Conagua incrementa dosificación de cloro en el Sistema Cutzamala

Conagua incrementa dosificación de cloro en el Sistema Cutzamala

Locales, Tendencias •

De acuerdo a la dependencia “debido a que en la Presa Valle de Bravo se registra un bajo almacenamiento de agua derivado de la época de estiaje, hay coloración verde en el agua por el aumento en la concentración de algas, mismo que a su vez genera problemas de olor y sabor”.

Toluca  • La Comisión Nacional del Agua, informó a través de un comunicado que “en relación a los reportes sobre presencia de olor y sabor en el agua que llega a las tomas domiciliarias, principalmente en la zona poniente del Valle de México el Organismo de Cuenca Aguas del Valle de México (OCAVM) aclara que estos fenómenos no están asociados con toxicidad, es decir, que no existe daño a la salud de la población”.

Además aseguran que “desde el martes 29 de mayo se llevó a cabo una reunión con personal del Sistema de Aguas de la Ciudad de México (SACM) y la Comisión de Aguas del Estado de México (CAEM) en la que se establecieron acciones por cada una de las partes con objeto de determinar las posibles causas y soluciones al fenómeno”.

De acuerdo a la dependencia “debido a que en la Presa Valle de Bravo se registra un bajo almacenamiento de agua derivado de la época de estiaje, hay coloración verde en el agua por el aumento en la concentración de algas, mismo que a su vez genera problemas de olor y sabor”.

Entre las acciones preventivas e inmediatas se incrementó la dosificación de cloro en el Sistema Cutzamala y permanece en observación para detectar la variación de olor y sabor.

“Tomando en cuenta la experiencia sobre la presencia de olor registrada hace aproximadamente doce años, el OCAVM inició las acciones con personal propio y una empresa de servicio para la dosificación de carbón activado en el agua proveniente de la Presa Valle de Bravo previo al ingreso a la Planta Potabilizadora Los Berros.

“La dosificación será del orden de siete toneladas por día calculando un consumo total de 500 toneladas que deberán ser aplicadas durante los próximos dos meses, hasta que esté establecida la temporada de lluvias y las temperaturas sean menores”.

“Igualmente, el SACM y la CAEM, estarán tomando muestras y realizarán análisis en diversos puntos del Sistema Lerma y tanques de regulación para, en forma conjunta con el OCAVM, dar seguimiento sobre este fenómeno”.

http://www.milenio.com/cdb/doc/noticias2011/493917d77892623016b7556b58df2a94

Leave a reply