Cobra SAPAC agua en toma inexistente

 

Cuernavaca


El Sol de Cuernavaca

17 de enero de 2014

 

Rodolfo Romero

Cuernavaca, Morelos.- Hablando de Servicios Públicos Municipales que presta la comuna de Cuernavaca, la señora Eulalia Juárez Juárez, con domicilio en la calle Morelos, número 108, del pueblo de Ocotepec, denuncia que el Sistema de Agua Potable y Alcantarillado de Cuernavaca (SAPAC) le exige el pago de 2 mil 562 por concepto de suministro del vital líquido y recargos de un a toma que no existe; esta última, con supuesto número de contrato 111962.

La señora Eulalia, de la tercera edad, ha recurrido a su hija Lucía Belauzarán Juárez, a fin de que vea dicho problema, pues los recibos llegan a su casa, cuando dicha toma no aparece. "Sí tenemos agua, pero es de un contrato diferente, el número 42787, a nombre de mi señora madre, Eulalia, y del cual nos encontramos al corriente; empero el ya citado y que cita como titular a mi finado padre, Domingo Belauzarán Balderas, éste no existe", señala justamente la hija.

Precisa que hoy día el servicio de suministro de agua potable en el pueblo de Ocotepec ha mejorado; sin embargo, su familia lleva sufriendo el acoso del SAPAC, a fin de que paguen una cuenta que no deben. Indica que personal de esta oficina ya supervisó personalmente el terreno referido y constató que no existe ninguna otra toma, más que la oficial, con número de registro 42787, pero la respuesta, pasados los días, fue un nuevo recibo, con más recargos.

Su inconformidad fue entregada de manera personal a Remigio Álvarez Andrés, director del SAPAC en Cuernavaca el día 17 de julio del año pasado, se trata de un documento hecho a mano, por ello es que urgen -así lo señalaron- que alguien les eche la mano, "porque al rato no vaya ser que hasta la casa nos quieran quitar por el cotado adeudo".

Cabe señalar que ante esta situación, este medio informativo acompañó a la señora Lucia Belauzarán Juárez a las oficinas del SAPAC en Cuernavaca, en pos de una respuesta a su demanda, no logrando concertar con Álvarez Andrés; sin embargo, los subalternos le dijeron que volviera en otra ocasión a ver si corría con suerte, que se duda, pues, a lo que se ve, en tales oficinas son muchas quejas más, así como pésima atención del personal, exceso de burocratismo y, ciertamente, exigencia de pagos; gente que se pasó por un día, SAPAC ya está cobrando el bimestre siguiente.

http://www.oem.com.mx/elsoldecuernavaca/notas/n3259993.htm

Leave a reply