Decretan uso doméstico de aguas del río Balsas

Decretan uso doméstico de aguas del río Balsas

Con el mandato se beneficiará a 10.32 millones de habitantes

 

Domingo 20 de marzo de 2011 Silvia Otero | El Universal

silvia.otero@eluniversal.com.mx

HUETAMO, Mich.— El presidente Calderón decretó el uso doméstico de las aguas del río Balsas, medida que beneficiará a 10.32 millones de habitantes de 340 municipios en ocho estados.

Desde 1966 se decretó una veda para el uso de las aguas del Balsas, que sólo podrían utilizarse para las presas generadoras de electricidad.

“No podemos seguir viendo poblaciones de toda la cuenca del río Balsas donde no tienen acceso al agua potable, y pasen grandes volúmenes de agua. Como decían antes: ‘Como perro de carnicero, ver la carne nada más y estársela saboreando’”, dijo Leonel Godoy, gobernador de Michoacán.

Calderón coincidió: “De eso se trata, que la gente no esté viendo el río caudaloso, como es hoy, en plena seca por ejemplo, el río Balsas, y que no puedan usar el agua ni para tomar”.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) informaron que la región hidrológica 18 del río Balsas es una de las más importantes del país, pues en ella están establecidos 10.32 millones de habitantes, que generan 6% del Producto Interno Bruto (PIB).

Desde la década de los 30 se instalaron centrales hidroeléctricas cuya viabilidad se garantizó en 1940, mediante tres decretos. Un cuarto mandato —de 1966— oficializó la veda por tiempo indefinido para el otorgamiento de concesiones de agua del río Balsas.

José Luis Luege Tamargo, titular de la Conagua, dijo que el decreto de 1966 implicó una fuerte restricción para el uso público-urbano-agrícola.

Los beneficios incluyen 34 municipios del Estado de México; 39 de Guerrero; tres de Jalisco; 29 de Michoacán; 21 de Morelos; 78 de Oaxaca; seis de Tlaxcala, y 130 de Puebla.

Zeferino Torreblanca, gobernador de Guerrero, rememoró que “desde la época del general Lázaro Cárdenas como vocal de la Comisión del Balsas (en la década de los 60) no se habían tenido acciones para mejorar el distrito de riego en Guerrero”.

El presidente Calderón dijo que en tiempos del general Cárdenas se pensó en guardar toda el agua, “hasta la última gota que escurriera, para las presas. Y sí, sí es muy importante para generar electricidad”.

Dijo que “calculamos seis millones de personas que viven aquí, en los municipios de la cuenca, en las comunidades alejadas, en las rancherías, no pueden disponer agua para consumo humano… Es una modificación importante, porque por primera vez no sólo se va a reconocer, sino que le vamos a dar prioridad al consumo humano, por encima de cualquier otro uso”.

Dijo que la decisión se tomó con base en cálculos detallados con la Comisión Federal de Electricidad, para saber cuánta agua requiere ésta para las presas, básicamente las más grandes, de La Villita e Infiernillo.

El gobierno federal establecerá las medidas y asegurará el uso racional y sustentable del agua, con el compromiso de los habitantes de la cuenca, precisó el presidente de la República.

El titular del Poder Ejecutivo federal dijo que con estas medidas se garantiza el suministro de agua en el corto, pero sobre todo en el largo plazo.

http://www.eluniversal.com.mx/nacion/184285.html

Leave a reply