Defenderán el agua del Lerma con la vida

Defenderán el agua del Lerma con la vida

 

Por: Esaú González / HUANÍMARO, Domingo, 14 de Agosto de 2011

 

Ayer seguía cerrado el flujo del líquido hacia el lago de Chapala sin haber diálogo con la Conagua

El grupo de campesinos de los estados de Guanajuato y Michoacán que cerró las compuertas del dique Markazuza en el río Lerma a su paso con Huanímaro, logró captar medio millón de metros cúbicos de agua durante la noche y madrugada del sábado.

Además, los productores dejaron un rol de guardias para evitar la reapertura y anunciaron que "si vienen a quitarnos, no importa los descalabrados o los muertos, vamos a pelear el agua".

Se recordará que este viernes un centenar de campesinos de Valle de Santiago, Pueblo Nuevo, Abasolo, Huanímaro y Pastor Ortiz, decidieron suspender el desfogue de agua del Lerma al lago de Chapala entre los poblados Paso de Cobos en Huanímaro y Pastor Ortiz en Michoacán.

publicidad

Lo anterior, luego de que infructuosamente pidieron en la Comisión Nacional del Agua (Conagua) un riego de auxilio para sus cultivos.

Ayer, los productores informaron que para poder salvar el ciclo primavera-verano en la cuenca del río Lerma se requieren al menos 150 millones de metros cúbicos de agua que serían desplazados en la rivera con un beneficio a 12 mil hectáreas de maíz y sorgo que hay sembradas.

En este punto del río, la finalidad con la que han cerrado las compuertas federales, ha sido -según los productores- para tratar de almacenar el vital líquido que se ha estado filtrando por medio de los escurrimientos ocasionados por las últimas lluvias.

El objetivo es evitar el paso de agua al lago de Chapala, en Jalisco, independientemente de si el líquido forma parte del convenio de distribución de la cuenca Lerma-Chapala.

Los agricultores dicen que "en Guanajuato el gobierno sólo piensa en sus intereses, no ve que el agua es de los guanajuatenses y no de unos cuantos ricos que viven Jalisco; nos vamos a morir de hambre si no cosechamos".

Conagua se retira

Alrededor del mediodía, Francisco Javier Carrillo Hernández, jefe de unidad de la Comisión Nacional del Agua pasó por el sitio en el que estaban los campesinos, pero no se bajó de la camioneta en la que viajaba, aun y cuando horas antes había anunciado que iba abrir las compuertas e iba a tener un diálogo con los inconformes.

Los productores prefieren mantener el anonimato a fin de evitar consecuencias ante autoridades del gobierno federal. No obstante, mencionaron que mantendrán cerradas las compuertas hasta que logren obtener agua o el gobierno resuelva su situación.

Hasta morir

Cuestionados sobre la posibilidad de que se use la fuerza pública en su contra, comentaron que van a pelear: "estamos enfermos, algunos no podemos ni caminar, ya no importa si nos matan, pero a este pinche gobierno no le interesa el campo, pero ahí vienen las elecciones y van a querer el voto; les vale porque ellos no siembran, no cosechan, no sudan las tortillas sólo se las comen", dijeron.

A las cuatro de la tarde, sólo quedó una parte de los campesinos, quienes acordaron rolar cada cuatro horas el cuidado de las compuertas, al igual dijeron el lunes van a ir a la Conagua donde "al menos les vamos a gritar, porque hay una gran corrupción y manejo de intereses".

Robos debilitan al campesino

A los daños en la agricultura causados por la falta de lluvia se suman los que provocan delincuentes con el robo de compuertas, hidrantes e instalaciones eléctricas de los pozos, denunció este sábado el módulo de riego "Margen Derecha" del Distrito de Riego 085.

Su presidente Javier Mejía González explicó que pedirán a la Conagua instalar compuertas de plástico ya que además el Ministerio Público no investiga los robos que se denuncian.

Explicó que desde que inició el riego en febrero ya se han robado 40 ó 50 compuertas de los canales principales y laterales. Inclusive hubo un caso en el que se utilizó maquinaria pesada para robar una pesada compuerta.

Cuando no se llevan las pesadas hojas de fierro, se apoderan de los volantes y tornillos con las que se manejan las mismas. Por ello urgió también a que se investigue a los vendedores de chatarra pues son ellos los que venden el metal robado.

En la "Margen Derecha" se han gastado unos 150 mil pesos en reponer lo robado y si se toma en cuenta que los únicos ingresos del módulo son las órdenes de riego, con lo que sobra es difícil dar mantenimiento a la infraestructura.

Mejía González agregó que también hay robo de arrancadores y transformadores de los pozos para extraerles el cobre lo que deja a los campesinos sin riego.

http://correo-gto.com.mx/notas.asp?id=237605

Leave a reply