Colosal obra hidráulica

 

Colosal obra hidráulica

El Túnel Emisor Oriente, el más grande del mundo

Lunes, 5 de agosto de 2013 – Edición impresa En: Gobierno, México

Aspecto de parte de los colosales conductos del Túnel Emisor Oriente en construcción en el Distrito Federal, una obra que se realiza para evitar inundaciones en el Valle de México

MÉXICO (Notimex).- Una obra de infraestructura de enormes dimensiones (la más grande del mundo en su tipo) está en marcha, justo debajo de los más de 20 millones de habitantes de la Zona Metropolitana del Valle de México: la construcción del Túnel Emisor Oriente.

Con 62 kilómetros de largo, 25 lumbreras (o pozos), de entre 55 y 150 metros de profundidad y un diámetro de siete metros, es la obra de drenaje más colosal que se ha construido para evitar inundaciones en el Valle.

Desde tiempos de la Colonia y hasta la fecha es el cuarto esfuerzo de grandes dimensiones hecho para librarse de esos desastres.

En 1788 se inauguró el Tajo de Nochistongo; en 1900 el Gran Canal del Desagüe; en 1975, el Drenaje Profundo y ahora, el Túnel Emisor Oriente, o TEO, como le llaman los especialistas.

A cargo de la Coordinación General de Proyectos Especiales de Abastecimiento y Saneamiento de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el TEO es mucho más que una megaobra.

Esfuerzo de miles

Significa el esfuerzo diario de 12 mil mexicanos que usan la tecnología más avanzada del mundo, técnicas desarrolladas aquí, enormes recursos económicos y materiales, pero sobre todo, gran determinación para abrirse paso por las entrañas de la tierra.

El túnel podrá drenar 150 metros cúbicos de agua residual por segundo y, al mismo tiempo, disminuir el riesgo de falla en el Túnel Emisor Central, además de servir como instalación paralela para dar mantenimiento alternado a ambos túneles (Central y Oriente), durante el estiaje.

Cuando quede terminado funcionará básicamente por gravedad, al tener una pendiente de 1.6 metros por kilómetro, pero requiere de enormes obras que lo complementen.

Una de ellas es la planta de bombeo El Caracol, que inauguró el presidente Enrique Peña Nieto el 13 de junio pasado; es similar a las plantas Casa Colorada y La Caldera, parte del mismo sistema.

El Caracol tiene 20 bombas capaces de desahogar dos metros cúbicos por segundo. Esto es, hasta 40 metros cúbicos de agua cada segundo.

El residente de obra en El Caracol, José Antonio Juárez García, explicó que esta planta, en los días que lleva operando, sólo ha requerido el trabajo simultáneo de seis de esas 20 bombas para desalojar el agua hacia el Gran Canal del Desagüe.

Por ahora, la planta sirve para canalizar el agua residual desde los 10 primeros kilómetros del TEO que ya están en operación.

http://yucatan.com.mx/mexico/gobierno-mexico/colosal-obra-hidraulica

 

Leave a reply