Crisis de gobernabilidad = México en estrés hídrico

Crisis de gobernabilidad = México en estrés hídrico

Un fondo de agua que probablemente destine 50 mil dólares en inversiones para realizar una evaluación que permita conservar de manera natural la cuenca.

Alicia Salgado

 

WASHINGTON, D.C.- Si hay un tema que muestra que los problemas de competitividad en nuestro país se originan en gran parte por el “exceso de institucionalidad”, ese es el de la administración de las cuencas de agua.

El presidente Felipe Calderón definió, y claro, que México es un país en estrés hídrico y que para resolver ese gran problema se le ha dado a la Conagua, de José Luis Luege, el mandato de ser administrador y gestor del sistema de aguas nacionales, pero hasta ahora es casi nulo el éxito porque no ha trascendido el manejo político del agua para dar paso a una gestión profesional de la misma.

El problema es que este manejo disperso, desorganizado, con múltiples participantes de paso en los municipios y sus organismos operadores de agua, hace que las actividades de producción agrícola se vuelvan erráticas y que, en lugar de tener ciclos de dos y tres siembras, a veces se logre con pena una siembra y que las exploraciones y explotaciones mineras comiencen a generar conflictos políticos y sociales por la utilización de agua porque compiten, sin lugar a dudas, por un recurso escaso.

Por eso llama la atención el que Fundación Femsa, que preside José Antonio Fernández, sea la primera expresión —yo no creo que será la única— en la que el sector privado se une a un organismo civil internacional como The Nature Conservancy, de Mark Tercek, y a los organismos internacionales multirregionales BID, de Luis Alberto Moreno, y Gustavo de Fonseca del GEF, de ONU, que aportaron cinco millones de dólares el primero, cinco millones el segundo y casi tres los dos últimos, a otros cinco millones aportados por un inversionista privado en lo individual, para integrar la primera base de capital semilla para constituir fondos de agua en la región latinoamericana que se avoquen a generar conciencia entre los usuarios del agua (sobre todo del sector privado y las poblaciones), de invertir en la conservación de las cuencas como un elemento para potenciar el crecimiento económico y sostenido de sus regiones y países.

En México, según la Conagua e INE, hay 37 regiones hidrológicas y 393 cuencas, pero algunas de ellas son muy grandes y se encuentran en el sur. La presión, sin embargo, es fuerte en los estados del norte y en la región del Bajío que une a los estados de Michoacán, Jalisco y Querétaro y en las zonas de humedales del Golfo. Nuevo León es un estado con fuerte presión hídrica.

De ahí que la constitución de un fondo de agua, que probablemente destine 50 mil dólares en inversiones para realizar una evaluación que permita conservar de manera natural la cuenca de agua y sus pozos (inversión en infraestructura verde natural, que incluye proteger nacimientos de agua, cambiar usos agrícolas o ganaderos en cuencas para mejorar calidad y eliminar contaminación por sedimentos, tratar el agua que se usa cuenca abajo para dirigirla a presas o pozos agrícolas), pueda ser el inicio de un cambio real en las políticas públicas locales, regionales y nacional en materia de agua. México puede dejar de ser un país en estrés hídrico, pero se requiere más iniciativa privada y menos institucionalidad desorganizada. Eso me queda claro. ¿Y a usted?

De Fondos a Fondo

El Comisionado Federal de la Cofepris, Mikel Arriola, estuvo en esta ciudad para tener encuentros con los equipos de la Organización Panamericana de Salud, la Federal Drugs Administration, la Agencia de Estados Unidos para el Desarrollo y el Departamento de Comercio. Fíjese que con OPS solicitó el comienzo de certificación internacional de los procesos de revisión de vacunas y medicamentos que realiza el organismo en México —a pesar de que las agencias sanitarias de Brasil y Argentina ya lo lograron— y así conquistar una mayor independencia e inventario, lo que resulta crucial en nuestro país.

Se espera que este fin de semana ande por acá Agustín Carstens, el gobernador del Banco de México. Le diré que el cabildeo se ha incrementado. De hecho, además de haber visitado a casi todos los ministros de finanzas y gobernadores de bancos centrales de la región de América Latina y que estuvo con los de Canadá y también lo hará con los de Estados Unidos, es probable que China le dé el apoyo a México, como también la India y eso restaría pocas posibilidades de “condicionamiento” del voto a Brasil y su constituency, que incluye a Argentina. Pero la presión que está ejerciendo la Francia de Sarkozy, apoyado en la UE, sobre los europeos del Este, África, Rusia y algunos latinos, raya en corrupción, porque amenazan con detener apoyos que son vitales para las ex repúblicas soviéticas, etcétera.

Hoy viernes se cierra el pre registro y se sabrá oficialmente cuántos países postularon candidatos para la sucesión de Strauss-Kahn y, de ser más de tres, habría un proceso de segunda selección para integrar la terna. La elección final se produce el 30 de este mes. Por cierto, este jueves cumplió años Carstens. ¡Felicidades!

Y en la última, le adelanto que el BID de Luis Alberto Moreno está realizando una la conferencia titulada Reduciendo la Brecha: de la evidencia al impacto en las políticas públicas, que por primera vez se efectúa en AL y eligió a México, por ser el país más avanzado de la región en temas de cobertura, efectividad y evaluación de programas sociales. Como para el debate CorderoPeña, ¿no cree usted?

2011-06-10 00:00:00

http://excelsior.com.mx/index.php?m=nota&id_nota=743815

Leave a reply