Comunidades temen desabastecimiento de agua

Comunidades temen desabastecimiento de agua

Calor extremo que supera los 30 grados, reducción en los niveles de los ríos más la falta de acciones para proteger zonas de recarga hídrica y de redes para distribuir agua entubada tienen a la población del área metropolitana y de la provincia al borde de una crisis.

POR REDACCIóN NACIONAL Y CORRESPONSALES

El desabastecimiento de agua que a diario afecta a miles de personas y amenaza con extenderse a otros miles genera conflictos sociales, mientras las autoridades municipales buscan satisfacer la demanda y los meteorólogos esperan que el invierno llegue en pocas semanas para paliar la situación.

El Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh) informó ayer que los principales ríos del país han reducido casi en el 90 por ciento su caudal máximo.

Suchitepéquez, Chimaltenango, Jalapa, Totonicapán, Baja Verapaz, Quetzaltenango y el área metropolitana son algunos de los lugares que afrontan conflictos por falta del líquido, lo cual obliga a racionar el servicio.

Sergio Morales, procurador de los Derechos Humanos, dijo haber recibido denuncias de vecinos de diferentes colonias capitalinas sobre falta de agua.

“La escasez es una realidad; es necesario regular su consumo y se debe evitar que las fuentes hídricas se contaminen”, advirtió.

José Franco, de 45 años, vecino de la colonia El Limón, zona 18, refirió que solo recibe un poco de agua por la madrugada. Comenta que, además de pagar Q60 mensuales a la Empresa Municipal de Agua, compra el líquido en toneles.

En los municipios

Vecinos de diferentes colonias de Mixco se quejan porque el servicio de agua entubada es deficiente.

Amílcar Rivera, alcalde de ese municipio, expresó que se abastecen de pozos, pero estos tienen bajo caudal, y aseguró que se está mejorando el sistema y esperan que 350 mil vecinos pasen este verano sin problema de abastecimiento.

Osberto Gómez, director de la Casa de la Cultura de Mixco, atribuyó la escasez al mal manejo de aquel recurso. Señaló que empresas abastecedoras de agua en cisterna o embotellada tienen pozos propios y le pagan a la comuna apenas Q150 al año.

Sheila Quitas, de 15 años y quien reside en la colonia San Luis, San Pedro Ayampuc, contó que tienen siete meses de no recibir agua en su casa, por lo que deben comprársela a un cisterna, que vende a Q10 el tonel.

Catalina García, 63, de la colonia Altos de Santa María, San Pedro Ayampuc, afirmó que a pesar de pagar Q20 mensuales, no tiene agua.

En la provincia

Jorge Estrada, consultor independiente en Suchitepéquez, señaló que uno de cada cinco nacimientos de la cuenca de Iztacapa se secó, lo cual es preocupante porque abastece a San Bernardino, San Pablo Jocopilas y nueve comunidades en la bocacosta de Sololá.

Desde el 2010 varias comunas de ese departamento construyeron tanques de captación y perforaron pozos, para contrarrestar la escasez, situación que atribuyen a la industria del monocultivo, que utiliza el agua de manantiales para riego.

Avinadad Carrillo, encargado de ambiente de la Municipalidad de Chimaltenango, informó que los mantos subterráneos tienen caudal bajo y que varias colonias reclaman que reciben poca agua.

La comuna tiene programado apoyar a los vecinos con cisternas, y a corto plazo utilizar el agua del astillero municipal.

Alfredo Sandoval, alcalde de la cabecera de Jalapa, dijo que la preocupación es generalizada porque los ríos del lugar se están secando y son insuficientes para abastecer a la población

Sandoval destacó que la comuna diseña un plan para regular la distribución del agua y poner a funcionar por más tiempo los pozos mecánicos.

Grupos de vecinos de la cabecera de Totonicapán se quejan porque les falta el líquido vital desde hace varias semanas. También temen brotes de enfermedades gastrointestinales, sobre todo en los niños.

Florida Torres, directora del Centro de Atención Integral de esa localidad, afirmó que tuvo que pedir a los padres de familia colaboración para comprar depósitos de agua.

Miguel Bernardo Chavaloc, alcalde de esa cabecera, considera que la escasez se debe a la baja del caudal en esta época del año y se comprometió a buscar solución y a educar a la población sobre la conservación del líquido.

Racionamiento

Emilio Bolvito, jefe edil de San Miguel Chicaj, Baja Verapaz, informó que racionan el agua porque se están agotando los mantos subterráneos y los nacimientos cercanos están secos. Añadió que trabajan para abastecerse desde el único manantial que queda en la montañas.

En Coatepeque, Quetzaltenango, los pobladores también denuncian contaminación de la microcuenca del río Pacayá con residuos industriales y heces.

El pronóstico sobre la lluvia tampoco es alentador. Según el Insivumeh, el invierno llegará a mediados de mayo a la meseta central, el occidente y la Costa Sur, y una semana después, al oriente. Hasta entonces, más de un mes después, se podrá aliviar la escasez.

http://www.prensalibre.com/noticias/Comunidades-temen-desabastecimiento_0_457754244.html

Leave a reply