De Temacapulín a León

 

Opinión / Columna

Manuel Villagómez Rodríguez

El Occidental

16 de septiembre de 2014

POLÍTICA INDUSTRIAL

B. Manuel Villagómez Rodríguez.

El Gobernador Aristóteles Sandoval, recibió la recomendación de no al trasvase de agua del Río Verde a León que le entregó el Observatorio del Agua; la recomendación se fundamenta en estudios técnicos, científicos y opiniones de expertos internacionales como el doctor Pedro Arrojo que demostraron las inconsistencias fatales del proyecto de la Presa El Zapotillo, incluyendo la falta de agua del Río Verde y esta recomendación que es vinculatoria para el Gobierno de Jalisco y está afectando los grandes negocios de las empresas españolas Abengoa, y La Peninsular quienes “tenían” asegurado los siguientes grandes negocios: Construcción de la Presa para almacenar 911 Mm3 de agua, con una cortina de 105 metros de altura; construcción del acueducto Zapotillo-León y los acueductos Zapotillo-Los Altos y manejar el nivel de la cortina y distribuir y sanear el agua durante 25 años en León y Los Altos.

Hoy la situación es muy delicada porque Elías Chedid de la Conagua, se niega rotundamente a aceptar que se cancelen estos negocios y exige que se almacenen 911 Mm3, que se inunden las tres comunidades y se envíen a León 332 en lugar de los 120 que les corresponden, quitándole a Jalisco 196 para consumo humano y 16 para uso agrícola (56%), no obstante la resolución de la SCJN, que es favorable a Jalisco.

El debate llegó políticamente a una presión muy alta, es una olla exprés porque el gobernador de Guanajuato Miguel Márquez declaró que el problema es de la Conagua y que han cumplido con todo incluyendo el dinero y el Gobierno de Jalisco declara: “el balón está en manos de las autoridades federales, específicamente en la Conagua” y no se le debe permitir a la Conagua quedar como autoridad absoluta, por ser Jalisco un estado libre y soberano, por lo que, el Gobernador de Jalisco puede recurrir a las siguientes alternativas: 1.- Para enviar la recomendación del no al trasvase, antes se deben de negociar los decretos que le dan: 120 Mm3 del Río Verde a León y 300 a Guadalajara y que, con los 240 que se tienen en Chapala, suman 540. 2.- El decreto del 31 de marzo de este año, confirma nuestro derecho a 240 Mm3 que tenemos del Río Lerma vía Chapala para consumo humano. 3.- De esta cantidad hay que negociar: que León tome del Río Lerma los 120 Mm3 almacenados en la Presa de Solís y bombearlos del Lago de Yuriria y que a Guadalajara le queden sólo 120 del mismo Río que tomaremos de Chapala. 4.- Los Decretos reservan 300 Mm3 para Guadalajara del Río Verde y, al quedarnos con los 120 que tiene León en el Río Verde y los 120 de Chapala, obtenemos los mismos 540 (agua para 100 años si los cuidamos). 5.- Que el Congreso interponga una controversia constitucional en contra del acuerdo de septiembre de 2005 de Ramírez Acuña para que no se almacene el agua de Los Altos en el Zapotillo y que esta presa se queda solamente para darle el agua a León, que se entreguen a Los Altos los 72 Mm3 que prevén los decretos y no los 56 que dice el acuerdo, en virtud de que el Congreso de Jalisco no sabe de este acuerdo. 6.- Al no almacenar el agua de Los Altos en El Zapotillo, se salvan las tres comunidades y almacenándola en la Presa de El Salto, se ahorra dos metros de bombeo, 105 kilómetros de acueducto y mucho dinero al no ser usuario del Zapotillo. Si Aristóteles actúa así, largos y felices serán sus días ante los ciudadanos al lograr el entendimiento y podrá pasear de Temacapulín a León.

El debate político entre Guanajuato y Jalisco ya es una olla de presión y le toca al gobierno de Jalisco desactivarla porque tenemos la razón.

mvrfundacion@gpovillamex.com fundacion_clcs@gpovillamex.com

http://www.oem.com.mx/eloccidental/notas/n3539285.htm

Leave a reply

Softplug.net