Cuba defendió el uso del agua como derecho esencial

Cuba defendió el uso del agua como derecho esencial

Naciones Unidas, 27 jul (PL) Cuba afirmó hoy en Naciones Unidas que la cuestión del agua se encuentra en el centro mismo de la supervivencia de la humanidad y que continuará defendiendo ese como un derecho humano esencial.

  Al intervenir en el plenario de la Asamblea General de la ONU, en ocasión de celebrarse el primer aniversario de la adopción de la resolución sobre el derecho humano al agua y al saneamiento, el representante cubano Rodolfo Benítez hizo un llamado ante la situación actual que vive el mundo por el problema del agua.

Recordó Benítez que mientras se hacen discursos "existen en nuestro planeta más de 884 millones de personas sin acceso a fuentes de agua potable y dos mil 600 millones de personas, de ellos casi 1000 millones de niños, no tienen acceso a servicios de saneamiento básico.

Al hablar en nombre de Cuba, el diplomático antillano expresó que no se puede aceptar de manera pasiva que anualmente mueran más de tres millones y medio de personas debido a enfermedades transmitidas por agua contaminada, y que una de cada ocho personas en el mundo no disponga de agua potable.

Si no actuamos con rapidez y eficacia, más de tres mil millones de personas sufrirán en el año 2025 las consecuencias de la escasez de agua, enfatizó.

La mayoría de la población del planeta vive en países en desarrollo, donde el principal uso de ese líquido vital está relacionado con la agricultura y su escasez está determinada entre otras razones por el cambio climático en los recursos hídricos.

Destacó que la resolución 64/292 sobre El derecho humano al agua y al saneamiento, adoptada hace un año, a iniciativa del Estado Plurinacional Bolivia, marcó un momento histórico, apuntó.

Por primera vez âödijoâö, la Organización de Naciones Unidas reconoció el derecho al agua potable y al saneamiento como un derecho humano esencial.

Reiteró en el plenario que Cuba, que desde 1995 alcanzó el Objetivo de Desarrollo del Milenio referido al uso del agua potable y el saneamiento, considera que el acceso al agua constituye un derecho humano fundamental.

Pero subrayó que el criminal bloqueo económico, financiero y comercial impuesto por el gobierno de Estados Unidos contra la nación caribeña por más de medio siglo, ha traído como consecuencia importantes limitaciones y obstáculos para acceder a nuevas tecnologías y productos de la industria del agua.

El embajador explicó que Cuba no apoya los esquemas de privatización del agua ni los mecanismos de mercado que intentan promover las trasnacionales y países desarrollados como supuesta solución a la escasez de recursos naturales, en particular de los recursos hidráulicos.

El acceso al agua potable y al saneamiento en condiciones de equidad, sin discriminación y en la cantidad y calidad suficientes, constituye un derecho fundamental de los seres humanos y no debe ser manipulado como una oportunidad más para la obtención de ganancias.

Benítez saludó la participación en este debate del presidente boliviano Evo Morales, cuya intervención "apoyamos y le agradecemos por el liderazgo mantenido por su país y él en lo personal en temas de altísima relevancia para la comunidad internacional".

pgh/dfm

http://www.prensa-latina.cu/index.php?option=com_content&task=view&id=310307&Itemid=1

Leave a reply