, que como usted sabe, comienza ahora en septiembre y termina el 30 de noviembre", previno Granier en su intervención.

Con el ominoso horizonte que se cierne sobre Tabasco, merced a los pronósticos del clima, el Gobernador consideró que el pueblo no puede "seguir sufriendo (…) ni vivir con la incertidumbre de manera permanente".

Por eso, dijo, es menester acoger un nuevo plan de acción para la entidad. "A nombre del pueblo de Tabasco, respetuosamente le solicitamos, en base a (sic) las condiciones actuales del estado, y las recurrentes inundaciones, una reingeniería total de nuestro territorio, más allá del Plan Hídrico", planteó.

En su abono, Granier pintaría un panorama muy poco alentador, con pronósticos de fuertes precipitaciones para la región sur-sureste, con la posible presencia de tormentas o huracanes.

"Basta con que uno toque nuestras costas o al estado de Chiapas, (para ponernos) en una situación crítica", dijo.

Luego de eso, el Gobernador reportó pérdidas del orden de 40 mil millones de pesos en el periodo comprendido de 2007 a 2009, a causa de las lluvias.

En su respuesta, el Presidente Calderón dijo que estaba tranquilo, en virtud de que el Plan Hídrico adoptado tras las lluvias de 2007 ha funcionado adecuadamente, tal y como el mismo Gobernador lo reconocería.

"Dentro de lo preocupante que es para todos esta extraordinaria temporada de lluvias (…), me tranquiliza que estén funcionando las obras del Plan Hídrico: que estén funcionando las escotaduras, los muros, los bordos (y) las obras de contención, y que podamos, verdaderamente, seguir apoyando a Tabasco", repuso.

En la reunión, el director de la Conagua, José Luis Luege, anticipó que el desfogue de la presa Peñitas, de 2 mil metros cúbicos por segundo, se mantendrá hasta finales de octubre, y de ser posible, se aumentará hasta 2 mil 500 o más.

Ante ese escenario, Granier demandó a Calderón que la CFE disminuya la curva de seguridad con la que maneja Peñitas.

Escenario crítico
 
Afectaciones en Tabasco por inundaciones, según el Gobierno del estado:
 
124,000 personas damnificadas
438 localidades afectadas
300 escuelas dañadas
187,000 hectáreas de cultivos y pastizales anegadas
201 unidades médicas en alto riesgo

Pone Conagua lupa a presas

VILLAHERMOSA.- Las lluvias atípicas de este año no sólo han puesto en jaque a las presas del Alto Grijalva, sino a por lo menos una veintena del Valle de México, Oaxaca, Veracruz y Sinaloa, advirtió ayer el subdirector técnico de la Comisión Nacional del Agua, Felipe Arreguín.

Indicó que están saturadas las presas del Sistema Cutzamala, que suministran agua al Valle de México; las de Cerro de Oro y Temazcal, en Veracruz, y Benito Juárez, en Oaxaca.

"Estamos operando los vertedores de la mejor manera, porque es tal la cantidad de agua, que tenemos que desfogar", dijo.

En el caso de Tabasco, precisó que en agosto se registraron 555 milímetros de lluvia, cuando el promedio anual para ese mes es de 272.

Leave a reply