Declaratoria III Aniversario Movimiento de resistencia contra la presa La Parota (junio, 2006)

El CONSEJO DE EJIDOS Y COMUNIDADES OPOSITORES A LA PRESA LA PAROTA (CECOP), declara:

Tres años de lucha y resistencia de los comuneros de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, y de los ejidatarios de Los Huajes, Dos Arroyos y La Palma en contra de la construcción de la presa La Parota, nos acercan a los hombres y mujeres que, junto con el general Juan Dorantes nos dieron estas tierras que ahora trabajamos, que son fuente de vida, riqueza y desarrollo real para nosotros y para nuestros hijos.

En tres años de resistencia, la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y los gobiernos, federal y estatal no han logrado su propósito de despojarnos de la tierra y del territorio que es nuestro, que fue de nuestros padres y será de nuestros hijos. No han logrado tampoco quitarnos el agua de nuestro Río Papagayo. Desde aquí les decimos a los del poder, que no les permitiremos consumar el despojo.

En estos tres años hemos visto cómo se manejan los que tienen el poder. Cómo la CFE, junto con el gobierno del estado, mueven a sus títeres, los viejos líderes corruptos de la Confederación Nacional Campesina (CNC) del PRI. Cómo sus lidercitos locales han comprado a los comisariados para que traicionen a sus pueblos.

Somos testigos, y lo hemos denunciado, que la Procuraduría Agraria, el Procede, los notarios, se vendieron a la CFE y declararon válidas las asambleas amañadas resguardadas por más de mil policías que impidieron el paso a los verdaderos comuneros y ejidatarios que nos oponemos a la presa. Hemos visto cómo algunos profesores desclasados de las universidades se han convertido en mecenarios. Cómo los gobernantes han comprado las conciencias de la mayoría de diputados, regidores y demás servidores públicos que sólo sirven como comparsas de la corrupción.

Pero también decimos a todos, que en estos tres años hemos demostrado la dignidad, el aplomo, la consistencia y la unidad de nuestra lucha. A nuestro movimiento de resistencia integramos la lucha legal: Sabemos ahora que nuestra Constitución nos respalda y que hay leyes nacionales e internacionales que detienen obligadamente a gobernantes prepotentes que piensan que nos van a avasallar impunemente.

Somos firmes en nuestras acciones: Tenemos demandados a los comisariados corruptos que, empujados por la CFE y el gobierno estatal, rompieron la legalidad y realizaron asambleas amañadas e ilegales, fuera de los núcleos agrarios y fuera del municipio, y creyeron que con la falsificación de firmas iban a vender nuestras tierras. Estas asambleas han sido objeto de denuncias a nivel nacional e internacional.

La Semarnat tiene que aclarar porqué aprobó la Manifestación de Impacto Ambiental, cuando no dice nada sobre sismicidad, sobre daños a la salud, sobre destrucción de fauna y flora ni sobre afectación de los mantos freáticos que dejarían sin agua al puerto de Acapulco.

La Procuraduría General de la República (PGR) tiene conformados los expedientes contra el Comisariado de Bienes Comunales por la falsificación de firmas en la asamblea del 25 de abril de 2004 y contra la CFE por delitos ambientales cometidos cuando entró a nuestras tierras sin permiso de la SRA, de la Semarnat, y desde luego, sin nuestro permiso, hace exactamente tres años. Por eso iniciamos nuestra lucha. Por eso sacamos la maquinaria de la CFE y expulsamos a sus funcionarios.

Nuestra lucha se fortaleció cuando conformamos, junto con los afectados de todo el país, el Movimiento Mexicano de Afectados por las Presas y en Defensa de los Ríos (MAPDER). Ampliamos nuestros conocimientos sobre los efectos devastadores que provocan las presas al participar en el Movimiento Mesoamericano contra las Represas y al formar parte de la Red Latinoamericana contra las Represas, por el Agua, los Ríos y sus Comunidades (REDLAR).

Nuestro movimiento ha ganado el reconocimiento y la solidaridad de organizaciones y de redes internacionales tales como FIAN Interncional, Coalición para el Habitat, Fundación por una Nueva Cultura del Agua de España, el MAB y Assemae de Brasil, Red Vida, Canadian Council, Vía Campesina, y organizaciones nacionales defensoras de los Derechos Humanos, Derechos Económicos Sociales, Culturales y Ambientales como Cemda, Tlachinollan, Prodh, Serapaz, el Espacio Desc, Imdec y, entre muchas otras, organizaciones como la Amap, Ucizoni, Rmalc, la Alianza Social Continental con quienes juntos enfrentamos la lucha contra la depredación y la rapiña ocasionadas por los megaproyectos de inversión.

EN ESTE III ANIVERSARIO NOS COMPROMETEMOS A DEFENDER NUESTROS MÁS APRECIADOS Y FUNDAMENTALES DERECHOS.

El Derecho a la Información y a la Consulta: Hace tres años, la CFE sin ninguna explicación, información, consulta, ni permiso alguno se metió a nuestras tierras y destrozó nuestros corrales para iniciar, lo que después supimos, que era la construcción de una presa. Este atropello lo denunciamos entonces, lo denunciamos ahora así como lo denunciamos ante la ONU y los demandamos ante las autoridades nacionales. La Comisión Federal de Electricidad (CFE) tiene, ante la Procuraduría General de la República una denuncia penal por esta violación a las leyes agrarias, a la ley sobre el medio ambiente y al código penal federal.

Nuestro Derecho a la Libre Determinación fue violentado por la CFE y los gobiernos nacional y estatal: Han querido imponer La Parota por la fuerza, violando nuestros derechos a disponer libremente de nuestras riquezas y nuestros recursos naturales. Todo esto se traduce en la intención de despojarnos de nuestros medios de subsistencia. Están atentando directamente contra nuestra autonomía, contra nuestras raíces y costumbres. Han utilizado la represión, el asesinato y el encarcelamiento para despojarnos de nuestros recursos, y nuestro territorio y así desplazarnos fuera de nuestras comunidades.

El Tribunal Unitario Agrario No 41 con sede en Acapulco determinó la Nulidad de la asamblea fraudulenta del 23 de agosto de 2005, celebrada irregularmente fuera del núcleo agrario y fuera del municipio. A pesar de que posteriormente se decretó reponer el procedimiento, la CFE sigue actuando ilegalmente hostigando permanentemente a las comunidades que se oponen a la presa. Particularmente, la CFE apoyada por la policía estatal, ejerce presión en los ejidos, en tanto que están en curso las demandas de nulidad de las asambleas ilegales que realizaron, fuera de las comunidades y del municipio, resguardadas por cientos de policías que reprimieron a la población en los ejidos de Los Huajes, Dos Arroyos y La Palma.

Nuestros Derechos Humanos, Civiles y Políticos han sido violados: La realización de las asambleas fraudulentas ha sido acompañada del despliegue de cientos de policías. En el caso de los Bienes Comunales de Cacahuatepec, realizada en San Marcos, fuera del municipio de Acapulco, más de mil policías impidieron con toletes y gases lacrimógenos el paso a los opositores a la presa, que somos la mayoría de comuneros. Represión aún más agresiva se dio en contra de los ejidatarios de Dos Arroyos y Los Huajes, para impedir el paso a sus asambleas. Este clima de represión y hostilidad provocado por la CFE al romper el tejido social, ha llevado al asesinato de tres campesinos, dos opositores y un ejidatario afín a las autoridades ejidales.

Los Derechos Económicos, Sociales y Culturales de nuestras comunidades están amenazados: La CFE y los gobiernos, federal y estatal deben saber que no van a pasar por encima de nuestros derechos a la Alimentación, a la Salud, la Educación, a la Tierra y al Agua. Somos campesinos que defendemos nuestras tierras. Seguiremos en esta lucha, y seguiremos siendo campesinos. Esta es nuestra decisión y este es nuestro derecho.

Defendemos nuestros Derechos Ambientales, el agua y la biodiversidad existente en nuestro territorio: El Veredicto del Tribunal Latinoamericano del Agua exige CANCELAR el Proyecto Hidroeléctrico La Parota. Denuncia que este proyecto viola la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, la Ley de Equilibrio Ecológico y del Medio Ambiente, la Ley de Aguas Nacionales y la Ley General de Salud. Señala violación del Art. 27 Constitucional al afectar derechos jurídicos de los núcleos agrarios, ejidales y comunales y denuncia carencias y falsedades en la Manifestación de Impacto Ambiental.

El Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de la ONU, el 19 de mayo de 2006, emitió las siguientes recomendaciones para el Caso Presa La Parota: El Comité encargado de vigilar la aplicación del Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) recomienda:

1.- (Párrafo 28). Urge al Estado Mexicano que consulte adecuadamente a las comunidades campesinas e indígenas que puedan ser afectadas por estas megaobras.
2.- Exige se garantice el previo consentimiento informado de las comunidades en cualquier proceso de toma de decisiones relacionado con proyectos que afecten sus derechos reconocidos en el PIDESC.
3.- Urge al Estado Mexicano reconocer los derechos de propiedad y posesión de las comunidades sobre las tierras que tradicionalmente ocupan. Pide al Estado Mexicano referirse de forma especial a las observaciones generales 14 y 15 del PIDESC que detallan el derecho al nivel más alto de salud y derecho al agua.

Es necesario redoblar esfuerzos en la defensa de nuestros derechos más elementales, y a la vez continuar elevando el nivel de conciencia alcanzado por nuestro movimiento. Se requiere de un espacio de mayor diálogo y afianzar nuestra identidad cultural, nuestras raíces y tradiciones, por lo que, en este encuentro por el Diálogo, la Resistencia y la Identidad, en el III ANIVERSARIO DEL MOVIMIENTO DE RESISTENCIA CONTRA LA PRESA LA PAROTA acordamos:

I. Nuestro movimiento, conducido por el CECOP, dará pasos firmes para recomponer el tejido social que vino a romper la CFE en nuestro territorio al entrar a nuestras tierras y tratar de imponer unilateralmente la presa La Parota. Debemos dar fin a los enfrentamientos entre comunidades y aún entre familias por diferencias que tienen que ver con el rechazo a la expropiación de nuestras tierras para la construcción de la presa.

Daremos inicio a un diálogo entre comuneros y ejidatarios de una y otra posición; para lo cual pediremos la intervención de un mediador de la más alta y reconocida calidad moral que conduzca el diálogo y nos lleve a alcanzar la paz social en nuestros pueblos.

II. Profundizar la recuperación de nuestra identidad indígena, nuestra cultura y nuestra historia. Exigiremos por la vía legal, que la CFE entregue las piezas arqueológicas que extrajo de nuestro territorio, cuando en 2003, comenzó a tirar cerros, abrir brechas, y cavar túneles y socavones. Abriremos un museo de sitio y convocaremos a antropólogos e investigadores para estudiar los sitios arqueológicos existentes a la orilla del Río Papagayo y recuperar lo que durante centurias fue el paso del comercio precortesiano entre el altiplano y Acapulco.

Recuperamos la figura del Consejo de Principales en cada uno de nuestros pueblos y promoveremos el estudio de la lengua Náhuatl, como nuestra lengua materna, que es la que hablan nuestras abuelas y abuelos y que nos ha sido enajenada por las políticas gubernamentales de integración étnica.

III. Para nuestros pueblos, para los ejidatarios y comuneros de estos territorios, el Proyecto Hidroeléctrico Presa La Parota ESTÁ CANCELADO.

La decisión de nuestro pueblo ha sido retomada por cientos de organizaciones en México, Latinoamérica y en todo el mundo. Exigimos a las autoridades de todos los niveles que respeten esta decisión de los pueblos. Ya lo hicimos saber en carta dirigida al presidente de la República; le exigimos respeto a la voluntad de miles de campesinos que no estamos dispuestos a ser objeto del despojo.

Esta es la decisión de la mayoría de los 25 mil campesinos amenazados por el desalojo y de los 75 mil campesinos cuyas tierras quedarían desertificadas río abajo.

En este Tercer Aniversario de nuestro movimiento decimos a las organizaciones fraternas y a los pueblos de México y el mundo, que no vamos a permitir el despojo. No van a sacarnos de nuestras tierras ni van a manchar con sangre nuestro territorio y nuestra historia. La tierra y el agua del Río Papagayo son nuestra vida.

Aguacaliente, Bienes Comunales de Cacahuatepec,
Acapulco, Gro, 28 de julio de 2006.

¡LA TIERRA NO SE VENDE!

CONSEJO DE EJIDOS Y COMUNIDADES OPOSITORES A LA PRESA
LA PAROTA (CECOP).

Leave a reply

Softplug.net