Con el agua en el subsuelo: tan cerca y tan lejos

Con el agua en el subsuelo: tan cerca y tan lejos

       

En la colonia Los Sauces pasa el viaducto Chapala-Guadalajara por el subsuelo.

  • Las obras del actual acueducto comenzaron en 1984

El acueducto Chapala-Guadalajara está ubicado en la colonia Los Sauces, los vecinos relatan cómo es vivir sin agua potable

GUADALAJARA, JALISCO (11/JUL/2012).- Los vecinos de la colonia Los Sauces tienen la desgracia de estar parados sobre un caudal de agua que no pueden aprovechar, porque no tienen drenaje.

A menos de 50 metros de los pies de Joel Arredondo pasa un tubo "gigante, de esos enormes donde uno se alcanza a meter". Es el acueducto Chapala-Guadalajara que en la colonia Los Sauces, de Tlajomulco, da vida a esta crónica del absurdo. Y es que el agua que abastece al 60% de la Zona Metropolitana de Guadalajara pasa, literalmente, a sus pies, pero en  la casa de Joel Arredondo no sale agua del grifo y el retrete se ha vuelto un adorno, porque no existe sistema de alcantarillado.

Joel lo cuenta como quien sabe que lo que dice va a sonar a una broma de mal gusto. En una tienda de abarrotes, el hombre se rasca las costras de mugre que tiene en la gorra mientras sostiene a una niña entre brazos. "Claro que me acuerdo. Eso fue antes de que me fuera a Estados Unidos, hace más de 17 años o hasta más. Estaban el montón de tubos regados, de aquí (Colonia los Sauces) para los cerros que se ven allá. Grandotes, uno se podía meter en ellos caminando". Las obras del actual acueducto Chapala-Guadalajara comenzaron en 1984.

"Todo esto era baldío. Aquí estaban puros ranchos y ahí enfrentito, donde es la gasolinera, eran lotes para sembrar. El canal ese de aguas negras antes era un arroyo, con eso te digo todo". Y entonces uno ve el panorama. En la esquina de la avenida Adolf B. Horn Jr. y la calle primero de mayo hay una gasolinera. Enfrente un restaurante olvidado por los clientes. Cruzando la calle está una ferretería donde un albañil hace las veces de ingeniero cuando plática que "cada que hay una obra se vienen los del SIAPA -Sistema Intermunicipal de Agua Potable y Alcantarillado-. Les da mucho miedo que reviente ese tubo, que porque tiene mucha presión y como está grandote, pues les da miedo que se pueda inundar por acá".

Algunos lo tienen presente, la mayoría lo ha olvidado. El 20 de octubre de 2011 el acueducto fue dañado por maquinaria de construcción cerca de esta zona: los dientes de una retroexcavadora dañaron el tubo de concreto dejando sin agua por casi tres días al Sur de la ciudad. Pero aquí el problema no es excavar; aquí buscan que alguien los escuche, porque, a pesar de que el agua corre a sus pies a razón de millones de litros por minuto, van a las llaves de sus casas, giran el grifo y los tubos escupen aire. Secos, muy secos. 

Línea de tiempo

1984 – Las obras del actual acueducto Chapala-Guadalajara comenzaron en 1984, cuando era gobernador Enrique Álvarez del Castillo.

1991- Terminan las últimas grandes obras de abastecimiento acueducto Chapala-Guadalajara, que mide 42.6 kilómetros.

2010- El SIAPA propone construir un segundo acueducto Chapala-Guadalajara, que correría paralelo al ya existente. Entonces se dijo que la inversión para la obra sería de dos mil millones de pesos.

Junio 2012- Durante la campaña a la gubernatura, el priista Aristóteles Sandoval Díaz aseguró que no se permitirá que se la saque más agua al Lago de Chapala.

EL INFORMADOR / OMAR GARCÍA

CRÉDITOS:  Informador Redacción / PABA Jul-11 19:58 hrs

http://www.informador.com.mx/jalisco/2012/389293/6/con-el-agua-en-el-subsuelo-tan-cerca-y-tan-lejos.htm

Leave a reply