Declaración final del V Encuentro del MAPDER, Temacapulin, Jalisco ( 21 de junio de 2008)

Los días 19, 20, 21 de Junio de 2008, en la Comunidad de Temacapulín, Municipio de Cañadas de Obregón, Jalisco realizamos el V Encuentro Nacional del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER).

El V Encuentro del MAPDER se llevó a cabo en conjunción con el Ier Encuentro de la Red Mexicana de afectados por las Minas. Los trabajos se llevaron a cabo en la doble modalidad: en forma conjunta y paralela según los temas tratados. Las relatorías se presentaron por separado.

Estuvimos presentes en los encuentros 307 compañeras y compañeros de 13 estados de la República Mexicana, representantes de 62 organizaciones; además de miembros de organizaciones solidarias de Guatemala y Estados Unidos.

El primer impacto de quienes asistimos al V Encuentro fue encontrarnos con la amistosa y extraordinaria recepción de los habitantes de Temacapulín. Para ellos nuestro agradecimiento.     

EL MAPDER EN EL CONTEXTO DEL MUNDO GLOBALIZADO

El V Encuentro del Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER) realizado en Temacapulín, Jalisco, dio cuenta de la madurez y los alcances de las distintas experiencias adquiridas por los afectados por la construcción y los proyectos de presas en México, en los cuatro años de luchas transcurridos a partir del 1er. Encuentro realizado en La Parota, Guerrero en el cual se constituyó el MAPDER en octubre de 2004. El V Encuentro reflejó la continuidad del movimiento expresado en cada uno de los encuentros anteriores, el 2º realizado en Arcediano, Jalisco, el 3º en el Distrito Federal y el 4º en Jalapa del Marqués, Oaxaca.

La realización del V Encuentro en Temacapulín expresa la pertinencia y visión del MAPDER de llevar los encuentros a los movimientos de afectados que, en el momento preciso requieren de ser respaldados por el conjunto de los integrantes del MAPDER. El movimiento contra la presa de El Zapotillo en Temacapulín, Acasico y Palmarejo sintió que no está solo, se percató de que tiene por delante muchas perspectivas de impedir que inunden su bello pueblo, sus tierras, sus aguas termales y su cultura, si conservan y fortalecen la unidad en contra de la construcción de la presa y si usan adecuadamente los mecanismos de defensa utilizados en los distintos movimientos que estuvimos aquí para transmitirles nuestras experiencias. Su movimiento es también respaldado por el triunfo obtenido en el 2005 por los compañeros de San Gaspar, Jalisco, en contra de la construcción de la presa San Nicolás en tierras cercanas, planeada con los mismos propósitos que las autoridades trasladan ahora a Temacapulín.

Al V Encuentro asistió por primera vez el movimiento de resistencia en contra del nuevo proyecto de la Comisión Federal de Electricidad (CFE) de construir la presa El Paso de la Reina en la zona costera alta del estado de Oaxaca inundando y desplazando a pueblos enteros. Los representantes de esta lucha, venidos de Tataltepec, Plan del Aire y Santiago Ixtayutla, Oaxaca regresan a sus pueblos con la certeza de que hay un movimiento nacional de afectados por las presas que respalda su resistencia, además de llevar, muy confortados, el conocimiento de otras experiencias que ya vivieron las etapas de la lucha por las cuales ellos están pasando, y que hay formas de organización, mecanismos jurídicos y acciones de solidaridad que pueden llevar al triunfo de los movimientos de resistencia y que los participantes al V Encuentro consideramos prioritaria su resistencia en contra del proyecto Paso de la Reina.

El contexto político social que enmarca el V Encuentro Nacional del Mapder es de suma gravedad. En México estamos viviendo la embestida de los grupos conservadores más reaccionarios que, instalados en el poder político cumplen al pie de la letra los dictados de los dueños del dinero. Este proyecto, aplicado por los priístas y panistas durante los últimos sexenios, sigue ciegamente los dictados del capitalismo mundial que viene imponiendo el mismo esquema neoliberal en todos los países a través de sus principales instrumentos de dominio financiero y económico: el Banco Mundial, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Interamericano de Desarrollo, la Organización Mundial del Comercio y demás organismos encargados de llevar adelante el despojo de los bienes y recursos de todas las naciones.

Esta agresión del neoliberalismo se manifiesta a través de los procesos cada vez más agresivos de privatización de las empresas, de los medios de producción y desarrollo en su propio beneficio. Significa el dominio sobre los recursos naturales, principalmente del agua, despojándola de su carácter de bien común y transformándola en mercancía. Sin embargo es el dominio de la energía su objetivo principal. El capitalismo mundial requiere ejercer, a través de sus empresas, el control absoluto sobre los procesos de extracción, generación y distribución de los recursos energéticos de todos los países. Para ellos el petróleo, el gas, el agua, los recursos naturales y la generación de energía eléctrica son estratégicos y están dispuestos a arrebatarlos a como dé lugar.

Pero esta embestida se topa con resistencias que van adquiriendo experiencia en sus luchas por la defensa de sus recursos naturales, de su empleo, niveles de vida y en contra de las privatizaciones. En México va tomando relevancia la lucha por la defensa de nuestros recursos estratégicos. La lucha cada vez más amplia de amplios sectores en defensa del petróleo es el movimiento más relevante de la coyuntura actual. Es crucial haber entrado en una fase de movilización generalizada en defensa del principal recurso energético, que constitucionalmente sigue siendo de la nación, o sea de todos los mexicanos, y por que no pase a ser parte de las empresas trasnacionales. Está latente la lucha en contra de la privatización de la industria eléctrica encabezada por los electricistas del SME. Continúa la exigencia de cientos de miles de trabajadores por la anulación de la Ley del ISSTE. Están en pie de lucha millones de campesinos que impugnan el modelo agropecuario del gobierno y los efectos devastadores del Tratado de Libre Comercio (TLCAN), y se avanza los procesos de organización en varios estados de la República, contra de la extracción depredadora de los recursos minerales que llevan a cabo las grandes corporaciones mineras trasnacionales.

El Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER) es parte de este proceso de lucha por la defensa de los recursos estratégicos. Nuestra defensa como afectados por los proyectos y la construcción de presas nació de la defensa de la tierra, el territorio, el agua, los recursos naturales y los derechos fundamentales. Sin dejar estos principios básicos de resistencia, como Mapder hemos pasado a la proyección de un nuevo modelo energético para el país que supere la visión del modelo energético actual y que anteponga los intereses legítimos de los auténticos dueños de la tierra así como los intereses del pueblo en su conjunto. El V Encuentro del MAPDER asumió la tarea de avanzar y trabajar sobre un nuevo modelo energético para el país. Llevar adelante los estudios y la investigación sobre la matriz energética y las fuentes de generación de energía con la visión y la claridad de que nuestra tarea será proponer alternativas energéticas para el pueblo en su conjunto, no para el capital.

EL V ENCUENTRO NACIONAL DEL MAPDER EXIGE:

A la Comisión Nacional del Agua, Comisión Estatal del Agua y al Gobernador del Estado de Jalisco, la cancelación definitiva de la presa El Zapotillo. El respeto al derecho a la información, a la consulta y a la participación de las comunidades de Acasico, Palmarejo y Temacapulín así como la garantía de sus derechos económicos sociales culturales y ambientales. Demandamos el alto al proyecto de reubicación, el proceso de amenzas y hostigamiento de las comunidades afectadas por el proyecto Presa El Zapotillo.

Exigimos la cancelación definitiva del Proyecto Hidroeléctrico Presa La Parota.

La salida inmediata de la Comisión Federal de Electricidad de las comunidades afectadas por el proyecto Paso de la Reina en Oaxaca.

La cancelación definitiva de la Presa de Arcediano por la grave contaminación del Rió Santiago y los riesgos que esto implica para la salud de más de cuatro millones de habitantes de la Zona Conurbada de Guadalajara, Jalisco.

Detener el proyecto de convertir en hidroeléctrica la Presa Benito Juárez en Jalapa del Marqués, Oaxaca.

Exigimos el cese a la sobreexplotación del acuífero principal de la región Lagunera ocasionada por la leche Lala.

Exigimos proyectos como remuneración de las tierras de Llano de los Vela, Ejido Llano de Saluyinita y Paso de la Yesca que serán afectadas por el embalse de la presa La Yesca.

Denunciamos que la CFE no pagó los daños y perjuicios que ocasionó con La Presa El Cajón y no respetó el amparo 231/2005 que el juzgado tercero otorgó al poblado El Ciruelo en el Estado de Nayarit.

Exigimos a los integrantes del Instituto de Derecho Ambiental (IDEA)  la entrega sin condición ni cobro alguno, de los documentos que integran los expedientes de los afectados de La Presa el Cajón de la comunidad de El Ciruelo, Nayarit y de la Comunidad de Acasico y Cañada de Obregón, Jalisco.

Demandamos la indemnización justa para la familia de Miguel Ángel López Rocha, niño de ocho años, fallecido en febrero del año en curso por los altos niveles de contaminación del Rió Santiago.

Se declare zona de emergencia ambiental y zona de acción extraordinaria en materia de salubridad general a los municipios de Juanacatlán y El Salto, Jalisco, así como el saneamiento integral de La Cuenca del Alto Santiago.

Rechazamos la política de desarrollo impulsada por Gobierno Federal sobre megaproyectos, que desplazan a comunidades de sus territorios y sus recursos naturales.

Exigimos la reparación de los daños ocasionados a las comunidades del Istmo de Tehuantepec por la imposición de los parques eólicos ya establecidos, y la cancelación definitiva del megaproyecto Corredor Eólico del Istmo. 

Denunciamos  la privatización y la entrega de la generación de energía a las empresas transnacionales Iberdrola, Gamesa Eólica y Union Fenosa.

Demandamos un alto a la privatización del agua, de la energía y los recursos naturales estratégicos.
 


¡NI UNA LUCHA AISLADA, NI UNA PRESA MÁS!

Temacapulín, Jalisco, 21 de junio del 2008.

Leave a reply

Softplug.net