Cientos en lista de espera para que JMAS les arregle fugas

Cientos en lista de espera para que JMAS les arregle fugas

 

Juan de Dios Olivas
El Diario | 05-02-2011 | 23:12

Miles de fugas de agua potable empezaron a aflorar ayer al restablecerse el servicio suspendido a raíz de las fallas en el suministro de energía eléctrica y al congelamiento de pozos, informó la Junta Municipal de Agua y Saneamiento (JMAS).

Nada más en dos días, el organismo recibió más de dos mil 400 solicitudes de ayuda para atender averías y desperdicio de líquido en domicilios particulares donde las instalaciones se congelaron durante la tormenta de nieve y el descenso de temperaturas de los primeros 3 días del mes. Mil 700 de esos usuarios se encuentran en lista de espera, explicó Nora Yu, presidenta de la JMAS.

Indicó que las fugas salieron a relucir tras poner en funcionamiento 48 de los 53 pozos que se encontraban suspendidos por falta de luz. Los cinco restantes están congelados y afectan a habitantes de Praderas del Pacífico, Kilómetro 20, Colinas del Norte, Chapultepec, Morelos I y II, Los Ojitos, Pánfilo Natera, Villas de Alcalá, Terranova y Paseos del Alba.

Las bajas temperaturas también dañaron la red de distribución de agua potable. En la calle Zinc y Emilio Carranza, en la colonia Aldama, se reventó una parte de la tubería a la intemperie, y la presión provocó chorros que alcanzaron más de un metro de altura ingresando a casas aledañas.

“Está bañando mi casa, el tubo se reventó al mediodía cuando el agua volvió y está afectándonos”, dijo Jesús Valles.

Previamente, la falta del líquido afectó a unas 90 mil familias y provocó la desesperación de algunos usuarios que, entrevistados por El Diario, señalaron tener días sin el agua necesaria para satisfacer las necesidades más básicas.

“Tengo ya tres días sin agua y en la tienda no hay ya agua purificada, que necesitamos para preparar alimentos y para el baño que ya está rebosante. Tampoco tengo luz”, dijo Guillermo, habitante de la colonia Durango durante la mañana de ayer.

Para atender a los usuarios, la JMAS mantendrá abiertas sus líneas telefónicas toda la semana, y se atenderá incluso hasta altas horas de la noche los reportes, anunció Nora Elena Yu.

Ante la saturación de peticiones de ayuda, la funcionaria recomendó a la población cerrar llaves de paso y esperar la intervención de la JMAS. También, en caso de tener las facilidades de reparar las averías, hacerlo cuanto antes para evitar el desperdicio.

Un reporte difundido por la titular de la Junta, indica que la tarde del viernes 34 pozos no contaban con energía eléctrica lo que impactó a 90 mil familias. Después, cerca de las 23:00 horas, el reporte de pozos sin funcionar llegó a los 53.

Sin embargo, ayer a las 7 de la mañana se restableció el flujo de energía y se activaron nuevamente 48 pozos, pero 5 quedaron detenidos por congelamiento, lo que mantuvo sin servicio a 10 colonias.

La funcionaria explicó que la reactivación de los pozos a través del suministro de energía eléctrica implica que la presión del agua debe racionarse para evitar ruptura de tuberías tanto de la red general como en tomas particulares. Por ello, durante el fin de semana la presión del agua estará al 50 por ciento de su capacidad regular.

La presidenta de la JMAS indicó que en la medida de lo posible, los usuarios deben atender las fugas en su domicilio, y en caso de no tener las condiciones para corregir deben llamar a los teléfonos 686-00-86 y 00 para emergencias. Para los casos de información general se han destinado 4 líneas telefónicas más: 686-00-03, 04, 05 y 06, además de las destinadas desde el inicio de la contingencia, 686-00-01 y 02, 613-77-78 y 613-77-73. Adicionalmente, hay 5 centros de atención de la JMAS abiertos de las 8:00 a las 18:00 horas.

 

http://www.diario.com.mx/notas.php?f=2011/02/05&id=039181248abb919f05a0bd1d96b5675a

Leave a reply