Coahuila retoman plan contra crisis de agua

Coahuila retoman plan contra crisis de agua

El gobierno de Coahuila debe actuar frente a la necesidad de resolver la escazes de agua en el estado

 

Torreón, Coahuila | Miércoles 02 de febrero de 2011 Enrique Proa Villareal | El Universal15:12

El Comité Ciudadano de la Laguna en Defensa de la Calidad del Agua retomará el Plan "Meva", que consiste en traer agua de otras zonas del país como una forma de abatir el problema de falta del recurso en esta región.

Juan Carlos Pargas Torres, presidente del organismo, dijo en conferencia de prensa, que en un evento que se realizará el próximo 4 de este mes, se rendirá un homenaje al creador del programa, Mario Enrique Vázquez Avila en el primer aniversario de su fallecimiento.

Explicó que el Plan "Meva" no ha muerto, por eso reactivará este proyecto por el cual luchó Don Enrique por casi 50 años, y que no se hizo realidad por falta de apoyo de los tres niveles de gobierno.

Siempre sostuvo que la solución a la crisis de agua de la comarca, era traer el agua de la Sierra Madre Occidental en los límites de Durango y Sinaloa.

Con ello, no se dañaría a los habitantes de esas zonas, porque se aprovecharían nada más los excedentes de agua que fluye por dos de los nueve ríos, Piaxtla y San Lorenzo que nacen en el crestón de la sierra.

"Ese fue su anhelo a los largo de 50 años, y el comité pondrá el mayor de los esfuerzos por hacerlo realidad", dijo Pargas Torres.

Destacó que la infiltración de agua limpia al Río Nazas, año con año, evitaría el desequilibrio que existe entre la extracción anual de mil 600 millones de metros cúbicos por una recarga de apenas 800 millones.

La escasez de agua y el arsénico encontrado en los mantos acuíferos, ha provocado que muchos lugareños dejen sus comunidades por temor a contraer enfermedades por la contaminación.

Con la transferencia del líquido de otras latitudes se fortalecerían los mantos acuíferos que están muy debilitados por la sobre explotación que hacen los usuarios y que provoca que en el fondo de los pozos se concentren todo tipo de metales, en especial arsénico.

El agua con esta sustancia que bebieron hace una década los pobladores de la zona afectada de Francisco I. Madero, Coahuila y Tlahualilo, Durango, ahora sufren males en la piel, en algunos casos con daños irreversibles.

"Ahora tenemos en nuestros hogares el veneno silencioso que es el arsénico" dijo.
Por esto se retomará el Plan "Meva" para que haya suficiente agua, sobre todo en el subsuelo, indicó.

AMJ /fml

http://www.eluniversal.com.mx/notas/742015.html

Leave a reply